publicidad
Advertisement
  22/06/2010

Motorola, un divorcio algebraico

Se acerca el plazo fijado para la escisión de Motorola en dos compañías, y empiezan a conocerse algunos detalles: citando “fuentes próximas a la operación”, el Wall Street Journal ha publicado que la futura Motorola Mobility nacerá libre de deudas y con una liquidez de entre 3.000 y 4.000 millones de dólares. Después de pasar por una severa dieta de costes y una acertada reordenación del catálogo, la compañía espera entrar en rentabilidad hacia finales de año, momento clave en el diseño de la escisión. La idea es que la atribulada rama móvil tenga los medios para respirar en el mercado, tras descender varios peldaños. Con una elaborada ingeniería financiera, se pretende resolver todas las variables de la ecuación.

Sanhay Jha

Sanhay Jha

No ha pasado tanto tiempo desde que uno de cada cinco teléfonos móviles que se vendían en el mundo llevaba la marca Motorola, pero el año pasado se cayó del quinteto de cabeza y su cuota actual apenas pasa del 3% mundial; esto, tras haber centrado sus recursos de desarrollo y marketing en torno al sistema operativo Android, con éxito de crítica y de ventas. Aunque, todavía en el reciente trimestre, la división Mobile Devices perdía 192 millones de dólares: es la rama que le queda por subir.

La futura Mototola Mobility agrupará dos divisiones de la corporación actual: Mobile Devices y Home Business, que en conjunto representan la mitad del negocio, pero también la mayor parte de las pérdidas, que en los últimos tres años han sumado unos 5.000 millones de dólares. Una vez saneada financieramente, nacerá una nueva entidad, que presidirá el actual co-CEO de Motorola, Sanjay Jha, asistido por un equipo que se está configurando estos días.

La mitad que pasará a llamarse Motorola Solutions, conjugará los negocios de dos divisiones moderadamente rentables: Enterprise Business y Network Business. Y su presidente será Greg Brown, el otro co-CEO de la actual Motorola. Al cierre del primer trimestre, la suma de sus ingresos fue de 2.600 millones de dólares, con comportamientos dispares: +6% la primera, -7%. Según una presentación de Brown ante analistas financieros, estas son las tendencias que se esperan para este año y el próximo, lo que significa, en la práctica, que una división subvenciona a la otra, más o menos lo mismo que ocurre en la otra mitad.

Brown fue el inventor de la fórmula de la escisión, con la que consiguió poner fin a las presiones de un connotado accionista, Carl Icahn. Para llevar adelante el proceso reclutó a Jha, antiguo directivo de Qualcomm, y entre ambos fraguaron la solución, rediseñada en febrero de este año con otro perfil financiero: a finales de abril, Motorola cerraba su trimestre con activos líquidos de 8.500 millones de dólares, que usará para recomprar la mayor parte de su deuda – unos 3.900 millones – y dotar de un fondo de maniobra a Motorola Mobility.

Es manifiesta la voluntad de mantener un vínculo entre ambas, empezando por la marca común, pero nada garantiza que una vez repartidas las acciones no haya nuevas maniobras; más bien puede esperarse que las haya. A partir de este planteamiento, el resto son las conjeturas habituales, a saber: una vez separadas, las dos hermanas podrían optar por enlaces que hubieran sido imposibles mientras vivían bajo un mismo techo.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons