publicidad
  24/07/2017

Yoshikuni Takashige

Vpte. Technology Strategy and Vision. Fujitsu Ltd.

Desde 2013, Fujitsu Ltd. publica anualmente un documento bajo el título Technology Service and Vision. Entre la edición 2016 y la de 2017 hay un matiz que no debería pasar inadvertido: el lema Driving Digital Transformation se ha trasmutado en Digital Co-creation. De que no pase inadvertido se ocupa Yoshikuni Takashige, con el rango de vicepresidente a cargo de la estrategia y visión del marketing de la multinacional japonesa. En la práctica, ejerce como un infatigable evangelista y recientemente ha visitado Madrid para exponer su mensaje ante un millar de clientes y partners españoles de la compañía. Media hora más tarde, Takashige accedió a conversar con el autor de este blog.

Yoshikuni Takashige

Tengo mis dudas de que el discurso sobre la transformación digital sea eficaz: en el discurso de la industria, que los medios reproducen con fruición, a menudo transmite una noción abstracta que no aclara los problemas planteados por la digitalización […]

Comprendo su punto de vista […] pero al menos a Fujitsu no podrá reprocharle una visión abstracta de la transformación digital: llevamos cinco años analizando muy concretamente la cuestión. En 2017, ponemos el acento en la combinación de la capacidad analítica de la Inteligencia Artificial con la creatividad de las personas. En tèrminos generales, se trata de incorporar la tecnología en el corazón de los negocios, no ya en el backoffice, donde las T.I. han residido durante décadas. Y no creo que a estas alturas nadie se pregunte qué puede hacer la tecnología por las empresas: se la reconoce universalmente como pieza central en la resolución de todos los problemas imaginables. Pero, entretanto, han aparecido nuevos problemas y con ellos nuevos paradigmas tecnológicos. A esto se ha convenido en llamarlo ´transformación digital`.

Si he entendido bien su ponencia de hoy, la clave de la transformación no estaría tanto en la tecnología sino en aprovechar mejor las capacidades humanas […]

Mire a su alrededor. Todas las empresas que pueda identificar giran en torno a las tecnologías de la información; es decir que su existencia depende de procesos digitales […] En cierto modo, podríamos decir que todas las empresas se han convertido, en mayor o menor medida, a veces sin ser consciente de ello, en compañías tecnológicas. En Fujitsu pensamos que no basta con digitalizar, que hay que involucrar a las personas para que se sientan a gusto con la tecnología; no sólo como consumidores que son, sino en su espacio laboral cotidiano: las T.I. tienen que ser para ellas un beneficio tangible, no sólo un factor de productividad para las empresas. Esto es lo que pretendemos decir con nuestro mensaje customer-centric, people-centric.

¿Cuál sería el efecto sobre los modelos de negocio?

Nuestra tesis dice que las empresas más exitosas del futuro serán aquellas que diseñen sus modelos sobre tres grandes fuerzas transformadoras: 1) la conectividad entre todos sus sistemas internos, extensible a los de sus socios y proveedores, 2) la inteligencia a partir del análisis del volumen de datos que generan y 3) un cambio en la mentalidad de las personas que ponga en acción cualidades como la creatividad y la empatía. Por supuesto las tres se relacionan con la incorporación de un nivel más alto de formación en las tecnologías digitales.

Esta mañana ha presentado usted una encuesta con resultados muy optimistas acerca de la implantación de la IA en las empresas. Y si miro a mi alrededor, diría que demasiado optimistas […]

Sí han sido sorprendentes también para nosotros, pero la encuesta sólo apuntaba a sentar el fundamento de lo que llamamos co-creación digital. ¿Cuál es el significado real de la Inteligencia Artificial para las empresas encuestadas? ¿Les resulta algo ajeno, algo distante? ¿Tienen algún motivo para temerla? Las respuestas son, en una apreciable proporción, optimistas, pero también revelan que hay barreras por las que no toman la iniciativa. En resumen, la iniciativa está por el momento de nuestro lado, del lado de la industria; raramente son los clientes los que dan pasos en esa dirección. Sin embargo, pensamos que a las empresas les corresponde tomar la decisión de avanzar.

¿Quiere decir a los CIOs? A menudo se dice que algunas organizaciones les marginan de la transformación digital […] como si no fuera de su competencia.

Los CIOs viven bajo una intensa presión porque sobre sus espaldas recae la misión de mantener la herencia tecnológica, lo que llamamos legacy, que suele llevarse hasta dos tercios de sus presupuestos. En lo que respecta a la transformación digital, hacen lo que está a su alcance, pero no siempre disponen de instrumentos y recursos adecuados al objetivo. Por supuesto, hablamos continuamente con ellos, es nuestro trabajo, y por esto creemos que no es buena idea fragmentar y compartimentar la digitalización; en ningún caso esta debería hacerse relegando al CIO al papel de custodio del legacy […]

No es infrecuente que la modernización de infraestructuras y procesos se confíe a otras figuras organizativas.

Es algo que depende de cada empresa. Nuestra advertencia va por otro camino: acelerar la transformación exige una implicación directiva al más alto nivel; es imprescindible que desde la cabeza de la organización se concuerde en una visión única, que debería ser sostenible a tres o cinco años de plazo […]

¿No es pedir mucha paciencia?

La principal dificultad para iniciar cualquier proyecto transformado, en particular si es digital, suele encontrarse en los interrogantes acerca del ROI esperable. Es natural que un CFO se ponga nervioso e inquiera cuál es el ROI y en cuánto tiempo. Nadie tiene respuestas simples, pero si las decisiones se toman al máximo nivel corporativo, debería estar despejada una primera prueba de concepto, seguida normalmente de un piloto […] tiene mucho sentido ´prototipar` fases de la digitalización.

Ha dicho usted que la transformación de la fuerza laboral es un elemento relevante […]

Como puede suponer, hay áreas en las que se avanza más rápidamente que en otras, lo que realmente no tiene nada de excepcional: la digitalización no homogeiniza el trabajo sino que respeta – o así debería ser – los rasgos específicos de cada función y de quien la desempeña. Le diré cómo tratamos esta cuestión. Invitamos a directivos de empresas que son clientes de Fujitsu, en distintos departamentos, a reunirse con nuestros expertos […] No para discutir sobre tecnología, sino para llegar al  la transformación de sus procesos. Lo que se saca en limpio de la reunión es la identificación de las zonas problemáticas, para atacarlas por etapas.

Eso por el lado de las personas, pero hay controversia e incluso miedo en torno a la Inteligencia Artificial, y por lo general están asociados con la automatización […]

La característica que mejor define la fuerza laboral del futuro es que será capaz de aprovechar en su beneficio las capacidades analíticas de la IA. Las personas se verán aliviadas de las tareas repetitivas y triviales. Más que como amenaza, hay que ver la I.A. como un potenciador de capacidades del ser humano.

Podría aducirse que lo que es válido en la cultura japonesa puede no serlo en otros contextos, pero Fujitsu propone esta visión con alcance  global.

Porque somos una empresa japonesa de alcance global [risas]. Es un punto interesante, y por supuesto que nuestra visión contempla una diversidad de dimensiones. Es un punto crítico cuando hablamos de co-creación. Puede tomar como ejemplo lo que hemos hecho, y seguimos haciendo, en España con clientes del sector financiero, muy importante para el negocio de la compañía en el país […] Y usted sabe mejor que yo que España es un país modelo en la adopción de las T.I: sus procesos han cambiado, siempre alineados con las necesidades del negocio. No sólo estamos satisfechos, sino que vemos que los clientes están satisfechos. Los conceptos de que estamos hablando son globales, pero la gente que va a aplicarlos tiene mentalidades, pensamiento, maneras de trabajar diferentes […]

¿Dejará vencedores y vencidos la transformación digital?

No es una guerra, en absoluto vemos así las cosas. Según mi opinión personal, que Fujitsu seguramente  comparte, las personas serán las auténticas ganadoras de la transformación digital, por delante de sus empresas y de los proveedores de T.I. Puede pensar que es una frase idealista, pero estoy convencido de que las organizaciones que mejor integren el concepto de people-centric serán beneficiarias de un proceso que nos envuelve a todos.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2018 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons