publicidad
  7/10/2011

Algunas verdades sobre el iPhone 4S

El fallecimiento de Steve Jobs ha levantado la justificada ola de obituarios en la prensa y las redes sociales. Sólo habían pasado unas horas de otra ola, en este caso de descontento, que llegó a salpicar a Wall Street, a propósito de la decepción causada porque en lugar de presentar un supuesto iPhone 5, Apple decidió que su novedad de otoño se llamaría iPhone 4S. El autor de este blog hace suya la austera elegía publicada en la web de la compañía, pero no puede menos que lamentar el ridículo que han hecho aquellos que, durante meses, han alimentado y propagado el mito efímero del producto que ellos deseaban; poco importa ahora si lo hicieron por forofismo o por ansia de notoriedad: mintieron.

El punto de partida de este análisis es una conjetura: los sucesores de Jobs sabían de la cercanía del óbito, y decidieron dar un perfil discreto a la presentación del último producto de la marca concebido bajo instrucciones del fundador. No podían ignorar que millones de fanboys y lectores esperaban algo más –y desde luego, con otro nombre – pero también saben que en este momento delicado, la buena estrategia no pasa por sorprender sino por afianzar lo construido. Aunque en millones de tweets se ha escrito lo contrario, el iPhone 4S no es un error sino un acierto.

La saga del iPhone contribuye con el 45% de los ingresos de Apple, pero trimestralmente las cuentas de resultados revelan que el margen que aporta declina. La empresa no habita en la esfera que imaginan sus admiradores, sino en un mercado agudamente competitivo, rodeado de volatilidad económica. Cada mes, salen al mercado nuevos smartphones Android, en diferentes formas, tamaños y configuraciones, con distintos precios, que ganan terreno como alternativas al escueto catálogo de iPhone. ¿Qué hacer?

Los pronósticos – apoyados en fotografías trucadas y falsas confidencias de alguien ´que trabaja en una fábrica china´ – sobre el iPhone 5, sólo acertaron en una característica previsible: el nuevo modelo lleva el procesador A5, el mismo que el iPad. No es un teléfono 4G, por la sencilla razón de que estas redes sólo ahora empiezan a desplegarse, y por tanto, no hay prisa por elevar el coste. Tampoco lleva un chip NFC, aparentemente porque Apple cree que esta tecnología no está madura, y bien puede espera al auténtico iPhone 5.

Por lo tanto, el iPhone 4S aparece como una mejora incremental sobre el modelo anterior. Una mejora que resulta sustancial si, en lugar de medirse por la lista de especificaciones, se considera el software – el nuevo iOS 5 – y la experiencia de usuario. No es casual que su llegada al mercado coincida en el tiempo con la disponibilidad de iCloud. Desde este punto de vista, la estrategia consiste en reforzar el margen por la vía de elementos complementarios al dispositivo: aplicaciones, contenidos, ventas inducidas de otros productos. Ninguna otra marca tiene posibilidades similares, y ninguna despierta una fidelidad comparable. El servicio iCloud (y una nueva estructura de precios) hará difícil que los usuarios se pasen a otro servicio rival, o a productos de otra marca.

Aunque exteriormente el iPhone 4S usa la misma carcasa – al parecer, resolviendo los problemas de la antena del 4 – sus mejoras incrementales no son poca cosa. Se basa en la última versión del sistema operativo, cámara de 8 megapixeles que ofrece HD de 1080p en la grabación de vídeo, y una memoria NAND con capacidad de almacenamiento elevada a 64Gb. La gran innovación es Siri, un “asistente” que actúa por reconocimiento de voz y cuya inteligencia consiste en interpretar el lenguaje natural.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Una vez conocidos estos detalles, la consultora iSuppli ha ratificado su previsión de ventas de la familia iPhone, por no ver razones para modificar sus cálculos anteriores: las entregas globales en 2011 serán – según esta fuente – de 83,6 millones de unidades, que se elevarían a 112,5 millones en 2012 y a 169 millones en 2015. En el segundo trimestre, Apple ha sido la segunda marca de smartphones, pero a nadie sorprendería, tal como va Nokia, que pronto subiera al primer puesto.

Más afinado parece el reproche de quienes esperaban un iPhone de baja gama, un camino que Apple raramente ha tomado, pero se insinúa un cambio de actitud en los nuevos precios de los modelos 3GS y 4, que habrá que ver cómo se manifiestan en el mercado español. Aparentemente, se condiciona a la duración del contrato con los operadores [no parece llegada la hora de un iPhone de prepago]. “Para competir en el mercado de smartphones de gama baja, un fabricante tiene que ofrecer uno o más modelos baratos sin subvención – comenta el analista Francis Sideco – pero esto no parece estar en los planes de Apple, por ahora”

El iPhone 3GS, que en Estados Unidos será gratuito con contrato de dos años, puede quedar obsoleto en ese plazo, por incapacidad para aceptar las nuevas aplicaciones y características del sistema operativo. Sin embargo, es significativo que Apple haya entendido que deberá bajar de su pedestal para aprovechar la corriente del mercado y extender su presencia mundial.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Según iSuppli, las entregas de smartphones de baja gama subirán de 9 millones el año pasado a 422 millones en 2015, equivalentes a un crecimiento anual del 115%. En contraste, el conjunto de los smartphones crecerán un 28,5% cada año. Otras marcas, con catálogos largos – HTC y Samsung, por ejemplo – están capitalizando esta tendencia. Es obvio que Apple no tiene interés en dejar que ese segmento se le escape. Lo que significa que, tarde o temprano, su catálogo se ampliará.

La ironía de esta historia es que el iPhone 4S es el mejor de la familia. El iPhone 5 verá la luz más adelante, pero el analista Sideco no cree que ocurra antes de finales de 2012. ¿Otros quince meses de espera y de rumores?

Steve Jobs se ha ido dejando a sus accionistas una empresa que es líder en capitalización bursátil  y que, a fuerza de racanear los dividendos, acumula una tesorería de más de 25.000 millones de dólares. A su sucesor, Tim Cook, un adusto genio operativo, le ha dejado una hoja de ruta que valdrá para varios años. Pero su muerte coincide con un nuevo contexto: ahora se verá si Apple es capaz de navegar sin él, en tiempos turbulentos.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons