publicidad
  12/09/2012

Los híbridos jubilan a los netbooks (y 2)

Estábamos en que, aprovechando la fecha propicia de la feria berlinesa IFA 2012, varios fabricantes han dejado atisbar los productos, con los que van a participar, de la primera camada de portátiles y tabletas basadas en el nuevo Windows. El hecho de que haya dos sistemas operativos, y que los dos tengan el mismo nivel de respaldo por Microsoft (aunque no el mismo de aplicaciones disponibles), crea algo de incertidumbre: sólo cuatro marcas se han apuntado desde el primer momento a Windows RT. Otro factor es la diversidad de diseño: los ultrabooks e híbridos dejarán de parecerse unos a otros y romperán la monotonía que ha caracterizado a este segmento del mercado.

Una nota común a algunos de los modelos vistos en Berlín es el teclado independiente, que encaja con el resto mediante una dársena u otra sujeción ingeniosa. En ciertos casos, lo que se separa no es el teclado sino la pantalla, pero las dos modalidades reflejan un hecho: después de muchos años de presentar tabletas PC, que chocaban con la indiferencia – y su prima de precio – Apple ha abierto un camino diferente. Sin embargo, da la impresión de que las primeras tabletas Windows eludirán la comparación con el iPad: son, más bien, intentos de “superarlo” en versatilidad.

Las variantes incluyen puertos y baterías adicionales, asociadas a la pantalla, que elevan el tiempo de uso de los dispositivos. Las mencionadas dársenas (docks) y los soportes y bisagras para que la pantalla puede estar en ángulos distintos con respecto al teclado, marcan la diferencia. Pero no siempre está clara la definición entre un portátil convertible y una tableta dockable. En esto consiste la hibridez, que cada fabricante entiende a su manera.

Dell ha cumplido por los pelos su promesa de apoyar (y apoyarse en) Window 8. De los tres productos presentados casi de tapadillo en Berlín, la única novedad del XPS One 27 – un modelo de su catálogo – es la pantalla táctil. Más atractivo resulta el XPS 12 Duo, cuya originalidad consiste en que la pantalla puede rotar sobre un eje para cubrir por completo el teclado. En materia de tabletas, la compañía tejana se ha decantado por Windows RT, con el modelo XPS 10 Tablet, construído sobre la base del procesador de cuatro núcleos Snapdragon 4, de Qualcomm. Lo suficiente para no quedar descolgada de la tendencia.

HP sigue adelante con el plan que expuso en mayo en Shanghai, al anunciar un ultrabook convencional (salvo por su condición táctil) y otro con rasgos híbridos, Envy TouchSmart, cuya pantalla puede separarse para convertirse en tableta. Esta tiene su propia batería que – según la especificación – da al dispositivo una duración de 9 horas. La consigna del marketing de HP proclama que “los consumidores quieren tener en un mismo dispositivo la posibilidad de crear documentos y de dejarse llevar por una película”.

En esta carrera de convertibles Windows 8, Lenovo entra con un diseño ingenioso. El IdeaPad Yoga 13 es un ultrabook de 12 pulgadas que, con un movimiento de torsión, se transforma en una tableta de tamaño superior a las corrientes. Sin embargo, la pantalla no alcanza la calidad de imagen de la mayoría de sus competidores. Las especificaciones son escuetas, pero la compañía informa que lleva una CPU Ivy Bridge Core i5, 4 Gb de RAM y disco de estado sólido. De conectividad, anda un poco justito.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Acer le ha cogido gusto al uso de IFA como escenario de sus anuncios. En esta ocasión ha sido abundante pero no muy audaz: entre las novedades de 2012 hay ultrabooks, portátiles táctiles, un PC all-in-one, una tableta y una tableta híbrida (en la foto). Todo, bajo Windows 8. La primera, Iconia W7, tiene pantalla de 11,6 pulgadas con diez puntos táctiles. A su ´hermana` híbrida, Iconia W5, con pantalla de 10,1, se le adosa un teclado, y este es el único rasgo que justifica el adjetivo.

La taiwanesa Asus ha mostrado antes interés por los diseños convertibles, y el modelo Taichi [protegido en Berlín por una urna traslúdida] se antoja como el más rompedor de los que se vieron en IFA. Un híbrido curioso: es un ultrabook táctil que tiene una segunda pantalla-tableta, lo que permite un uso dual por el mismo usuario o que la compartan dos usuarios. Otro que va en la misma línea es el VivoTab, que pesa sólo 675 g. y usa puntero como interfaz adicional. Tendrá dos versiones, una para Windows 8 y otra para Windows RT.

En una abigarrada rueda de prensa, en la que presentó una variedad de gadgets, Sony apenas dejó entrever dos Vaio PC híbridos. La discreción se explica porque Windows 8 todavía no puede demostrarse en público. El Duo 11 es una tableta cuya pantalla táctil se desliza a una posición fija para descubrir el teclado oculto; es ligera (1,3 kg) y la pantalla (11,6”) se puede usar también en posición plana. El Tap20 es un all-i-one cuya pantalla también puede ponerse plana para funcionar como tableta de gran formato, 20”, un caso único en la industria. En términos generales, la convertibilidad implica subordinar su condición de laptop a la de tablet, y esto parece explicar la opción de un puntero y un trackpad.

De los modelos de la clase de convertibles, el ultrabook Satellite U925t, de Toshiba presenta un diseño de asombrosa simplicidad: la pantalla, de 12,5 pulgadas, no se separa del cuerpo principal, sino que se desliza hasta alcanzar una posición completamente horizontal o replegarse para cubrir el teclado. De paso, la compañía ha presentado versiones modificadas de portátiles y AIO que existían bajo Windows 7, pero ahora incorporan interfaz táctil.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons