publicidad
  4/10/2011

Los chips también lloran

Sucesivamente, cada pronóstico que se publica sobre el mercado de semiconductores es peor que el anterior. Gartner ha hecho pública una previsión de retroceso del 0,1% sobre 2010, que contrasta con el 5,1% de crecimiento en su informe de hace sólo tres meses. La diferencia no es poca cosa, porque significa bajar de 315.000 millones de dólares de ingresos a 299.000 millones. “En años normales – dice el informe – por estas fechas deberíamos estar hablando de un 8 ó 9% de crecimiento, ante la proximidad de dos oleadas sucesivas de demanda”. Pero 2011 no es un año normal, y a lo largo de la cadena de suministros se acumulan inventarios que frenan la producción.

A comienzos de año parecía que el enfriamiento sería de poca importancia, y todavía en junio Gartner valoraba que el lanzamiento de los procesadores Sandy Bridge y Fusion APU, de Intel y AMD respectivamente, encenderían una aceleración del ciclo de reemplazo de PC y llevarían en volandas la demanda – al menos en este segmento – hasta 2012. De esa expectativa no ha vuelto a hablarse en el informe de septiembre.

Al menos por el momento, la proyección a 2012 se mantiene en zona positiva, aunque recortada en cuatro puntos, del 8,6 al 4,6% de crecimiento, y con esta apostilla: “si se confirmara que la economía de Estados Unidos ha entrado en una segunda recesión, se requeriría una revisión a la baja al margen del programa regular de previsiones”.

Otra consultora, iSuppli, mantiene un tono más bien optimista, al contemplar un incremento del 2,9% este año y del 3,4% en 2012. Sin embargo, lo atribuye a que la industria, escarmentada por la experiencia reciente, ha hecho ajustes en la producción para no verse pillada con inventarios excesivos. El timing del retroceso actual recuerda la dolorosa contracción que se inició bruscamente en el tercer trimestre de 2008 y que provocó caídas sucesivas del 5,3% ese año y del 11,6% en el siguiente, de las que el sector sólo se recuperaría en 2010 y la primera mitad de 2011.

En cuanto a los volúmenes de producción, Gartner estimaba en julio un crecimiento anual del 9,5%, que ahora ha recortado al 3,4%. Incluso los chips para la categoría más dinámica, los dispositivos móviles, bajan un punto y medio, del 12,9%  al 11,4% en la estimación de esta consultora. Las memorias DRAM sufren el impacto de la menor demanda de PC y se calcula que el declive podría ser del 26,6%. Por contraste, la demanda de NAND se mantiene alta (en torno a un 20% de crecimiento) debido en parte al dinamismo de los smartphones y las tabletas, que en 2013 van a representar dos terceras partes del consumo de semiconductores. Pero incluso en estas categorías, Gartner promete mantenerse alerta ante cualquier síntoma de debilidad del mercado, advierte el analista Bryan Lewis.

Los distintos mercados finales se comportan de manera diferente, comenta el informe de iSuppli: “los ingresos generados por la demanda de los nuevos dispositivos móviles darán un impulso a la producción de semiconductores. A pesar de la presión de las tabletas sobre el mercado de portátiles, esperamos que este tenga un comportamiento aceptable, pero la caída se está manifestando dramáticamente en la electrónica de consumo y la del automóvil”.

Es demasiado pronto para estimar si esta trayectoria negativa tendrá alguna influencia sobre el ranking de la industria. Entre las malas noticias, al menos se puede encontrar una buena: los fabricantes japoneses, afectados por el terremoto de Tohaku, han conseguido recuperar sus niveles de producción en menos tiempo del previsto. Para ellos, de momento, la demanda de su mercado interior es boyante a corto plazo.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons