Vodafone tiene tres velocidades

11/11/2011

“Son números tranquilizadores en tiempos difíciles”. La frase de Vittorio Colao, CEO de Vodafone, es de una impecable concisión. Los números del semestre marzo-septiembre han traído un poco de alivio a las cuentas del operador móvil, el mayor del mundo por ingreos. Magro consuelo: sólo progresan con claridad en dos mercados, India y Turquía, en los que los ingresos por servicios han aumentado un 28% y un 18%. Esta es la alta velocidad de Vodafone. Y ahora que resurge la idea de una Europa de dos velocidades, hay que distinguir entre Alemania y Reino Unido, con crecimientos marginales, y los países del sur: España (-9,6%), Italia, Grecia y Portugal, en caída sistemática.

Shameel Joosub y Francisco Román
Shameel Joosub y Francisco Román

Véase esta otra frase de Colao: “hemos ganado cuota en todos nuestros grandes mercados, con un crecimiento sostenido en las áreas que son clave en nuestra estrategia: datos, comunicaciones para empresas y mercados emergentes”. En Europa, los ingresos por servicios de datos se han incrementado un 23,8%, estimulados por la penetración de smartphones.

En el mercado español, los ingresos por servicios fueron de 2.617 millones de euros, un 9,6% menos que en el período equivalente del ejercicio 2010/2011. Según Francisco Román, los elementos determinantes han sido la situación económica, la intensidad competitiva y los costes de adquisición y retención, que han impactado negativamente en el EBITDA de la filial. Mientras el primer factor se define por sí mismo, el segundo se refleja en la actividad comercial de Vodafone. Con los nuevos planes de precios ha logrado ganar 170.000 clientes entre julio y septiembre, hasta llegar a los 17.520.000, su cifra históricamente más alta. También creció en 21.000 la base de clientes de ADSL, que ya está en unos 850.000.

El tercer dato significativo fue el saldo positivo de la portabilidad, tanto en telefonía fija como en móvil: destacó Román el descenso de los precios de la voz móvil, a consecuencia de lo cual cayeron los ingresos por este servicio, que en la filial española tiene un peso (68%) superior al de otros mercados europeos (56% en promedio, el más bajo un 49% en Alemania). Por consiguiente, en España el crecimiento de los ingresos por datos (12,1%) y especialmente de Internet Móvil (56,7% en el semestre) no podía en ningún caso compensar aquella caída de 866 a 781 millones de euros.

Por primera vez, compareció ante la prensa Shameel Joosub, consejero delegado de la filial española desde comienzos de año. “El crecimiento de la base de clientes es un dato muy positivo del período – dijo – y ahora el próximo objetivo es estabilizar el ARPU”. Este parámetro ha bajado en doce meses de 26,90 euros a 23,50 euros y, según Joosub, en el cuarto trimestre se constatará la eficacia en el objetivo de estabilizarlo, ya que las cosas no están como para darle la vuelta.

Shameel Joosub resumió en cuatro puntos el modelo de negocio de cuya ejecución es protagonista: 1) posicionamiento de tarifas, 2) obtener más valor de la base de clientes; 3) explotar todo el potencial de las tarifas integradas; 4) asegurar el ARPU; y 5) innovar en la oferta de productos. Un tema transversal a estos puntos es la permanencia requerida de los clientes a cambio de la subvención de terminales: hasta ahora, Vodafone tiene dos modalidad, de 18 y 24 meses, pero tratará de promover que los usuarios se decanten voluntariamente por la segunda.

Al respecto resulta interesante – y digno de ser profundizado en otra ocasión – el análisis que hizo el consejero delegado de la economía de los smartphones. “El coste medio de los terminales ha disminuido, pero en los smartphones aumenta al incorporarse modelos más caros y atractivos. El propósito en esta configuración del catálogo es inducir un mayor consumo y, por tanto, equilibrar el ARPU, pero a medida que el precio por minuto desciende, el modelo queda cuestionado”.

A propósito del catálogo de terminales, que su competidor Movistar ha decidido recortar para bajar el impacto sobre los costes de adquisición y retención (subvenciones), Román subrayó que Vodafone viene aplicando esa política desde hace dos años. El presidente de la filial española coronó la explicación con esta frase: “el mercado se está transformando, y nosotros con él”

En su presentación de los resultados del grupo, Vittorio Colao señaló otro factor que enfatizó como un mensaje dirigido a los inversores: Vodafone “ha cristalizado” el valor de los activos que no controlaba y ha recibido la excelente noticia del dividendo que, por primera vez en siete años, pagará Verizon Wireless, en cuyo capital participa con un 45%. El analista Tim Boddy, de Goldman Sachs, resume así los resultados de Vodafon: “las condiciones están dadas para que el crecimiento de los ingresos del grupo, y el beneficio neto de 6.680 millones de libras, prosiga mejorando en la segunda mitad del año fiscal… a menos que la compañía se viera arrastrada por algún factor macroeconómico adverso”.

 
Compartir:
  • Print
  • Meneame
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Live

Artículos relacionados