publicidad
  3/05/2010

Primeras víctimas del iPad

Se hace difícil soslayar el encadenamiento de estas tres noticias: 1) HP compra Palm con la transparente intención de desarrollar una potente alternativa al iPad; 2) se dispara la conjetura de probable retirada del proyecto Slate, un tablet que HP ha desarrollado en común con Microsoft; 3) a su vez, Microsoft anuncia que abandona su desarrollo propio, un dispositivo llamado Courier, cuya existencia no había reconocido oficialmente. Esta secuencia de 72 horas tiene un corolario: Apple tiene garantizado que no tendrá competencia al menos durante el resto del año…a menos que Google, quién si no, esté preparando algo para hacer la puñeta a su vecino, con el que no tiene las mejores relaciones.

HP Slate (prototipo)

HP Slate (prototipo)

Microsoft Courier (render)

Microsoft Courier (render)

Sobre la primera, cuestión, no hay nada nuevo que añadir. La evidencia de que el sistema operativo webOS es el verdadero motivo de la adquisición de Palm, ha dado que pensar que HP abandonará muy pronto Slate, porque no está satisfecha con las prestaciones de Windows 7 en un tablet que, por lo poco que se sabe, [un video de 30 segundos y una poco lucida presentación de Steve Ballmer] no daría la talla frente al iPad. Podría decirse que esto ya lo sabía, pero lo cierto es que Microsoft ha mostrado menos entusiasmo que HP, que veía en el proyecto conjunto una manera de reforzar su familia de PC táctiles TouchSmart. Tal vez el equívoco estuviera en el punto de partida, en tratar de forzar los rasgos de un sistema operativo que no ha sido concebido para un interfaz que no es móvil, ni primariamente táctil.

Alguien en HP se habrá hecho esta pregunta: ¿por qué seguir trabajando sobre esa hipótesis, si podemos apoderarnos de webOS, que sí reúne ambos atributos? En verdad, más apropiado que Windows 7 hubiera sido Windows Phones 7, pero este no se materializará hasta el cuarto trimestre del año. Para entonces, Apple ya estará trabajando en una segunda versión del iPad. Mejor retirarse ahora que arriesgar un patinazo. Con un razonamiento simétrico, Microsoft estará probablemente de acuerdo con su partner favorito, y es también el motivo por el que ha decidido cancelar Courier, o reconducirlo. Según las informaciones e imágenes que han circulado por Internet, debía tratarse de un tablet con dos pantallas en formato libro, que combinaría funciones de productividad y entretenimiento; un prototipo con interfaz híbrida (làpiz/táctil), cámara y editor de imágenes y otras tareas integradas en el modelo de organizador digital.

Para Microsoft, el problema estratégico es más grave, si cabe: cómo no quedar descolgada de una categoría que, partiendo de su condición inicial, pudiera llegar a canibalizar bloques enteros del mercado que hoy domina. Dicho de otro modo, si no encuentra la fórmula para responder al iPad con un dispositivo de consumo multimedia competitivo, Microsoft perdería un terreno que naturalmente sería ocupado por Apple. En la circunstancia actual, a Microsoft sólo le quedan como socios posibles para un tablet, el fabricante taiwanés Asus y otras marcas menores, que simultáneamente se dejan cortejar por Google. Otro cliente importante, Dell, se ha decantado por Android como sistema operativo para el suyo. Google, mientras tanto, se dice que trabaja con HTC en el desarrollo de un tablet que daría la réplica al iPad basándose en Chrome OS. Resulta altamente sugestivo comprobar todo lo que fluye bajo una noticia que ha podido resumirse así: HP paga 1.200 millones por Palm, para competir con Apple.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons