Los móviles desaceleran pero no frenan

8/02/2012

Conviene no dejarse llevar por las apariencias: el mercado mundial de móviles creció un 11,1% en 2011, según IDC. Pero… son siete puntos menos que el crecimiento de 2010, y en el último cuarto del año el crecimiento fue del 6,1%, lo que significa que la demanda se ha desacelerado hasta crecer sólo la tercera parte que en el cuarto trimestre del año anterior. ¿Culpa de la crisis? Desde luego que sí. Pero también la crisis va por barrios, y esto es lo que se discute en este post. Para empezar, hay que destacar que el retroceso relativo de la demanda se concentra en los llamados feature phones, y esto afecta a las marcas según la proporción que ocupen en el total de sus ventas.

Al cierre del año, se habían despachado 1.546 millones de móviles. Mientras los smartphones han ganado popularidad, sus primos menores todavía contribuyen con la mayor parte de las ventas (en unidades) de cuatro de las cinco marcas líderes, y aunque su proporción se erosiona lentamente, mantienen el atractivo para una parte del mercado gracias al precio y a la facilidad de uso, según el diagnóstico de los analistas de IDC. Para aguantar la erosión, los feature phones están adquiriendo rasgos que se consideraban propios de los smartphones, como la conexión a Internet y las aplicaciones de terceros. No van a impedir la caída, pero la dilatarán en el tiempo.

IDC no desglosa sus cifras por regiones del mundo, pero sí las comenta con algún detalle. En Europa occidental, el aumento en las ventas de smartphones no ha sido suficiente para compensar la caída de los móviles de rango medio. “A pesar del excelente comportamiento de los modelos de Apple y Samsung”, apuntan los analistas. El caso es que, en esta región concreta, los feature phones se acercan a su mínimo histórico. En Asia/Pacífico (excluyendo Japón) los feature phones declinan en países de alta demanda, como China, India e Indonesia.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Por el contrario, los smartphones volvieron a superar sus registros, con 491,4 millones de unidades, que representan un 61,3% de crecimiento y equivalen al 31,7% del mercado total de móviles. O sea que tienen mucho recorrido por delante. Pero la evolución de las marcas es digna de ver: Samsung ha acabado el año en el primer puesto (94 millones de unidades) y a un palmo le sigue Apple (93,2). Nokia ha caído en un año del primero al tercer puesto, perdiendo la mitad de su cuota de mercado.

Lo que importa es la tendencia. Ramón Llamas, analista de IDC, subraya que uno de cada tres móviles que se venden es un smartphone, y la salida del iPhone 4S ha sido decisiva para impulsar los resultados del cuarto trimestre.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Por su lado, la consultora Canalys da una cifra ligeramente inferior acerca de las ventas de smartphones: 487,7 millones de unidades, y un crecimiento interanual del 62,7%. Pero no la desagrega por marcas, sino por plataformas, y en su tabla destaca que Android se lleva más del 48% del total. Pero Android es multimarca, por lo que es más meritorio que iOS (es decir, Apple) cerrara el año con 93,1 millones. Symbian (es decir, Nokia) ha perdido un 29% de su peso en la categoría.

Volviendo a los móviles sin apelativos, en cabeza de la lista sigue estando Nokia, que cerró 2011 como lo empezó, como un líder en apuros. Está claro que es el precio de una transición: el fabricante finlandés sólo ha contado con sus modelos Lumia en el último trimestre, y da la impresión de que la apuesta por Windows Phone ha salvado su liderazgo. Claro que, al mismo tiempo, ha tenido que rectificar a la baja su estrategia sobre Symbian: se verá que en 2012 habrá menos móviles en el mercado con este sistema operativo. Que nadie entierre antes de tiempo una marca que tiene la mejor red de distribución en todo el mundo (menos en EEUU) y una reconocida capacidad de fabricación.

Samsung acabó el año con dos registros récord: superó por primera vez los 90 millones de unidades en un trimestre y también por primera vez los 300 millones en un año. Estas cifras incluyen toda la gama Galaxy y los Windows Phone que vende sin mucho entusiasmo, pero excluyen los modelos Nexus, que se computan en la cuenta de Google.

Apple ha dado un salto formidable en 2011, se eleva hasta el 96,2%, pasando de la quinta a la tercera posición; es notable que el 40% de sus ventas se concentrara en el cuarto trimestre.

LG es un caso peculiar en esta revista a las primeras marcas. Su volumen total ha bajado a niveles que no conocía desde mediados de 2007, pero es en parte el resultado previsible y deliberado de una reordenación de su catálogo. Si se aísla el cuarto trimestre del resto del año, la marca coreana ha vuelto a la rentabilidad, y en el mercado estadounidense ha tenido éxito con su smartphone LTE.

Último del quinteto es el fabricante chino ZTE, que al final del ejercicio empataba con LG. Conocido durante años como una marca de bajo precio, ha emprendido un viraje hacia los smartphones de gama media, que al parecer explica esa evolución. Su foco inicial en los mercados asiáticos se mantiene, pero recientemente ha ganado terreno en Europa.

Hay otra marca que no aparece en el ranking de móviles de IDC, pero es la cuarta en el de smartphones: BlackBerry. Los contratiempos del año y el anuncio de retrasos en el lanzamiento de su nuevo sistema operativo, han dado cancha a sus rivales para atacar su clientela, pero al fin de cuentas ha crecido; poco, pero ha crecido. Los cambios en la dirección de la empresa abren un margen para observar si es capaz de recuperarse.

El fabricante taiwanés HTC sólo aparece en la tabla de los smartphones, en quinta posición. En 2011 ha duplicado su volumen de ventas, pero desde la segunda mitad del año viene anunciando resultados financieros a la baja. En las últimas semanas, ha anunciado que modificará radicalmente su catálogo en 2012.

 
Compartir:
  • Print
  • Meneame
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Live

Artículos relacionados