publicidad
  19/07/2017

Nutanix o la imperiosa obligación de crecer

Al parecer, Nutanix no se conforma con la doble condición de pionera y líder del mercado de sistemas hiperconvergentes. Varias de sus iniciativas recientes apuntan una perspectiva más amplia, pero mucho más disputada: la nube híbrida, consigna que toda la industria está adoptando.  En su reciente conferencia NEXT compareció Diane Greene, responsable de Google Cloud Platform, para anunciar un acuerdo estratégico con Nutanix que promete una integración ´sin fisuras`´ de sus cargas de trabajo en los dos entornos: cloud y on-premise. Para Google, el acuerdo es un puente en sentido inverso, que la acerca a las empresas que no acaban de reconocer sus credenciales como proveedor de servicios cloud.

Dheeraj Pandey

Como todo acuerdo de mutua conveniencia, no cae del cielo. Nutanix sabe bien por dónde van las tendencias. Su estrategia multicloud – centro de la conferencia – tiene tres componentes: 1) infraestructura, básicamente un hipervisor y un software de gestión; 2) servicios que conceptualmente se alinean con las ofertas de VMware y Microsoft; y 3) automatización a través de la solución Calm, que facilita la migración de cargas desde un centro de datos a una nube pública.

Una de las pesadillas de todo CIO es encontrar el mejor modo de gestionar sus aplicaciones en la nube sin sacrificar la seguridad y escalabilidad que tienen – o creen tener – en su propio datacenter. Generalmente es alta la proporción de elementos legacy que sobrevivirán durante años haciendo caso omiso a los propagandistas de la nube. Esa circunstancia obliga a las empresas a acercarse al fenómeno por fases, sin saltos bruscos, y sin el sentimiento de caer cautivas de uno u otro de los proveedores de cloud computing.

publicidad

A lo anterior responde Nutanix subrayando que el pacto con la nube de Google no tiene carácter exclusivo. A decir verdad, lo tendría más difícil con Amazon Web Services [aliada con VMware] o con Microsoft, que acaba de lanzar su propuesta híbrida Azure Stack. Optar por Google es una maniobra sensata, visto el estrechamiento del carril por el que Nutanix quiere circular.

Recapitulando, la hiperconvergencia (HCI) significa que las capacidades de computación, almacenamiento y networking se fusionan básicamente en un software y no en el hardware, evitando tener que comprar elementos separados e integrarlos ´manualmente`. Los despliegues son más rápidos y el escalado más fácil, entre otras ventajas.

Pero… durante más de un año, desde que preparaba su salida a bolsa, Nutanix ha predicado su voluntad de ser identificada no como lo que era (y es), un especialista en HCI, sino como un partner fiable para un régimen híbrido; esta opción se materializa en el acuerdo con Google.

Para Dheeraj Pandey, quien es a la vez fundador, chairman y CEO de la compañía, la hiperconvergencia ha sido sólo el primer acto de su historia, que deberá  conducir a la oferta de un stack completo. Para ello, ha rebautizado  su Enterprise Cloud Platform con el algo pretencioso nombre de Cloud OS, destinado – según Pandey – a “reinventar el datacenter tal como lo conocemos”.  Se refiere  al hecho de que, antes de la HCI, prevalecía el enfoque SAN (Storage Area Network) y antes de SAN cada servidor tenía su propio almacenamiento local, lo que a su vez multiplicaba las necesidades de capacidad en situaciones extremas.

La aspiración de Nutanix lleva aneja  una vocación de pluralismo. No se trata de renunciar a sus propios appliances, sino también de soportar los de Dell EMC (su principal OEM), además de las familias de HPE (ProLiant), Cisco (UCS), y Lenovo (ThinkAgile).

El mercado global de sistemas hiperconvergentes debería alcanzar unos 12.000 millones de dólares en 2022, según cifras oficiosas de IDC, con un crecimiento anual medio del 48,4% desde 2015. ¿Quién podría resistirse a competir en ese mercado? Según el mismo informe, Nutanix detentaba en el primer trimestre de 2017 el 23,3% de los ingresos generados por la HCI, a lo que puede sumarse el 6,8% de Dell [que, a su vez, sumaría otro 17,2% de EMC e, indirectamente, un 6,9% de VMware]. Simplivity – ahora propiedad de HPE – tendría una cuota modesta, del 3,3%, pero hay que señalar que el 40,1% se atribuye a otros competidores.

Al CEO de Nutanix le gusta ser reconocido como un visionario de largas miras. Ha declarado en entrevistas recientes que en el inevitable contexto multicloud, Nutanix llegará a tener un papel equivalente al de VMware en la virtualización. Se abstuvo de enunciar una conclusión posible sobre el futuro de su empresa: VMware fue adquirida por EMC y a la postre sería el motivo por el que Dell adquirió EMC. ¿Será este el futuro que espera a Nutanix, un destino – hay rumores de un acercamiento a Cisco – parecido al de Simplivity, con la que HPE ha completado su oferta HCI acoplada a una estrategia de cloud híbrida?

Estas conjeturas circulaban entre los analistas durante la conferencia NEXT, en Washington DC, a la que asistió Mario Kotler, colaborador de este blog en Estados Unidos. Hay un trasfondo económico: Nutanix necesita reactivar el ambiente favorable con el que fue recibida su salida a bolsa en octubre del año pasado. Desde entonces, su cotización ha caído a 22,88 dólares, la mitad del precio de su primera sesión bursátil.

La compañía fundada por Pandey ha crecido vertiginosamente, tanto en ingresos como en pérdidas. Si se consideran los tres trimestres transcurridos del año fiscal, el total de ingresos ha sido de 498,7 millones de dólares y el de pérdidas operativas de 137,5 millones. En todo el 2016, los ingresos fueron de 445 millones,  y en 2018 la compañía espera cruzar el listón de los 1.000 millones. Pero, a este ritmo ¿puede Nutanix seguir consumiendo cash flow sin inquietar a sus accionistas?

La respuesta de Pandey cuando le preguntan sobre el asunto, es reveladora de por qué necesita imperiosamente ampliar el alcance de su actividad: “lo único que Wall Street no perdona es que no crezcas, mientras tu negocio crece, te dejan tranquilo” [literal]. Los ingresos de Nutanix han pasado de 445 millones en 2016 a una estimación de 760 millones este año y una proyección de 1.050 millones en 2018.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2017 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons