publicidad
  21/09/2015

José Luis Antón

Director de Testing y Control de Software. Sogeti España

Nadie ignora que el mercado del software vive cambios profundos. De esos cambios se ocupa esta entrevista, desde el ángulo del testing y control de calidad. José Luis Antón, con larga trayectoria en esta actividad, dirige en España la división correspondiente de Sogeti, que forma parte del grupo Capgemini. Es inminente la aparición de la edición 2015/16 del World Quality Report, cuya entrega anterior ya pronosticaba que esas funciones seguirían ganando peso en los presupuestos de TI este año y los próximos. La externalización es práctica corriente, porque las empresas encuentran dificultades para disponer de herramientas y profesionales idóneos con los que desempeñar esas tareas internamente.

José Luis Antón

José Luis Antón

De hecho, decía el informe del año pasado, las inversiones en soluciones de calidad ya superaban las dedicadas a mantenimiento y modernización de aplicaciones. Por otro lado, hay un desplazamiento del foco de las inversiones: un 40% se destina a nuevos proyectos en Big Data y un 27% a iniciativas en la nube.

La metodología aplicada por Sogeti, subraya Antón en la entrevista, propone que las pruebas de software se inicien desde las fases más tempranas de un proyecto, lo que permite anticiparse a los fallos, reduciendo así en gran medida los costes de su mantenimiento.

Porque los ciclos de vida en el desarrollo del software, los nuevos paradigmas, el paso de unas formas de trabajo tradicionales en cascada a los entornos Agile, los períodos más cortos para entregar resultados y pasar a producción…, todos estos factores afectan la actividad de Sogeti, explica Antón: “hemos tenido que adaptar nuestras metodología y nuestros equipos a un trabajo que está mucho más imbricado con el desarrollo […]”.

¿Acaso antes el testing y el desarrollo no estaban imbricados?

Quiero decir que la calidad está cada vez más embebida en el proceso de desarrollo propiamente dicho. La exigencia de ciclos más cortos de salida a producción hace que tengamos menos tiempo y estemos más involucrados junto con el cliente. A nivel técnico, pero también en el plano estratégico, porque el cómo se abordan los proyectos dentro de las organizaciones está teniendo un impacto directo: cloud, social, móvil, analytics…¿cómo no van a afectar nuestro trabajo estos paradigmas ascendentes?

publicidad

¿En qué se traduce el impacto?

En primer lugar, en una serie de cambios internos. La carrera profesional, la formación, la adopción de metodologías más estructuradas, un testing más funcional. Esto no vale sólo para Sogeti ni sólo ocurre en España, es una circunstancia mundial. Lo que sí es característico del mercado español es la existencia de una competencia feroz, me atrevería a decir que en cierta medida desleal. Puedo contar un caso real, pero no el nombre de las partes…

Es respetable.

Hace más de año y medio arrancamos en prueba un servicio de testing con alto valor para cierto cliente, con bastante involucración interna, con reuniones de seguimiento y resultados periódicos satisfactorios. Cuando, a los 18 meses, el cliente lanzó un RFP [request for proposal], naturalmente competimos sobre la base de lo hecho, pero otro proveedor se llevó el contrato gracias a una oferta temeraria. La obsesión por el precio y sólo por el precio puede volver a manifestarse, dadas las circunstancias.

¿No podía ocurrir hace unos años?

No de una manera tan burda y descarada. Se supone que estamos en una actividad que busca la calidad. Reducir costes es un objetivo aplicable a todo el proceso de desarrollo, lo que no significa reducirlos drásticamente en la fase que garantiza la mejora del conjunto.

¿Los márgenes son generosos en este negocio?

Eran generosos. Hoy están muy lejos de los del 2007. Hace unos días, me decía el CIO de una compañía de seguros: “me temo que nos la hemos cargado, porque salimos a comprar por precio y en consecuencia recibimos un servicio de medio pelo”. Tal como está el mercado, entran empresas que no son especialistas en testing, o generalistas que tienen capacidad sobrante […]

¿En qué ha cambiado el mercado, aparte de esa competencia?

En que los clientes requieren soluciones integrales. Hace ocho o diez años, el testing era visto como una práctica aislada de los equipos de desarrollo; hoy se considera como algo muy especializado, por esto resulta contraproducente que bajen los márgenes. El mercado crece porque se contratan servicios a lo largo de todo el ciclo de vida, pero el testing como actividad pura tiene menos demanda: ahora está muy cerca del estadio de producción.

¿Qué implicaciones tiene?

[…] Que si uno de los eslabones no cumple los requisitos, se resiente la cadena. Antes, el cliente dejaba una caja negra al proveedor que le devolvía resultados; las necesidades de salir más pronto a producción está haciendo que aparezcan nuevos eslabones y, por lo tanto, el desarrollo de software es más crítico, requiere integraciones continuas. Una tendencia actual es el co-sourcing: gente del cliente y gente del proveedor, con conocimientos del negocio, junto con los especialistas de testing, trabajan conjuntamente para obtener resultados lo antes posible; una consecuencia es que la deslocalización remota, que podía hacerse en India, ahora se ha traído a Europa, y otra es que la QA [quality assurance] pasa a estar inmersa en los equipos de desarrollo, en casa del cliente. Presumo que esta tendencia se va a acentuar.

¿Qué retorno espera el cliente de su inversión?

En los mercados maduros, profesionalizados, se espera una reducción del coste de mantenimiento del software. Es fácil de entender: si llego al final del desarrollo con un 90% menos de defectos, mañana mismo puedo salir a producción; si llego con un 90% de defectos, no podré… la clave está en bajar el time-to-market. Y, por supuesto, se busca mejorar la calidad del software para evitar contratiempos como el de una empresa que lanzó con gran promoción su aplicación para móviles, y de entrada consiguió un alto volumen de descargas, un éxito de marketing que se desmoronó muy pronto: dos o tres semanas después el pico de uso había bajado al 5%. ¿Por qué? Porque la aplicación no había sido testeada y los fallos alejaron a los usuarios iniciales.

En nombre del time-to-market puede haberse degradado la percepción de la calidad del software […]

Lo que sin duda se ha degradado es la percepción que algunas empresas, subrayo algunas, tienen del testing. Si en el presupuesto de TI hay que poner una línea de coste de testing, pues se pone para que luego nadie diga que las cosas se han hecho mal. Se cubren las apariencias […]

¿Está ocurriendo en España?

Sólo podría asegurar que no está ocurriendo en mercados maduros como Holanda o los países nórdicos. Naturalmente, depende mucho del retorno que se espere. En mi opinión, el mercado español ha evolucionado tan rápidamente que la crisis nos ha pillado sin una consciencia suficiente acerca de la importancia del QA. En esto hay una responsabilidad compartida entre ciertos clientes que ponen el precio por delante y ciertos proveedores que entran a ese juego. A veces, no son especialistas sino generalistas cuyo negocio natural está en baja.

¿A qué llama generalistas?

A empresas de servicios, los body shoppers de toda la vida, que se están metiendo en este negocio y contribuyendo a pervertir el mercado.

[…] ¿Qué influencia tiene el fenómeno cloud?

Si lo que pregunta es cómo afecta a la calidad del software, mi respuesta contempla dos escenarios. Uno son las herramientas que se utilizan en los proyectos de testing, para las cuales el beneficio de usar la nube redunda en una bajada de costes; el otro es la disponibilidad directa de entornos de negocio para las pruebas.

No me he enterado…

Supongamos que alguien está desarrollando una aplicación de tarjeta de crédito. Evidentemente, no puede probarla en el entorno real: mientras el equipo de desarrollo trabaja, el de testing está parado, y cuando este se ponga a trabajar, habrá que parar al de desarrollo. Con el cloud, existe la disponibilidad para que los equipos trabajen en paralelo: desarrollo, testing y preproducción, sobre copias virtualizadas de cada entorno.

Si un cliente adopta el modelo SaaS, ¿afecta al negocio de Sogeti?

Claro que sí. En principio, debería haber menos oportunidades en aquellos clientes que delegan la responsabilidad sobre la calidad en su proveedor de SaaS, pero esto no impactaría en nuestra actividad diaria, porque el testing sigue siendo necesario, sólo que demandado por el proveedor.

¿Qué influencia tiene open source en este mercado?

El software open source es comercial, por lo tanto hay entidades que mantienen versiones de herramientas open source con determinados niveles de garantía. Nosotros, en Sogeti, usamos herramientas open source sin merma de calidad, aunque tal vez presentan un menor nivel de prestaciones que otras herramientas ´propietarias`. Las que usamos son las que usan nuestros clientes.

¿A qué diferencia en prestaciones se refiere?

Se podría decir, las cifras son hipotéticas, que mientras una herramienta open source soporta hasta 50 usuarios concurrentes, otra herramienta ´propietaria` equivalente puede estar instalada en diversos países con nodos de 5.000 usuarios. Desde luego, siempre es posible empezar con la primera y cuando surjan las limitaciones, hacer la migración.

Entiendo que está hablando de las herramientas de testing. Pero, le preguntaba por el software open source instalado en las empresas: ¿hay más o menos problemas de calidad?

Más, en el sentido de que trabajar con open source implica normalmente que haya más versiones de un mismo software, y la integración de sus ciclos de vida exige un esfuerzo técnico mayor: no se dispone de APIs, ni de plugins o conectores que faciliten una integración más trivial.

Se habla mucho de entornos Agile ¿Qué consecuencias tienen sobre la actividad de Sogeti?

Agile es un paradigma de trabajo completamente diferente al anterior, en el que los ciclos de vida y los entregables eran más largos. Hoy se trabaja de otra forma, con equipos reducidos, reuniones cortas y métodos más estructurados.

¿Qué efecto tiene sobre el empleo en este segmento del mercado?

Interesante pregunta. El primer efecto es que se requieren profesionales más especializados en cada una de las áreas. Antes, con equipos grandes, se montaban pirámides de tareas […]

¿Hay un número suficiente de esos profesionales versátiles?

Para este tipo de proyectos se necesita gente con experiencia, y esto es lo que falta, si nos atenemos a las estadísticas: en España cada vez hay menos estudiantes de ingeniería informática […]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons