publicidad
  7/06/2012

Móviles a media luz

Los números pueden variar, según la fuente que se tome como referencia – cada consultora necesita diferenciarse – pero indican que entre el cuarto trimestre de 2011 y el primero de 2012 el mercado mundial de móviles ha perdido el brillo habitual; no bruscamente, porque se veía venir, pero por primera vez en años el total de unidades ha descendido en comparación interanual: la consultora ABI Research ha calculado las entregas (no las ventas finales) en 363 millones, que equivalen al 98,7% de la cifra registrada un año antes. Es pronto para saber si es una pausa estacional, pero con este traspié se hace arduo creer que 2012 pueda repetir el 15,1% de crecimiento del año anterior.

Lo determinante ha sido el cambio de sesgo en las ventas de smartphones. Hace sólo tres meses, continuaban su ascenso imparable: representaban nada menos que el 36% del mercado total, y todos los analistas predecían que a finales de 2012 podrían rozar el 50%. La sorpresa ha sido que, entre enero y marzo, su sell-in ha bajado (144.000 unidades), aunque la cuota porcentual haya subido tres puntos gracias al batacazo de los “otros” móviles (219.000).

El informe de ABI Research no desglosa estas cifras por regiones, pero sí lo hace un estudio publicado por IDC sobre el mercado de Europa occidental. Contrariando la tendencia general, después de tres trimestres declinando, las entregas de móviles en esta región han vuelto a crecer; sólo 1,3%, es cierto, pero ya es algo, y en los smartphones el incremento ha sido del 37%. En total, 28,8 millones de smartphones y 16,6 millones de móviles corrientes y molientes. Lo que permite deducir que el crecimiento se ha dado en los modelos por encima de 400 euros, que representan el 49% de la categoría. Con el iPhone 4S y el Galaxy S II en el pico de la pirámide.

Volviendo a los resultados globales, ¿cómo se explica la caída del 1,3%, si justamente los mercados económicamente más perturbados, los europeos, han salvado el trimestre? Los analistas de ABI Research no lo dicen, pero la trayectoria del segundo cuarto del año puede dar pistas. Lo que sí dicen es que se ha producido un corrimiento muy relevante en el ranking. Samsung ha tomado el liderazgo del mercado mundial, con el 25,8%, arrebatándolo a Nokia, que ostentaba esa posición desde hace más de una década. Tal vez lo más interesante sea que la marca coreana también se ha aupado al primer puesto de los smartphones con 42 millones de unidades (menos de la mitad de sus ventas totales) frente a los 35,1 millones de Apple.

Es plausible pensar que las distancias pueden ensancharse, al menos mientras persista la espera del iPhone 5, que Samsung está aprovechando para reclutar a prácticamente todos los operadores importantes para comercializar su nuevo Galaxy SIII, fastuosamente presentado.

El caso de Nokia sigue la pauta de una dorosa transición, que ha supuesto caer un 24% interanual y un 27% secuencial. No sólo ha perdido cuota en los smartphones – estaba en el guión que así ocurriera – sino que sus ventas de móviles de baja gama se precipitaron brutalmente, por errores de marketing: de 19,6 millones en el cuarto trimestre de 2011 a 11,9 millones en el siguiente. Michael Morgan, analista de ABI Research, se permite un ejercicio no exento de crueldad: “la caída de Nokia en el trimestre equivale a la suma de ZTE y LG en el mismo período. A este paso, dentro de un par de trimestres podría tener dificultades para seguir entre los diez primeros”

Apple ya está tercero en la carrera de los fabricantes, aunque sólo vende smartphones. Casi ha duplicado sus ventas de un año antes, pero en la comparación secuencial ha bajado un 5%, y Morgan pronostica que volverá a bajar en el segundo trimestre, aunque añade que esa bajada corresponde a una balsa de la demanda para cuando lance su próximo iPhone. Si mantiene la velocidad de crucero previsible, Apple sería el número dos de la industria en 2013.

ZTE, la empresa china a la que ABI Research califica de dark horse en esta carrera, muestra un crecimiento asombroso y aspira a doblar sus ventas en 2012. Su enfoque apunta al reconocimiento como marca global, con un marketing orientado a los móviles de prepago. Pero la compañía no oculta que, siendo China pan comido para ella, el objetivo es que su primer mercado en 2015 sea Estados Unidos.

LG ha tenido un pésimo trimestre, con una caída del 44% en unidades y una pérdida de cuota. A pesar de esto, la firma coreana “ha conseguido algo insólito en la industria: después de siete trimestres en rojo – comenta Morgan – su división de móviles ha vuelto a ganar dinero”. Raramente un fabricante de móviles escapa de ese infierno, subraya el analista, quien promete tener al enfermo bajo observación.

Hablando de enfermos, qué decir del extraño caso de BlackBerry, cuyos modelos siguen vendiéndose mejor (mucho mejor) en el resto del mundo, pero no reaccionan en el mercado norteamericano. En el primer trimestre, su cuota del mercado mundial ha sido del 3,1%, un descenso de sólo tres puntos en ocho trimestres, pero ha cerrado con pérdidas financieras, y su nuevo CEO ya ha admitido que volverá a perder dinero en el que acaba de cerrar.

Aunque históricamente se ha considerado a Huawei como una marca low cost, es otra estrella ascendente de la industria china (habría que añadir TCL, cuyos móviles se venden bajo la marca Alcatel), y uno de los pocos que pueden vender smartphones a menos de 150 dólares. Su estrategia es escalar hacia modelos de valor y, si pudiera, pelear en la misma categoría que Apple.

Una vez cerrada la compra por Google, es una incógnita qué papel le está reservado a Motorola. Mientras tanto, en la prolongada transición, ha vuelto a declinar un 2% [su cuota global es de sólo el 2,4%] aunque sus entregas de smartphones han subido un 20%. “Con Samsung y Apple empujando para desalojarla del mercado norteamericano, que en tiempos fue su plaza fuerte, razona el analista de ABI Research, para Motorola (y por consiguiente para Google) es importante conquistar terreno en otros mercados”.

Sony Mobile, antes Sony Ericsson, ha completado una transición: se ha salido de los feature phones y ahora sólo vende smartphones. Al cambio de estrategia se ha sumado el de propiedad con la salida del socio sueco. En estas condiciones, en el primer trimestre ha vuelto a perder cuota, y se juega con HTC la permanencia en primera división.

Para cerrar la tabla, es HTC un caso singular. En sólo dos trimestres ha vuelto a cifras de mediados de 2010. Morgan interpreta que ni su catálogo ni su marketing han sabido responder a la aparición del iPhone 4S. Las esperanzas de recuperación del fabricante taiwanés se centran en el nuevo HTC One, que ha causado buena impresión entre los críticos pero, en el marco de un litigio con Apple sobre patentes, ha sido bloqueado por la aduana de Estados Unidos. El embargo ya ha sido levantado, pero a destiempo para influir en los resultados del segundo trimestre del año.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons