publicidad
  3/05/2011

Qualcomm, a favor de la corriente

La importancia de los resultados trimestrales de Qualcomm, presentados hace un par de semanas, va más allá de la propia empresa californiana. Dos trimestres consecutivos con aumentos del 35% en los ingresos y los beneficios justifican su valor bursátil, pero los analistas de Wall Street ven estas variables como signos de dinamismo en el mercado de los dispositivos móviles, en el que Qualcomm ejerce con raro eclecticismo su papel de suministrador de chips para todas las plataformas existentes. La guinda la pondría, de confirmarse, el rumor según el cual la tecnología de Qualcomm estaría presente en el iPhone 5, que Apple podría anunciar en septiembre de este año.

Paul Jacobs

Paul Jacobs

En el ranking mundial de la industria de semiconductores, Qualcomm ocupa la novena plaza, pero estrictamente no es la definición que cuadra a su modelo de negocio. Desde sus inicios – particularmente desde que Paul Jacobs sucedió como jefe ejecutivo a su padre Irwin, fundador de la compañía – su actividad se caracteriza por invertir en tecnologías susceptibles de desarrollar nuevos mercados. Ha tenido patinazos, pero es el precio de llegar precozmente, antes que la competencia. Ejemplos de esto son la realidad aumentada y la pantalla Mirasol, sus dos empeños actuales.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Los ingresos de Qualcomm en la primera mitad del ejercicio que cerrará en septiembre suman 7.223 millones de dólares, lo que le permite ratificar la previsión de cerrar el año fiscal con un rango de 12.000 a 13.400 millones. Un 60% de los ingresos procede de la venta de chipsets y procesadores, y el resto de los royalties y licencias por sus patentes. En el trimestre enero-marzo, obtuvo unos ingresos record de 3.875 millones, con un aumento del 45,5% sobre el mismo trimestre de 2010.

Qualcomm navega a favor de la corriente. Prácticamente todos los fabricantes de procesadores para dispositivos móviles ya tienen o anuncian versiones de doble núcleo, pero el mercado está repartido entre los Snapdragon de Qualcomm, el Tegra 2 de Nvidia y el OMAP 4 de Texas Instruments (TI). Hay actualmente, según la compañía, unos 150 dispositivos en desarrollo basados en Snapdragon. Entre las nuevas tabletas, hay 8 que llevan chipsets de Qualcomm y otras 20 aparecerán antes de finales de año.

En los smartphones, Qualcomm tiene una cuota de mercado del 50% de Android, particularmente los de HTC – un partner histórico – pero con la curiosa omisión de Motorola, ahora presidida por Sanjay Jha, quien fuera la mano derecha de Jacobs. También equipa con sus chipsets todos los Windows Phone existentes hasta la fecha (no se ha informado la opción por la que se decantará Nokia). HP sí que ha escogido a Qualcomm como proveedor para los nuevos Palm (antes equipados por TI) y su tableta TouchPad. Algunos modelos de BlackBerry llevan sus chipsets MSM, lo mismo que la variante de iPhone 4 que comercializa el operador Verizon para su red con tecnología CDMA.

Según hace constar el último informe anual de Qualcomm, en 2010 se vendieron 655 millones de dispositivos móviles equipados con su tecnología, por un valor total de mercado estimado en 120.000 millones de dólares. Esto implica un precio medio de 183 dólares. Es un detalle importante por la acentuada tendencia del mercado a bajar el precio medio de los smartphones, y los analistas no han dejado de insistir en ello. Junto a los smartphone baratos, también llegan al mercado otros de alto precio, por lo que Jacobs sostiene que el precio medio de los 775 millones de dispositivos que espera equipar este año subirá de rango hasta una horquilla de 199/209 dólares.

Sin embargo, el director financiero, Bill Keitel, reconoció en una conferencia de Morgan Stanley que el margen operativo podría descender, porque la compañía no está dispuesta a perderse la evolución inevitable de un mercado masivo. Ese margen, que habitualmente se ha situado en torno a un 30%, bajará gradualmente cuatro o cinco puntos porcentuales. Este puede ser un problema para Qualcomm, que necesita márgenes cómodos para financiar su presupuesto de I+D, al que destina el 17% de sus ingresos (hace un par de años era el 22%).

La reciente adquisición por 3.100 millones de dólares de la compañía Atheros, con un amplio paquete de patentes de la tecnología wifi, está dirigida a ampliar el alcance tecnológico de Qualcomm, a la vista de que el mercado de las tabletas ha revitalizado la demanda de conexiones móviles wifi y no sólo 3G. Este es un campo en el que Jacobs espera colaborar más asiduamente con los operadores.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons