publicidad
  21/09/2020

Joaquín Abril-Martorell

Chief Digital Officer de Cepsa

Durante una conversación veraniega – y remota, como es preceptivo – Joaquín Abril-Martorell ilustra una dimensión de su misión como CDO de Cepsa: “una sola refineria química, tenemos tres en España, genera en un día tantos datos como Twitter en un año, de manera que cuidamos mucho cómo los movemos y a qué coste”. En su relato, es una de las razones por las que la compañía energética española, controlada desde 2011 por el fondo soberano de Abu Dhabi, ha confiado la transformación digital a la nube de Amazon Web Services. Como se verá en la transcripción, Abril-Martorell considera que esa relación con AWS no es la típica de cliente a proveedor sino la de dos socios que innovan en común.

Joaquín Abril-Martorell

publicidad

Mientras preparaba esta charla, alguien me dijo que la pandemia ha tenido la virtud de impulsar a muchos CIO a abandonar sus recelos ante la migración a la nube […] ¿Qué ha ganado, o quizá perdido, Cepsa al confiar su conversión digital a AWS?

Para empezar, conviene aclarar que Cepsa tiene una CIO, Susana Zumel, y un CDO que soy yo. Por tanto, las funciones clásicas de T.I. clásicas están separadas de las que son más propiamente de transformación. Por un lado, Susana se ocupa de que la compañía funcione, digámoslo así, mientras que mi responsabilidad es aprovechar de las tecnologías y metodologías que nos permiten entrar en áreas que teníamos menos exploradas.

¿Se complementan bien? Lo digo porque conozco empresas en las que las dos figuras no sintonizan […]

No es nuestro caso. Ya que menciona la pandemia, déjeme decirle que  justamente gracias a la sintonía entre las dos figuras, la compañía ha podido superar las incógnitas que planteaba esta situación. Cepsa ha podido enfrentarse a entornos volátiles, complejos y en muchos casos ambiguos, nunca vistos.

¿Qué infraestructuras de T.I. se han transferido al modelo cloud?

La decisión tomada por la compañía ha sido que la transformación digital se hiciera de la mano de AWS: toda la transformación digital más la parte de T.I. que está basada en SAP. Estas infraestructuras han migrado del CPD propio a la nube de Amazon. Otras, de momento, siguen como estaban.

Para una empresa de este tamaño, tiene que ser un cambio de mentalidad

Sin duda. Como reflexión personal, me atrevo a decir que es equivocado pensar que con la propiedad de los activos, básicamente del hierro, tendríamos una mejor posición o tal vez otro estatus. Si me apuran, incluso estaríamos en una posición más débil. Porque, poniéndome ahora en la cabeza de un CIO, un movimiento hacia la nube les favorece […] Ahora mismo, lo difícil no es ir a un comité de dirección a defender la migración a la nube; lo realmente difícil es justificar por qué las mejores compañías del mundo lo hacen y tu compañía no lo ha hecho

La explicación canónica apunta a la búsqueda de la eficiencia […]

Sí, pero yo veo una suma de factores. El más relevante, la innovación. No voy a hablar de otras plataformas porque trabajamos con AWS y ya está, pero en todos los casos dedican cada año muchos miles de millones a hacer I+D y ponen los frutos a disposición de los clientes, con independencia de que estos sean más grandes o más pequeños […] Esas cuantías, ninguna empresa podría soñar con tenerlas para innovar por sí misma.

¿Esa es su definición del porqué ir a la nube?

Ante estos dragones digitales, tienes dos opciones. Una es creerte San Jorge e ir por libre; la otra es elegir un dragón y montarte en él [risas] como en Juego de Tronos. Luchar contra ellos nos dejaría muy pocas posibilidades de éxito. Por esto he dicho que la clave está en la I+D+i. Una consideración posible, hay quien la hace, sería que la nube es cara, pero yo digo lo contrario: si no haces las cosas bien, puede no ser cara sino carísima […] Si no monitorizas los costes, te puedes llevar un disgusto cuando llegue la factura; pero si usas bien los recursos y comparas con todo lo que cuesta la operación existente, acabas por apreciar las ventajas económicas. Claro está que los costes se pueden mejorar en un cierto porcentaje de un modo u otro, pero el acceso a los recursos de I+D+i raramente se valora.

Los costes hay que gestionarlos. Un problema del modelo cloud está en que no se escapen de control

En eso consiste el paso de un modelo capex a otro opex. Evidentemente, cambia la caja y cambia la propiedad de los activos. Si no gestionas los costes, estás haciendo un mal trabajo. Cualquiera de las plataformas cloud lo permite, obviamente AWS lo permite. En nuestro caso, podemos gestionarlos para cada producto que usamos y para cada una de las instancias; disponemos en tiempo real de los costes y sabemos si tal o cual aplicación está creando un  problema. Esto era impensable hace unos pocos años. Lo que no podemos hacer es sentarnos a esperar que un día salte una alerta […] Por otra parte, es muy cierto que en la nube hay productos que si los estresas te disparan la factura.

Es decir, no dejarlo todo en manos del proveedor

Algo así. Cuando empezamos este viaje, sabíamos que no podíamos ir de prestado, que teníamos que contar con gente nuestra de plantilla, los mejores que nos pudiéramos permitir, venidos de distintas disciplinas, para ocuparse de esa función.

La relación con AWS es, como cualquiera, de cliente a proveedor, pero ambas partes gustan de presentarla como un acuerdo de partnership […] 

Cepsa tiene en sus genes el concepto de partnership. Ha trabajado siempre en joint venture con empresas multinacionales o cuando se ha expandido a otros mercados. Creemos que es una de las fortalezas de la compañía. Ahora, ¿por qué decimos que Amazon es un partner? Porque es nuestro socio de confianza en la nube; no es alguien que manda la factura sino alguien que nos ayuda en el proceso de transformación que hemos iniciado. Participamos juntos en iniciativas de innovación e incluso compartimos espacio: AWS es inquilino de la misma torre donde está la sede de Cepsa en Madrid.

¿Es un paso hacia actividades conjuntas más allá de las prestaciones cloud?

Puede serlo, pero es prematuro comentarlo. Es conocido que estamos desarrollando productos que se van a comercializar a terceros dentro de la plataforma de AWS. Tener cientos de ingenieros de AWS trabajando en tu mismo edificio es un estímulo colaborativo […] Estamos trabajando juntos en un programa de mantenimiento predictivo que se llama Tor y pronto podremos comercializar en todo el mundo un producto de Cepsa que se llama Cloud Process History. Estará disponible exclusivamente en la plataforma de AWS, una muestra de que es relevante para las dos partes.

A primera vista, IoT debería ser ideal para esa colaboración.  Cepsa tiene un campo de pruebas y AWS querrá adquirir relevancia. Entonces, ¿quién tira de quién?

AWS tiene desplegada una tecnología suya, IoT Core, que nos permite utilizar y en la que hemos podido sugerir detalles de diseño. Un producto IoT tiene que estar pensado para muy distintos casos de uso, para que millones de dispositivos en sitios dispersos se comuniquen en la nube. Y Cepsa tiene refinerías, con millones de cacharros instalados […] Hemos hecho algún desarrollo propio y otros conjuntos para dar cobertura a los problemas específicos que plantea una refinería, con millones de eventos concentrados en un mismo punto.

¿Es un proyecto compartido?

Más que eso. Tenemos un programa con más de 400 proyectos que forman 13 carriles de transformación. Uno de ellos, por ejemplo, es de robótica en planta. Agrupamos casos de uso en esos carriles y empujamos para disponer de cosas que tiene AWS, como Greengrass, una pieza maravillosa que nos resuelve el problema de edge computing a nivel local y luego se extiende y se optimiza en la nube. De momento, somos los que tenemos el problema y en consecuencia tiranos. Más adelante se verá.

Recuerdo que el año pasado, en el evento de AWS en Madrid, se presentó un data lake de Cepsa que prometía mucho […]

Nosotros ya teníamos en la nube todos los datos de todas las refinerías químicas del grupo, como un producto desarrollado por Cepsa. Lo que hemos avanzado en esa solución con AWS nos permitirá almacenar y luego analizar todos los datos en una plataforma, lo que permitiría que cualquier empresa haga lo mismo en modo plug and play. Pincha su fábrica y automáticamente, con Excel, Data Miner o Python,  pone esos datos a disposición de científicos, usuarios finales, ingenieros de proceso […] Este año hemos convertido ese producto nuestro en una plataforma como servicio que corre sobre AWS y estará en el mercado en los próximos meses.

A priori, si una empresa necesita el edge, esa empresa debería ser Cepsa. ¿También lo trabajará en exclusiva con AWS?

Hemos probado arquitecturas de edge computing con distintas compañías, pero al nos hemos decantado por la pieza que tiene AWS porque nos simplifica la vida. Llegas a pensar: “tengo los mejores ingenieros que puedo pagar, los mejores científicos, un grupo de 60 personas propias y otras tantas externas, ¿por qué distraer esos recursos diversificando las bases de conocimiento?

¿Tener una alianza con AWS excluye otros proveedores cloud?

No tiene por qué. En Cepsa los puestos de trabajo están en Office, usamos OneDrive, eso es de Microsoft y está en la nube. Hacemos algunas cosas en T.I. con Google.  Hay productos determinados que corren en distintas nubes y no tendría mucho sentido encerrarlos en una sola.

Esta pregunta sería más apropiada para la CIO. La decisión corporativa de transferir servidores y almacenamiento a AWS obedece a su obsolescencia o a la política de adoptar el modo opex?

[…] La parte del datacenter que se ha migrado es la capacidad de proceso y almacenamiento sobre software de SAP; otros sistemas de momento no se migran. La motivación del área de T.I. es económica, claro está. Si tienes que renovar tus sistemas y ya están fuera de mantenimiento, es muy fácil madurar la decisión. Esto vale para Cepsa y para cualquier compañía que haya pasado por el mismo dilema.

Pero hablando de Cepsa, ¿qué han dejado en casa?

Básicamente, los sistemas de fabricación y ciertos sistemas logísticos. Todo lo que no sea SAP, se queda en los centros de datos que tenemos contratados con Telefónica. En las refinerías hay cosas que se van a mover al Edge.

¿El acuerdo con AWS cubre la presencia internacional de Cepsa?

Sí, es sabido que AWS tiene cada vez más regiones en el mundo. Cepsa tiene actividad de upstream en países que no permiten que los datos salgan de su jurisdicción. Un caso especial es Argelia, donde no tenemos solución en la nube porque AWS carece de CPD en el país.

A propósito de la comercialización de desarrollos propios, entiendo que a empresas de la industria y por tanto no excluye competidores. ¿Es algo corriente en el sector Oil & Gas?

No es una práctica corriente, tiene razón. Pero esto la hace interesante. En la volatilidad del mundo en que vivimos, aquel al que siempre has visto como competidor puede que hoy o mañana tengas que verlo como un aliado posible. Si despejas los asuntos de competencia, todos tenemos los mismos problemas y parece que lo sensato es revolverlos en común. La visión que esta industria tiene de sí misma ha cambiado mucho: aparecen empresas nuevas que no sabes de dónde han salido; aquel que antes sólo se dedicaba a la logística ahora resulta que entra en otra rama del negocio […] Contar con estas tecnologías nos permite generar ingresos.

Puedo imaginar que al no tener que manejar infraestructura, como CDO tiene más capacidades de modernización […] La otra carga le queda a la CIO [risas]

No sabría decir cuántas personas trabajan en el mantenimiento de la infraestructura, pero serán muchas. En general, diría que lo que supone es cierto. Cada uno tiene que entender cuáles son sus capacidades, qué tiene de único y en qué puede aportar un valor insustituible […]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons