publicidad
  26/03/2010

Qualcomm o la anunciación de Jacobs

La escalada que en estos días han vivido las acciones de Qualcomm  no obedece a un pelotazo sino a un dato genuino: todas las previsiones apuntan que las ventas de smartphones crecerán vigorosamente este año, y es natural que este fabricante de procesadores y chipsets para móviles avanzados saque pecho. De anunciar la buena nueva se ha encargado Paul Jacobs, CEO de la compañía californiana, quien ha anticipado a los analistas que el trimestre se cerrará con una horquilla de ingresos que llega hasta 2.700 millones de dólares. A estas fechas, la cifra puede darse por definitiva, y lo interesante es que corrige al alza un 6% el guidance presentado en enero.

Paul Jacobs

Paul Jacobs

Jacobs se mueve con maestría en el manejo de las expectativas. En enero, sus previsiones provocaron una caída de la cotización en medio de un segundo plan de recompra de acciones, que fue seguido por un incremento del dividendo; ahora corrige oportunamente el tiro. En la industria de los chips para móviles se espera una consolidación y Qualcomm podría estar del lado de los compradores, lo que podría requerir un valor alto de sus acciones; pase lo que pase, tendría la oportunidad de reforzar su cuota de un mercado en ascenso.

“Una de dos: habrá consolidación, o alguien tendrá que abandonar el mercado; nuestro papel es ayudar a que ocurra cuanto antes”, proclamaba Jacobs a comienzos de marzo, y estas palabras encendieron la máquina de los rumores. La especie más audaz menciona una posible oferta por ARM Holdings, especialista británico en el diseño de procesadores que otros fabrican bajo su licencia, entre ellos Qualcomm. Su tecnología está incorporada en la mayoría de los smartphones (incluido el iPhone), y esto hace de ARM un bocado apetecible. A la pregunta de un analista sobre su eventual intención de compra, Paul Jacobs respondió con otra pregunta: why?. Incluso si esto fuera un no, deja correr la especulación acerca de una puja entre Qualcomm y otros licenciatarios – Broadcom, Texas Instruments y Freescale – potencialmente interesados en apoderarse de la boutique británica de diseño de chips.

Se podría argumentar que el éxito de ARM reposa precisamente en no ser una amenaza para sus clientes, lo que puede leerse también como vulnerabilidad ante ataques exteriores. Al margen de esta cuestión, Jacobs anunció en febrero en Barcelona que Qualcomm se propone pasar a una política de precios agresivos para ganar mercado. Un día antes – esto ocurría en el Mobile World Congress  – se había sabido que Microsoft ha escogido a esta empresa como partner para el desarrollo de su plataforma Windows Phone 7; se completa un abanico de alianzas en el que ya figuraba el uso de su procesador Snapdragon como base del Nexus One  de Google, que será seguido por otros fabricantes de la familia Android.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons