publicidad
  17/03/2011

Los operadores espabilan con el pago móvil

Es inusual que los tres grandes operadores móviles en España se pongan de acuerdo en alguna iniciativa de marketing común. Pero esta vez se justifica: Movistar, Vodafone y Orange han anunciado que colaborarán para “favorecer el desarrollo de servicios basados en la tecnología NFC” de pago móvil. Y es tan inusual que el comunicado comete el desliz de afirmar que no hay precedentes, cuando en la práctica abundan los precedentes. En Francia, Alemania y Reino Unido, e incluso en Estados Unidos, donde se han unido Verizon, AT&T y T-Mobile, que ya es decir, en una plataforma común llamada Isia, una fórmula que encontraría resistencias si pretendiera aplicarse en Europa.

En todos los casos, la idea es promover una experiencia de usuario coherente, evitando la peligrosa fragmentación. Pero el acuerdo no contempla un modelo de negocio común, dejando la comercialización a cada parte. Por otra parte, queda abierto a la incorporación de otros operadores. La gama de servicios posibles es muy variada, pero sienta las bases para que de una vez despegue el m-commerce, del que los consultores llevan tiempo hablando. Un estudio de Accenture, presentado en febrero en el Mobile World Congress revela que en una media de once países, el 45% de los usuarios de móvil estarían encantados de poder realizar pagos a través de sus dispositivos. Sobresalen China, India y Brasil; entre los europeos, Italia y España.

Entonces, sigue vigente la pregunta fundamental: ¿qué ha frenado hasta ahora la adopción de una tecnología que está normalizada desde hace años? En España, entre otros factores, se señala que muchos bancos han introducido las tarjetas EMV CL [conocidas como smart cards] y, ahora, añadir la función móvil supondría una segunda inversión en poco tiempo. Esta actitud podría cambiar si los operadores consiguen demostrar que el presunto interés de los usuarios es tangible.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

A esta cuestión crucial han tratado de responder, cada uno por separado, los firmantes del acuerdo. La filial española de Orange completó con éxito en 2010 una experiencia con la empresa de transporte urbano de Málaga (en la foto). Movistar presentó en enero los resultados de una prueba piloto en Sitges en colaboración con Visa y La Caixa. Estas son las dos primeras vertientes de desarrollo de este nuevo mercado que explotará cada operador con sus socios: ticketing y comercio móvil.

Entre los operadores europeos, Orange presume de ser el más activo en la materia. En Francia, espera sumar medio millón de usuarios equipados con móviles NFC para finales de 2011, y ya ha anunciado a los fabricantes que la mitad de los dispositivos que comprará este año para sus filiales europeas deberán llevar esa tecnología. Tanto en Alemania como en Reino Unido, los cuatro operadores (Vodafone, O2, Orange y T-Mobile) tienen acuerdos similares al firmado en España.

Se puede invertir la pregunta anterior: ¿por qué ahora muestran súbito interés los operadores? Ya no vale el argumento de que sólo habrá usuarios cuando haya decenas de móviles, y viceversa. NFC puede ser una defensa o una amenaza para sus intereses, dependiendo de que sus funciones se implementen en la SIM – como recomienda la GSMA – o en el software, como preferirían Apple y Google para eludir el vínculo establecido entre aquellos y sus clientes.

En los últimos días, Apple ha hecho saber que, al contrario de lo previsto, el iPhone 5 no llevará un chip NFC, porque la compañía considera que la cuestión del estándar no está resuelta. En todo caso, cuando dé ese paso, Apple tendrá la ventaja que le da el vínculo establecido con sus clientes de iTunes y AppStore, cuyos datos bancarios ya tiene en sus bases de datos. Sólo con ahorrarse las comisiones que tiene que pagar a bancos y emisores de tarjetas, Apple ya tendrá un buen motivo para promover el pago mediante el iPhone.

El caso de Google es diferente. Su nuevo Nexus S incorpora NFC, y la versión 2.3.3 de Android permite esa función en otros dispositivos. Aunque su sistema de pagos online propio, Checkout, no puede ni remotamente compararse al de Apple, Google dará un rodeo con dos experiencias masivas que llevará a cabo este año en Nueva York y San Francisco, en las que se hará cargo de subvencionar los terminales al comercio minorista. Con tan poderosos adversarios en el horizonte del m-commerce, es fácil entender por qué los operadores han decidido acelerar precisamente ahora.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons