publicidad
  28/04/2011

PlayBook, para usuarios leales de BlackBerry

Dos han sido las corrientes de opinión que han acogido la llegada al mercado de la tableta PlayBook, compañera de BlackBerry, que se vende en Estados Unidos desde la semana pasada. De un lado se alinean los comentaristas y blogueros, por lo general admiradores de Apple, que han señalado las insuficiencias de la novedad descartándola como eventual iPad killer. De otro, los analistas especializados de brokers y bancos de inversión, le han encontrado virtudes suficientes para creer que revitalizará las ventas de RIM, la empresa fabricante, y por consiguiente su cotización, que tuvo tiempos mejores. Es una interesante divisoria de aguas entre los dos bandos.

Parten de enfoques diferentes, pero como se ha visto en la reciente presentación de resultados, la prédica de los primeros logró influir sobre la cotización de RIM. Una anomalía, porque las cuentas del ejercicio cerrado en marzo fueron excelentes, pero titulares del género RIM is dead – con el que esos medios repiten desde que apareció el iPhone – ignoran el hecho de que los ingresos de la compañía canadiense han crecido,  desde esa fecha, a una media anual del 57%.

El principal reproche que se ha hecho a PlayBook es que no soporta en modo nativo aplicaciones tan corrientes como email, calendario y agenda de contactos, a las que sólo se puede acceder cuando la tableta está conectada vía Bluetooth a un smartphone BlackBerry. Sorprendido por las críticas, uno de los cofundadores de la compañía, Jim Balsille, explicó que “por lo que sabemos, la gente que esperaba una PlayBook prefiere que sea una extensión segura de su BlackBerry”.

La explicación de Balsille tiene su miga. Las cifras indican que en Estados Unidos, BlackBerry ha perdido cuota de mercado ante el empuje de iPhone y Android, pese a que ha incrementado sus ventas y a que sigue creciendo en la esfera internacional. Aun así,  RIM tiene urgencia por detener el goteo. Su planteamiento estratéfico parece renunciar a pescar en aguas ajenas, y se dirige primariamente a apuntalar la lealtad de los usuarios corporativos, que tienen un parque de smartphones y han invertido en servidores de BlackBerry; ya habrá tiempo, si se puede, de seducir a una nueva camada de usuarios y, eventualmente, de recuperar algunos desertores.

El denominador común de muchos comentaristas sugiere que RIM – presionada por accionistas, usuarios y… periodistas – se ha dado prisa por lanzar al mercado un producto insuficientemente arropado por aplicaciones: inicialmente, sólo hay disponibles unas 3.000, pero cualquiera con sentido común sabe que el usuario medio de un iPhone utiliza como mucho una quincena. Sin embargo, la ausencia de email nativo es un problema mayúsculo, que RIM ha prometido resolver con una actualización de la plataforma antes del verano; mientras tanto, hay dos maneras de acceder al correo: a través del compañero BlackBerry o a través del browser. Próximamente, la PlayBook se adaptará para ejecutar aplicaciones de la plataforma Android, en condiciones todavía difusas. De ambas circunstancias se hablará la semana entrante en BlackBerry World, la conferencia anual de la compañía. 

Si las cosas salen como prevén Balsille y su socio Mike Lazaridis, PlayBook sería un éxito gracias a aquello que para algunos es un defecto. ¿Cuántas tabletas se venderán este año? El analista Ehud Gelblum, de Morgan Stanley, apunta que RIM ha reservado con sus contratistas capacidad para fabricar 7 millones de unidades, pero sólo la mitad para entregar durante el ejercicio. 

En paralelo, un informe de Barclays Capital valora la PlayBook como “técnicamente, una de las mejores tabletas del mercado”; el autor del análisis, Jeff Kvaal, sostiene que “RIM ha superado las dificultades de hacer creíble su nuevo sistema operativo y de rejuvenecer su interfaz de usuario y su navegador”. Y pronostica que en el trimestre en curso se venderán unas 270.000 unidades – según su conjetura, ya estarían comprometidas con grandes clientes corporativos – y al final del ejercicio (en febrero de 2012) podría cruzar el listón de los tres millones.

PlayBook es sólo una pieza en la estrategia defensiva de RIM para contrarrestar a sus competidores. Hasta donde pueda imaginarse, el mercado de smartphones será mucho más grande que el de tabletas, y es ahí donde BlackBerry se la juega realmente. En los próximos meses se espera el lanzamiento de varios modelos, que pueden (o no) corresponder a los conceptos que circulan por Internet; serán, en la práctica, una renovación completa de su gama actual.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons