publicidad
  4/09/2015

Otro agosto sin tregua (y 2)

De principio a fin, China ha tenido un protagonismo notorio. Agosto empezó con la depreciación del yuan y se ha cerrado con un susto bursátil generalizado, cuyo origen es la caída de los principales indicadores de la economía china. Uno de los efectos no previstos es el extendido temor a un enfriamiento de expectativas depositadas en una próxima salida a bolsa de las startups que han sido bautizadas colectivamente como “unicornios”, y que tienen en común una valoración individual previa de más de 1.000 millones de dólares. No es anecdótico: se ha inventariado en 131 el número de empresas que responden a esa definición y con la pretensión de cotizar, en distintos grados de urgencia.

En las actuales circunstancias, los inversores originales no ven tan claro que sea el momento de buscar su retorno mediante una OPV incierta. A esos 131 “unicornios” se les adjudica un valor conjunto de 485.000 millones de dólares, calculado sumando las hipótesis de valor sobre las que se han cerrado las rondas de financiación recientes. Durante meses, se ha hablado del riesgo de una burbuja y, de hecho, algunas de las últimas que han salido a bolsa cotizan hoy por debajo de su nivel del primer día. El riesgo con estos “monstruos fantásticos” (definición de unicornio que quizá venga al caso) no es el de una burbuja futura sino el de poner de relieve que el flujo de dinero recibido no era realista.

Más allá de esas 131 empresas, la cautela podría prevalecer en futuras rondas de financiación de otras startups por ahora no afectadas. Si el ambiente continúa como en esta últimas semanas, las valoraciones ilusorias podrían deflactarse. Otras noticias de agosto que han quedado en la bandeja de entrada han sido las siguientes.

Jeff Bezos

Jeff Bezos

JEFF BEZOS, PRODUCTIVISTA INCORREGIBLE. Las opiniones están divididas acerca de Jobs, Gates o Musk, magnates de la “nueva economía”, pero sería difícil encontrar alguien que admire a Jeff Bezos, fundador, chairman y CEO de Amazon. Cuenta Brad Stone, su biógrafo [The Everything Store] que en 1994 Bezos registró el dominio relentless.com, todavía vigente (deriva al visitante a la página principal de Amazon). Implacable, que no da su brazo a torcer,… escoja cada uno la acepción de relentless como declaración de principios. La anécdota, sin duda menor, viene a cuento de un extenso reportaje publicado por el New York Times, en el que se describen prácticas laborales abusivas en Amazon.

En un mail dirigido a todos los empleados de su compañía, Bezos replica así: “no reconozco en ese texto la compañía que fundé y dirijo”. Quien tenga quejas – avisa – que las ponga en conocimiento del departamento de recursos humanos.

Según su biógrafo, uno de los rasgos de la personalidad de Bezos es la ausencia de empatía: le son absolutamente indiferentes las opiniones de los demás. Extraña que reaccionara ante el texto del New York Times: en 2012 ignoró olímpicamente acusaciones similares del Seattle Times, diario de la ciudad sede de Amazon. Puede que el cambio de actitud se deba a que, entretanto, Bezos se ha convertido en propietario del Washington Post, y lo que publican sus rivales en la prensa ya no le es absolutamente indiferente.

Logo Symantec

Logo Symantec

TRAS LA VENTA DE VERITAS, SYMANTEC TIENE QUE REINVENTARSE. En 2005, buscando afianzarse mediante su diversificación, Symantec compró Veritas por 13.500 millones de dólares. Diez años después, ha pactado su venta a un consorcio encabezado por el fondo Carlyle que pagará 8.000 millones. No sólo los números dicen que aquella adquisición (la más elevada en el sector del software) acabó siendo una operación fallida: las dos ramas de Symantec nunca encajaron del todo bien, y tres CEO se sucedieron sin resolver los problemas de desconexión. El año pasado, Michael Brown, cortó por lo sano y separó la división Information Managenent con la declarada intención de venderla.

Algo han visto Carlyle y sus socios en el potencial de Veritas. Lo que ha pasado hasta ahora es que pertenece a un segmento de mercado que está obligado a transformarse, y su propietaria no estaba en condiciones de soportar el esfuerzo. Junto con el anuncio de venta, se ha informado que Veritas tendrá su propio CEO mientras se completa la transacción; será Bill Coleman, antiguo fundador y CEO de BEA Systems.

Según IDC, Veritas es el número uno del mercado de backup y recovery, con una cuota cercana al 30%, seguida de EMC, IBM, CommVault y HP. Lo cierto es que aporta poco negocio y nulos beneficios a Symantec. Hace tres años, se dijo que IBM y HP estudiaban comprarla, pero la caída del entonces CEO de Symantec, Enrique Salem, frustró las conversaciones.

La valoración bursátil de Symantec está baja, con múltiplos muy inferiores a los de cualquier otra empresa de seguridad, y sin embargo es el líder del mercado, con unos ingresos repartidos a medias entre empresas y consumo, claro que con márgenes dispares. El dinero que recibirá cuando se complete la venta de Veritas podría permitir a Symantec abordar alguna adquisición que refuerce su core business en el mercado corporativo. El nombre que más suena estos días es el de Fortinet. Pero en estos tiempos el de seguridad es un sector codiciado y, por consiguiente, el precio de compra sería elevado en cualquier caso.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2018 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons