publicidad
  2/02/2011

Las campanas doblan por Symbian

Stephen Elop, CEO de Nokia desde el 21 de septiembre, ha dedicado los cien días que la tradición llama de gracia a estabilizar el declive, y las cifras del cuarto trimestre indican que no lo ha hecho tan mal. Pero estabilizar no es lo mismo que frenar la caída: los beneficios han sido inferiores en un 21% a los de un año antes, y en tres meses la marca ha perdido siete puntos de cuota en el mercado mundial. Elop ha identificado el problema: “tenemos un problema fundamental de competitividad”. Admite, sin explicitarlo, que una parte del problema es Symbian, y se declara dispuesto a romper el tabú, adoptando otro sistema operativo: ¿Android? ¿Por qué no Windows Phone 7?

Stephen Elop

Stephen Elop

Esta fue su reflexión: “el juego ha cambiado, de una batalla entre dispositivos a una guerra de ecosistemas, y los ecosistemas más competitivos van ganando […] Nokia tiene que competir de ecosistema a ecosistema: además de nuestros excelentes dispositivos, debemos construir, catalizar y/o unirnos a un ecosistema competitivo”. En consecuencia, Elop ha prometido anunciar la nueva estrategia el 11 de febrero.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

De los resultados presentados, conviene entresacar los referidos a la división Devices & Services, que representa el 69% de los ingresos delconjuntode la compañía. Su baja competitividad se evidencia en una caída de más del 2% de unidades vendidas durante el cuarto trimestre del año, a pesar del refuerzo aportado por los nuevos smartphones N8 y C7. Aun así, el balance total ha sido positivo, un 5% de aumento, si bien desluce frente al 18,5% de crecimiento del mercado total según IDC. En valor, la contribución de los móviles corrientes y molientes equivale a la de los smartphones, un dato que abona la conveniencia de mantener Symbian pero relegado a la condición de sistema operativo de baja gama. No es un asunto secundario: el precio medio de venta (ASP) se ha mantenido estable en 64 euros, pese a que el de los smartphones ha bajado de 187 a 147 euros.

La inminencia de una nueva estrategia ha desplazado el interés analítico. El tema de la semana es: ¿en qué ´ecosistema´ se inscribirán los smartphones de Nokia? La plataforma Symbian está condenada porque no ofrece la experiencia de usuario diferencial a la que Elop aspira y que, según sus palabras, depende más del software que del hardware. Symbian no satisface las exigencias de flexibilidad y funcionalidad que tienen los móviles convergentes de gama alta. Y los constantes retrasos que ha sufrido no ayudan a restaurar la confianza en la marca. Las cifras publicadas esta semana por Canalys revelan que Android ha superado a Symbian en el cuarto trimestre: 33,3 millones de dispositivos vendidos contra 31 millones; y tiene pinta de ser irreversible. 

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Hay otra dimensión estratégica. Nokia es fuerte en Europa, pierde terreno en los mercados asiáticos, conserva un peso importante en China y América Latina, pero Estados Unidos es un calvario: ningún operador vende sus dispositivos, y esto la hunde en la marginalidad. Para levantar cabeza, la mejor opción es enrolarse entre los múltiples socios de Android, un sistema operativo que hasta ahora despreciaba.

En las circunstancias que vive Nokia, Android presenta ventajas indudables: es gratuito (en lugar de la sangría que ha provocado Symbian), y de implementación fácil y rápida, atrae a una multitud de desarrolladores, y tolera que cada fabricante mejore el interfaz de usuario. Pero tiene una desventaja: la dificultad de diferenciarse de otras marcas que ya tienen mucho recorrido.

Hay que considerar otros factores. Stephen Elop viene de Microsoft, que tomaría como una afrenta si, puesto a introducir múltiples sistemas operativos, su antiguo directivo excluyera de la lista Windows Phone 7, al que no se puede descartar como competidor. Queda el delicado caso de MeeGo, variante de Linux, que Nokia e Intel prometieron solemnemente – en Barcelona hace un año – desarrollar en común. Ese desarrollo está bastante avanzado, y sería arduo desairar a un socio como Intel; lo más probable es que su destino sea una tableta sobre la que Nokia no ha dicho nada oficialmente. Quizá lo haga el viernes 11.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons