publicidad
  19/04/2013

Ericsson compra a Microsoft el liderato de IPTV

Durante diecinueve años, Microsoft ha mantenido vivo el esfuerzo de desarrollo de su plataforma de distribución de televisión por Internet. Era una de las estrategias impulsadas por Bill Gates, pero a pesar de alcanzar el año pasado una cuota de mercado del 23%, no ha sido rentable; la prueba está en que ha vendido los activos del negocio a Ericsson por una suma que, extraoficialmente, se calcula entre 100 y 230 millones de dólares. Aparentemente un chollo para la compañía sueca, que contrasta con los 1.400 millones desembolsados en 2007 para comprar Tandberg TV [sin relación con la especialista en videoconferencia, absorbida por Cisco] y con la que tendrá evidentes sinergias.

Mediaroom, en su estado actual, es una plataforma de IPTV personalizable por los operadores de telecomunicaciones, cuya infraestructura de banda ancha les permite competir con los broadcasters o proveedores de televisión de pago. Mientras Microsoft ha decidido desplazar su actividad para enfatizar el protagonismo de su próxima Xbox como eje del acceso al entretenimiento televisiva, Ericsson podrá ahora integrar el software con sus servicios gestionados de IPTV y de integración de sistemas. Con la compra, pasa de tener poco más del 1% del mercado mundial de IPTV a controlar aproximadamente una cuarta parte, y esta magnitud le permite combinar su propio software, los activos recién adquiridos y el emergente negocio de broadcast por LTE.

El movimiento es interesante por otra razón. Acosada por Huawei como competidor en el negocio de infraestructura de telecomunicaciones – un «empate técnico» en la cabeza de la tabla del sector – Ericsson ha pujado por reforzar su peso en los servicios gestionados y en el software, donde cree tener ciertas ventajas sobre el insaciable rival chino. Mientras tanto, no hay noticia de que Huawei tenga intención de entrar en el segmento de IPTV.

Inmediatamente después de anunciarse la adquisición de Mediaroom – en cuya sede californiana trabajan 400 personas que cambiarán de empleador cuando se ejecute legalmente el acuerdo – Ericsson anunciaba en la feria NAB la configuración de una nueva división de broadcast, en la que integrará otra adquisición reciente, Technicolor. «La racionalidad de la decisión es simple; Mediaroom tiene una base de clientes que nos convertirá en el número uno mundial de video IP». Tecnológicamente, son complementarias: con la plataforma de Microsoft enfocada en la TV, mientras que Ericsson acumula experiencia en la difusión de vídeo a diferentes pantallas, entre ellas el renacimiento de la TV móvil.

Per Borklint, vicepresidente de Ericsson, explicó que «la distribución de vídeo tendrá en el futuro un impacto similar sobre el comportamiento de los consumidores, al que ha tenido la voz móvil». Borklint citó un estudio de mercado según el cual el mercado mundial de IPTV alcanzará este año los 76 millones de suscriptores [otras fuentes elevan la cifra a 84 millones] con ingresos totales de 32.000 millones de dólares. En 2015, según el estudio, subirán a 105 millones de usuarios y 45.000 millones de dólares.

Microsoft ha tenido una encomiable paciencia con IPTV, que parecía a punto de empezar a dar frutos el año pasado. Con 44 despliegues de Mediaroom en 21 países, sirviendo a 11 millones de hogares, se había asegurado el liderato del mercado. Entre la lista de clientes de Mediaroom aparecen AT&&, Deutsche Telekom y Telefónica; el grupo español firmó un acuerdo global para desplegar la plataforma de Microsoft, que ya está activa en Chile (Movistar IPTV) y en Brasil (Vivo TV Fibra). Casualmente, el rol de integrador ha sido asumido por Ericsson.

No hay, por tanto, motivo para suponer que la llamada plataforma global de vídeo contratada por Telefónica vaya a verse afectada. Está previsto que ofrezca servicios de televisión mediante redes diversas y múltiples tipos de pantallas a través de una infraestructura única.

Se entiende, pues, que Yusuf Mehdi, vicepresidente de Microsoft a cargo del negocio de entretenimiento interactivo, dijera que la transacción es de mutuo beneficio para ambas partes; es fácil estar de acuerdo con esta afirmación, aunque no se haya revelado cuánto le ha costado levantar un negocio que abandona por tan bajo precio. Estratégicamente, también tiene sentido: la plataforma Xbox está destinada a un crecimiento decreciente como consola de juegos, y desde hace años se plantea que le está reservado un papel en la distribución de vídeo. La próxima versión, conocida por el código Durango, estará en el mercado antes de navidades, y podrá verse en una presentación convocada para el 21 de mayo. Todo encaja.

Mehdi ha precisado que esta aventura no la pueden abordar solos: «necesitamos acuerdos con desarrolladores, redes, agregadores de contenidos, operadores y distribuidores». Es obligado suponer que en las bases de la operación habrá previsiones que mitiguen la competencia entre Microsoft y Ericsson.

La entrada de Microsoft en IPTV se remonta a 1994, pero nunca llegó a ser una fuente de crecimiento, mientras que los usuarios se han ido decantando por propuestas de servicios over-the-top como Netflix y Hulu. Hace un par de años, Microsoft intentó fusionar Mediaroom con Xbox Live en un proyecto llamado Orapa, pero la iniciativa colapsó internamente, y la Xbox quedó designada para cumplir un papel de set-top box para los servicios bajo demanda. En esta novedad, jugará un papel el controlador Kinect.

Con la compra de NDS por Cisco el año pasado, y la de Mediaroom por Ericsson, el mercado de middleware para distribución de TV ha alcanzado un punto de ebullición. La consolidación que puede preverse en los años venideros pasa por la confluencia de hardware y software para adoptar un enfoque de servicios. Hasta ahora, el 70% de los ingresos de middleware, acceso condicional y gestión de derechos (DRM), se reparte entre cinco actores; Cisco/NDS, Nagra, Microsoft, Motorola Home y Rovi. El resto, que no es despreciable, está en manos de pequeñas empresas innovadoras.

¿Cómo está la demanda? En Estados Unidos y otros mercados desarrollados, el mercado de IPTV está llegando a un punto de saturación – notoria en Reino Unido, el más importante de Europa – pero puede competir seriamente con otros proveedores de TV de pago en países donde el cable no tiene una presencia importante. En China, por ejemplo, está teniendo mucho éxito, y los analistas estiman que representará el 41% del mercado mundial en 2016, partiendo del 20% a finales de 2012, gracias a la proliferación de abonados de banda ancha y redes de fibra. En América Latina, se espera un crecimiento del 42% anual, y esta será una baza importante para Telefónica.

Hay distintas opiniones acerca del futuro de Mediaroom. Rob Gallagher, analista de Informa Telecoms & Media, escribe que «el concepto de OTT, tal como se ha desarrollado para una difusión viable de contenidos premium y vídeo comercial, puede indicarnos que pierde relevancia la idea de que se necesitan sistemas integrados – middleware, equipos de red y dispositivos – por eso creo que la salida de Microsoft es inteligente»

Sin embargo, es precisamente la idea de que puede expandir su portfolio de servicios para ofrecer una solución integrada, lo que ha atraído a la compañía sueca. Con esta nueva oferta en su catálogo está en mejores condiciones de atender las necesidades de los operadores, embarcados en una transición de un servicio de pantalla única a otro multipantalla.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons