publicidad
  22/10/2012

Vittorio Colao verbatim

El consejo del grupo Vodafone se reunió días atrás en Madrid, un gesto que el CEO de la compañía, Vittorio Colao, describió como de respaldo a la gestión del equipo directivo español, encabezado por Francisco Román, presidente, y António Coimbra, consejero delegado. Con este motivo, Colao recibió a un grupo de periodistas y, aunque no concedió entrevistas, la transcripción de sus palabras dará a los lectores de este blog una idea más completa que las sucintas informaciones publicadas en los medios y centradas, lógicamente, en la polémica suscitada en torno a la oferta Movistar Fusión, lanzada por Telefónica, aprobada por el regulador y cuestionada por sus competidores, y con especial énfasis por Vodafone.

Francisco Román, Vittorio Colao y António Coimbra

Francisco Román, Vittorio Colao y António Coimbra

Pero Colao encabeza un grupo global, y el interés intelectual del encuentro no se limitaba al mercado español. Ante la pregunta del autor de este blog, se congratuló de haber vendido el año pasado, oportunamente y a buen precio [7.800 millones de euros] la participación del 44% que controlaba en el operador francés SFR. Desde entonces, la circunstancias del mercado han hundido el valor del 100% en manos del conglomerado Vivendi, que entre otras salidas se está planteando la desinversión en telefonía móvil. Esta presunta intención salió a la luz con posterioridad al encuentro con Colao, por lo que no hubo ocasión de preguntarle – ni quizá hubiera respondido – acerca de la versión según la cual Vodafone podría ahora comprar SFR para volver a Francia, un mercado – según recordó – que es el único de Europa en el que no hay un solo operador que no sea de propiedad francesa.

Las opiniones criticas de Vittorio Colao hacia la regulación europea son de sobre conocidas, pero en esta oportunidad prefirió pasar de puntillas sobre el asunto, y centrarse en la fragmentación del espectro.

Otro aspecto que apareció durante el briefing –pero del que también se escaqueó Colao sutilmente – es la situación por la que atraviesa Yoigo, el cuarto operador móvil español, que supuestamente su propietario, Telia Sonera, estaría dispuesta a vender. Vodafone y Orange han sido citados en la prensa como candidatos a comprarlo, pero la operación podría tener que enfrentarse a reticencias – por decirlo suavemente – de parte de la Comisión Europea. La operación por la que Orange Austria debía pasar a manos del grupo Hutchinson se ha desbaratado en principio, por las duras condiciones impuestas a una concentración que, visto el peso de mercado de los contrayentes – tercero y cuarto operador, respectivamente – no alteraría sustancialmente el mercado austríaco.

Como era completamente previsible, Movistar Fusión y los temas anejos, dominaron la primera parte del briefing, hasta que el propio Colao tuvo que rogar que se pasara a otro tema. A continuación, se transcribe, ordenada temáticamente, la intervención de Colao.

Movistar Fusión. Mi respuesta será directa: nos preocupa seriamente la aparente tentación de Telefónica de remonopolizar el mercado, y nos preocupa tanto por Vodafone como por los usuarios españoles. Estos tienen interés en dos cosas: disponer de productos innovadores y que haya competición. Estas son, o deberían ser, las reglas en todo el mundo; por tanto, lo que Vodafone pretende es poder ofrecer a sus clientes en España, en condiciones competitivas, lo mismo que ofrece Telefónica, y lo mismo pretendemos en otros mercados europeos donde estamos presentes. Repito: una eventual remonopolización del mercado es lo más alejado del interés de los clientes.

Autorización de la CMT a Movistar Fusión. En el consejo hemos llegado a la conclusión de que la decisión de la CMT no es transparente; no podemos entender que un regulador pueda actuar así sin explicar en qué se ha basado. Tengo que añadir que el movimiento de Telefónica es significativo porque confirma lo que siempre hemos dicho: que si los ´incumbentes` no abren sus redes, la única solución que queda es la separación funcional. ¿Es necesario llegar a eso? Espero que no, porque significaría que hay una política mayorista que permite competir con Telefónica; estaría encantado de ser uno de los grandes clientes de César Alierta [risas]. Lo que puedo decirles es que vamos a usar el caso español para explicar en Bruselas por qué nos oponemos al retorno del monopolio. Y créanme que lamento de veras que España sea el primer país donde ocurre algo así […]

Situación regulatoria en Europa. Espectro. La cuestión del espectro es fundamental, y si tuviera que definirla con un adjetivo diría que es frustrante. Sí, frustrante. En diferentes países rigen distintas reglas sobre el espectro, y esto significa que nadie puede tener una verdadera oferta paneuropea. Al mismo tiempo, en Estados Unidos, Verizon ya ha lanzado la telefonía móvil de cuarta generación, y puede ofrecer lo mismo en prácticamente todo el territorio de un país de dimensiones continentales. Europa fue el líder en 2G y en 3G, pero ahora lleva mucho retraso en el despliegue de 4G […] En interés de todos, las regulaciones del espectro, que son múltiples en Europa, deberían ser más simples, más homogéneas. Si realmente queremos más Europa, debemos funcionar con las mismas reglas. En términos generales, la evolución que está tomando la Comisión Europea me parece positiva; los principios que ha enunciado [la comisaria] Neelie Kroes tienden a reforzar la idea de que no es necesario construir algo que existe pero no es replicable. Estamos de acuerdo.

¿Adquisiciones en España? La posición del consejo es que no excluimos nada. España es nuestro cuarto mercado doméstico, literalmente hablando; aquí invertimos cada año 500 ó 600 millones de euros, y si se presentara la oportunidad, invertiríamos en adquisiciones. Obviamente, no voy a dar ninguna pista, pero hemos hecho anteriormente compras en este país como en otros. Siempre estamos mirando por oportunidades de inversión que podamos hacer, solos o con partners, para mejorar la infraestructura. Se puede hacer de muchas maneras, y no somos dogmáticos sobre la forma de hacer las cosas. Ahora bien, ¿seguiremos invirtiendo en España? Sí. ¿Haremos una compra en España? No lo sé. Dependerá del precio, de las condiciones, de las sinergias…

Recurso ante Bruselas. Tenemos que estudiar con detenimiento la oferta de Telefónica, para estar seguros de que podemos replicarla. Nuestro objetivo no es bloquear nada que beneficie a los consumidores, sino todo lo contrario: estar en condiciones de ofrecer lo mismo a nuestros clientes en igualdad de condiciones.

[interviene António Coimbra] En este momento nos parece que Movistar Fusión no es replicable, pero como ha dicho Vittorio también nos parece que la CMT no ha actuado con transparencia. En la oferta de ADSL, hay que probar que es replicable, y nosotros pensamos que no lo es. En cuanto a la fibra, no sólo no es replicable porque no hay una oferta mayorista, sino que ni siquiera ha sido sometida a autorización].

Resultados de Vodafone España. Estamos satisfechos, en el contexto de la situación del mercado, pero no lo estamos con la marcha del mercado. Porque el mercado se está achicando, es menos rentable. Pero dentro de esas condiciones, creo que lo estamos haciendo bien. Vodafone España tiene dos elementos a su favor: una magnífica red, que me consta funciona de maravilla, y un crecimiento del 25% en el negocio de datos. La crisis nos afecta, pero ahí están los fundamentos, y son sanos. Con lo que no podemos estar contentos es con la bajada de los ingresos y de los márgenes; no es distinto de lo que le ocurre a nuestro principal competidor, y tenemos que aceptar que este es un momento difícil para la economía. ¿Es España un buen país para invertir? A largo plazo, sí; creo que las reformas que se están haciendo, y de las que se nos ha informado, van en la buena dirección.

Compartición de infraestructuras. Hemos firmado hace poco un acuerdo muy interesante con O2 [filial de Telefónica] en Reino Unido, y desde hace tiempo tenemos en España otros con Orange y con Telefónica, con distintas características. Por lo tanto, nuestra filosofía es que si podemos compartir la red, lo hagamos con operadores serios, con los que se pueda firmar a largo plazo, y tanto Orange como Telefónica lo son. A veces digo cosas amables sobre Telefónica [risas].

Futuro del euro. No somos una empresa británica, como sugiere la pregunta. Somos una empresa europea, y Reino Unido representa el 5% de Vodafone, más o menos lo mismo que España; Italia es mucho más importante, y también estamos en otros mercados, como Alemania y Portugal, por ejemplo. Por lo tanto, somos una compañía del euro, aunque nuestra matriz esté fuera de la eurozona. Respondiendo a la pregunta, no tenemos un plan de contingencia frente al eventual colapso del euro porque no creemos que vaya a producirse tal colapso.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons