publicidad
  11/11/2010

Vodafone afina sus motores

Por primera vez en mucho tiempo, hasta el más quejica de los accionistas de Vodafone ha perdido sus motivos de queja. Esta semana, la acción ha subido a su nivel más alto desde enero de 2008, tras conocerse los resultados del primer semestre fiscal: los ingresos vuelven a crecer, la rentabilidad mejora, la promesa de elevar el dividendo es sólida y sostiene el valor bursátil. El consejero delegado, Vittorio Colao, ha presentado una nueva estrategia que, entre otros puntos relevantes, plantea concentrar los esfuerzos del grupo en tres regiones (Europa, África e India) y en los datos móviles. En Europa, el objetivo es ser reconocido como un “proveedor de servicios totales de comunicaciones”.

En 2008, recordó Colao, se discutían los riesgos de la apuesta de Vodafone por los mercados emergentes –que, simplificando, costó el puesto a su antecesor, Arun Sarin – mientras que ahora nadie pone en cuestión la valiosa aportación de India, Turquía y Sudáfrica, que suman la mitad de los clientes directos del grupo. Aunque todavía el 64% de los ingresos proceden de Europa, la tendencia se invierte rápidamente. Si Vodafone hubiera optado por atrincherarse en Europa, hoy sería un 36% más pequeña y sus ingresos habrían disminuido un 4,1% en la primera mitad del año; su rentabilidad futura sería dudosa, al no contar con el reaseguro que le dan sus filiales en los países llamados emergentes. 

Un aspecto en el que Colao ha hecho caso a los críticos es el repliegue de posiciones que no puede controlar. En septiembre, ya anunció la venta del 3,1% que Vodafone poseía en China Mobile (un mercado en el que nunca llegaría a pintar nada) por 4.300 millones de libras;  en las últimas semanas ha acordado adelantar la desinversión en Softbank (episodio final del fracaso en Japón), por valor de otros 3.100 millones, no menos bienvenidos. Pronto debería anunciarse la retirada de Polonia. Estas son buenas noticias, que han serenado el espinoso asunto de las dos participaciones que realmente importan en su perspectiva:  el 44% de SFR y el 45% de Verizon Wireless. En ambos casos, Vodafone sacrificaría piezas de mucho peso en la partida global: proporcionalmente, esas compañías “representaron proporcionalmente un free cash flow de 5.000 millones de libras el año pasado”.

Sobre tales premisas, que dan estabilidad al grupo y al consejero delegado, este ha anunciado por fin la estrategia que había prometido. Y ha caído bien entre accionistas e inversores, según cuenta la prensa de Londres. El primero de sus puntos consiste en capitalizar el incremento de la demanda de datos móviles en los mercados maduros, proponiendo planes de tarifas diferenciadas para distintos niveles de servicio. En algunos países emergentes, donde la adopción de esos servicios es todavía baja, se propone actuar como promotor de esa demanda. Por otro lado, en Europa, donde “vemos signos tempranos de convergencia”, Vodafone reforzará su presencia en banda ancha para ampliar la gama de servicios totales a consumidores y empresas.

Los ingresos por servicios declinaron el 1,3% en Europa [13.545 millones de libras], con tendencia a mejorar, un reflejo – dijo Colao – del crecimiento en Alemania y Reino Unido, de una leve mejora en Italia y de la debilidad persistente de la economía española. Pero en la caída de ingresos hay que matizar que  los datos crecieron un 23,2% y ya representan el 13% de aquella cifra.

La filial española ha sufrido un descenso del 7,1% en su cifra de ingresos por servicios [2.895 millones de euros = 2.440 millones de libras] y una bajada del 15,9% en el EBITDA. El continuo descenso de los precios de la voz móvil ha sido nuevamente la causa de la reducción de ingresos por servicios, precisó Francisco Román, presidente ejecutivo de Vodafone España, si bien se vio parcialmente compensado por un aumento del 3,3% en los minutos de tráfico en la red y, sobre todo, por un incremento de ingresos por servicios de datos que fue del 15,1% entre abril y septiembre


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons