Periscopio/telescopio. Las profecías de Gartner

22/12/2011

Diciembre por estas fechas, es temporada de profecías. En el sector TI, los analistas profesionales publican sus predicciones para el año siguiente, y algunos recapitulan aciertos y errores de doce meses antes. La consultora Gartner ha hecho de este ejercicio una ritual de largo alcance. Peter Sondergaard, su vicepresidente de investigación, estuvo hace poco en Barcelona, donde desgranó las cuatro fuerzas que, en su opinión, condenan a la obsolescencia los sistemas de información tal como se han conocido a lo largo de los últimos 20 años. Entre otras cosas, esas fuerzas combinadas implican que dentro de tres años los CIO habrán perdido el control sobre un 25% de los presupuestos de TI.

Peter Sondergaard

Peter Sondergaard

Suena dramático, pero antes de desplegar el argumento, es necesario identificar tan poderosas fuerzas. Son estas, según Gartner: cloud computing, social computing, movilidad y big data. “Han quedado atrás los tiempos en los que las TI observaban cómo pasaba a su lado el mundo real. Hoy, son completamente inseparables de la política y la economía globales”, dijo Sondergaard antes de señalar que este año [2011] unas 350 compañías entre las 1.000 más grandes del mundo, han invertido cada una más de 1.000 millones de dólares en TI, y lo han hecho porque las TI impactan directamente sobre el núcleo de sus negocios”.

La primera fuerza, cloud computing, combina la industrialización de las capacidades de TI con el impacto rompedor de los nuevos modelos de negocio. Sin embargo, el desplazamiento de las fórmulas tradicionales de compra hacia los servicios de cloud pública se encuentra todavía en una fase temprana: en 2010 se han gastado – la cifra es de Gartner – unos 74.000 millones de dólares en estos servicios, cifra sin duda impresionante pero que representa menos del 3% del gasto total de TI empresarial en el mundo. “Nuestra previsión – dijo Sondergaard – es que se va a crecer al ritmo del 19% anual hasta 2015, es decir cinco veces más rápido que el conjunto del gasto en TI de las empresas”. El crecimiento será rápido, pero también lo será la caída de precios. “En 2015, los servicios cloud de bajo coste canibalizarán el 15% de los ingresos de los proveedores de outsourcing.

Por otro lado, y esta es la segunda fuerza, el social computing se encamina a una nueva fase, necesariamente masiva: “con 1.200 millones de personas registradas en las redes sociales, el 20% de la población mundial, los líderes de las TI no pueden demorarse en incorporar capacidades de software social en su oferta a las empresas”. Aun así, atención a esta advertencia: “en 2013, la burbuja de inversiones en redes sociales para los consumidores tendrá un reventón, que llegará un año después a las compañías especializadas en software social para empresas”.

Y ahora viene la movilidad, esa fuerza que muchos hacen coincidir con la llamada ´consumerización` de las TI. Este cambio radical ha desbordado la capacidad y previsiones de muchos departamentos de TI, que no han sabido moverse tan rápido. Antes de 2016, se habrán vendido 918 millones de tabletas, una por cada ocho habitantes del planeta, además de 1.200 millones de portátiles y 1.500 millones de smartphones. “Es una tremenda transformación – define Sondergaard – y no sólo para los individuos: requerirá de las empresas un esfuerzo de imaginación sobre el modo de suministrar aplicaciones a sus empleados”; de hecho, en 2014, el 60% de los departamentos de TI contarán con sus propias “tiendas” de aplicaciones para uso interno, dice la predicción de Gartner.

Gartner da por muerto el concepto de data warehouse que contiene toda la información necesaria para tomar decisiones. “La información es el petróleo del siglo XXI y la capacidad analítica es el motor de explosión” (Sondergaard). Esto lleva directamente al fenómeno de big data, y para que la superabundancia de información no se convierta en un problema insoluble, los departamentos de TI deberán actuar “como routers, no como firewalls”.

El corolario implícito de estas tendencias es que los directores de sistemas – o CIO, por usar la terminología americana – corren el riesgo de quedar marginados dentro de las empresas. “Muchos empleos tradicionales de TI están desapareciendo, pero muchos otros se están creando en ciertas áreas que no hubieran sido imaginables: las TI se externalizan, los empleos siguen existiendo, pero no dentro de la compañía, y esto significa que el papel de las TI es cada vez más de órgano estratégico y menos de órgano de servicio interno”. Y el corolario explícito es este: “los departamentos de TI pueden encontrarse pronto con que no serán dueños de su presupuesto”.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

A todo esto, la pregunta candente es ¿qué se puede esperar de 2012? La proyección de Gartner calcula que el total mundial de gasto en TI por las empresas será de 2,7 billones de dólares, un 3,9% más que en 2011 (año en el que se estima ha crecido un 5,9%). Los analistas de Gartner subrayan que, a pesar de la ominosa sombra de la crisis, las empresas han seguido invirtiendo en TI, y seguirán haciéndolo al mismo ritmo hasta mediados de la década. Muy diferente es el análisis si se desglosa regionalmente.

En la región EMEA, se estima en 2011 un gasto de 604.000 millones de euros, en declive del 1,4% sobre el año anterior, y se prevé un aumento del 2,3% en 2012. Pero una cosa es EMEA, y otra Europa Occidental, cuyo peso alcanza al 80% del agregado: en 2011 el gasto en TI de las empresas ha caído 1,8% y en 2012 crecerá, pero sólo el 1,5%.

 
Compartir:
  • Print
  • Meneame
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Live

Artículos relacionados