publicidad
  17/11/2010

Telecos: la crisis se cura viajando

Seis operadores ´incumbentes´ o antiguos monopolios de las comunicaciones en Europa, han sido empujados por la liberalización a buscar nuevos horizontes. Su suerte ha sido dispar, por cierto. Los resultados financieros presentados en las últimas semanas ofrecen una primera conclusión interesante: en general – con la excepción alemana – el negocio en sus países de origen es la fuente de sus problemas, y cuanto más audaces han sido en su expansión geográfica, mejores son sus ingresos y sus beneficios. La crisis ha acentuado el fenómeno, y puede que con el tiempo sea la regla que desencadenará la siguiente ola de fusiones, que muchos analistas predican como inevitable a la salida del túnel.

César Alierta

César Alierta

Un 67% del negocio de Telefónica se origina fuera de España, y esta circunstancia es una rotunda ventaja comparativa. La síntesis es esta: un 4,2% menos de ingresos en España, un 10,7% más en América Latina, y otro 11,8% de subida en el resto de Europa. Otro elemento distintivo es la aceleración: +5,4% en el primer semestre, +6% al cabo de nueve meses. La clave está en el éxito comercial: en total, ha ganado 4,1 millones de nuevos clientes (+4,9%), con un detalle importante añadido: la operadora multinacional que preside César Alierta ya cuenta con más clientes de banda ancha móvil (19 millones) que de banda ancha fija (16,7 millones), sumadas todos los mercados. Pero el resultado bruto de explotación declinó en términos orgánicos un 2,3%, un reflejo de la recesión en España.

Zeinal Bava

Zeinal Bava

En las cuentas de Portugal Telecom, la discutida venta a Telefónica de su participación en Vivo ha distorsionado positivamente los resultados del tercer trimestre: los 116 millones de euros de beneficio hace un año, parecen muy modestos comparados con los 5.300 millones de ahora. Aunque hay un debate en marcha acerca de qué hacer con la plusvalía. PT premiará a sus accionistas con un dividendo extraordinario, pero el gobierno – recuérdese que su acción es “de oro” – reclama una parte que le ayude a paliar sus exhaustas finanzas. Zeinal Bava, consejero delegado de la operadora lusa, ha jugado bien sus bazas, y sabe mejor que nadie que el mercado portugués es demasiado pequeño – y más que lo será – lo que va a compensar reinvirtiendo en la antigua colonia, hoy envidiada potencia.

Franco Bernabé

Franco Bernabé

Al cierre de setiembre, la caída de los ingresos (-0,2%) y del EBITDA (-0,6%) daban una imagen equívoca de Telecom Italia: los ingresos caían un 7,5% en Italia pero subían un 31,2% en Brasil, y esto explica más de lo que dice. Mientras en Italia el esfuerzo se centra en el control de costes, la filial brasileña TIM ha ampliado un 19% su base de clientes. Desde entonces, el acuerdo que permite tomar el control de Telecom Argentina (inicialmente bloqueado por el gobierno Kirchner) hará posible consolidar los resultados de un mercado en expansión. En la propia casa, ha dicho su presidente, Franco Bernabé, “mantenemos las posiciones en telefonía fija, pero necesitamos más tiempo para ser realmente competitivos en los móviles, y detener la caída del ingreso medio por usuario”.

Ian Livingston

Ian Livingston

El antiguo monopolio británico, el primero que introdujo la corriente privatizadora en Europa, no ha tenido muchos aciertos desde entonces. BT segregó hace años su filial de móviles – O2, hoy propiedad de Telefónica – y renunció a la expansión exterior, con una excepción manifiesta, la división Global Services, a la vez que puso énfasis en desplegar una nueva red (21st Century Network). Los resultados presentados por su presidente Ian Livingston muestran un descenso del 4% en la facturación y un aumento del 4% en el resultado bruto de explotación. No es un capricho numérico, sino el fruto de un cálculo: bajar costes y recortar empleos, para contentar al impaciente accionista. Algo que, en el contexto político actual del Reino Unido, debería parecernos de lo más natural.

Rene Obermann

Rene Obermann

El crecimiento de la economía alemana es una excepción en Europa, y Deutsche Telekom, el operador histórico, lo es también por otra razón: sus aventuras internacionales (que aportan el 56% de sus ingresos) hunden los resultados del grupo, mientras el negocio interno (-1,7% de enero a setiembre) no llega a compensarlos, pese a que la depreciación del dólar enmascara las pérdidas de T-Mobile en Estados Unidos al trasladarlas a euros. Para su atribulada filial británica se ha encontrado otra fórmula, fusionarla con la de Orange, en un mercado con demasiados competidores, a cual más feroz. La compañía que dirige René Obermann explora nuevos yacimientos de negocio que giran en torno a las redes inteligentes. Estas deberían aportar 15.000 millones de euros adicionales…en 2015.

Stephane Richard

Stephane Richard

Para tranquilidad de analistas e inversores, las previsiones de France Télécom para 2010 están a salvo, e incluso puede que mejoren un poco. Los ingresos han suavizado su persistente caída en Francia (-1,6%) y en España (-1,8%), mientras que las operaciones en Oriente Medio y África (+5,5%) han salvado las cuentas: en estas regiones se encuentran 55 de los 203 millones de clientes del grupo, en notorio aumento. La filial española, que junto con la polaca es un vestigio de la anterior fase de expansión europea, lleva cinco trimestres consecutivos mejorando, si bien su ARPU (ingreso medio por usuario) es más bajo que el de sus competidores. Mientras tanto, FT lucha por mantener su papel dominante en Francia, un mercado a la vez saturado, muy competitivo y muy regulado.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons