publicidad
  18/02/2014

Mercado mundial de smartphones

1.ooo millones. El titular venía rodado: es una cifra redonda, una frontera que la industria ansiaba cruzar. Por extraño que parezca, ha perdido de inmediato su importancia. Al pasar el listón de los 1.000 millones de unidades, los smartphones han creado una sensación incómoda. Sin duda, el 38,4% de crecimiento es impresionante, como lo fue el 44,1% del tránsito entre 2011 y 2012: en dos años, el mercado ha pasado de 494 a 1.004 millones de unidades. Atención: en el cuarto trimestre, fue del 24,2%. La industria se pregunta, con razón, si en 2014 podrá repetir el 38,4% del año pasado, y si en 2015 podrá vender 2.035 millones de unidades. ¿Ha llegado la desaceleración? La respuesta va por barrios. Ryab Reith, analista de IDC, proclama que las dos tendencias principales que han elevado los smartphones a su cifra final de 2013 han sido las pantallas más grandes y los costes más bajos. “De las dos, creo que el low cost es la que marca la diferencia”. Los smartphones baratos no suelen dar titulares – subraya Reith – pero los datos indican que son determinantes en el volumen de la demanda. Mercados como China e India se mueven hacia una media de precios inferior a 150 dólares, la mayor parte de los smartphones que se venden en esos países, y con una experiencia más que suficiente para los usuarios.

Tómese el caso de Apple. Es el segundo del mercado, y ha renunciado a conciencia a ser el primero, porque su estrategia – lo ha repetido Tim Cook al presentar resultados – no consiste en competir en la gama baja del mercado. Esto implica que el ciclo de actualización es fundamental para su negocio: necesita que los consumidores renueven su iPhone con una frecuencia a la que tal vez no está dispuestos. Mientras los fabricantes de la estirpe Android van a por los mercados emergentes con smartphones de distintos precios, el iPhone no se mueve de su altiva posición de producto premium.

Samsung acabó el año tal como lo empezó, encabezando la tabla de IDC. Pero en el cuarto trimestre tuvo un bajón en su trayectoria, que puede atribuirse a la competencia de Apple: el nuevo iPhone 5S sacó ventaja al Galaxy S4. Pero la diversidad de gama es el arma principal del fabricante coreano, y gracias a ella duplica la cuota de mercado de su principal rival. Con un 31,3% al cierre de 2013, se le pondrá cuesta arriba ganar cada punto adicional, y esto es lo que vinieron a admitir sus directivos que, al presentar los resultados trimestrales, advirtieron que 2014 será un año de estancamiento en las ventas de smartphones. Sinceridad que tampoco ha sentado bien en la bolsa de Seúl.

De momento, el tercero de la lista es otra compañía china, Huawei, que registra el más alto porcentaje de crecimiento del quinteto, nada menos que un 67,5% con respecto a 2012. Pero su cuota de mercado es todavía pálida, y tiene a sus espaldas tres competidores a corta distancia, pese a haber sido desbordada por Lenovo en el cuarto trimestre, cerró el año en cuarta posición. En parte, su ascenso debe atribuirse a la renovación de su catálogo – la serie Optimus G – y a la condición de fabricante del Nexus 5 que se vende bajo la marca de Google.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2018 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons