publicidad
  17/12/2020

Nutanix pesca en aguas de VMware

El cofundador de Nutanix, Dheeraj Pandey, ha manejado con destreza los tiempos. En septiembre, sorprendió al anunciar que dejaría el puesto de CEO de la compañía californiana. A finales de noviembre dejó caer una pista que contenía un enigma: su sucesor – dijo – sería “alguien con profunda experiencia en el mercado de infraestructura, una persona capaz de articular una estrategia de largo alcance. La semana pasada se aclaró el enigma: el nuevo CEO es Rajiv Ramaswami, quien llega con la mejor credencial posible: conoce al dedillo la estrategia de VMware, el principal competidor de  Nutanix, donde hasta hace unos días era chief operating officer, responsable de productos y servicios cloud.

Rajiv Ramaswami

publicidad

Con una carrera de 30 años en la industria, se le reconoce un mérito muy relevante: haber desarrollado para su anterior empleador un área de crecimiento clave que acelera la transición hacia el modelo de negocio SaaS y el pago por suscripción. Los resultados están a la vista: en el tercer trimestre, la rama de VMware que Ramaswami dirigía generó 676 millones de dólares de ingresos, un 44% de crecimiento interanual. Por primera vez, el software como servicio produjo más ingresos que la venta de licencias on-premise y representa el 24% de los ingresos totales.

En la primera entrevista tras su nombramiento, publicada por CRN, Ramaswami declaraba que Nutanix, pese a ser más pequeña que VMware, Broadcom y Cisco – sus anteriores destinos – ha hecho un magnífico trabajo al pasar de cero a mil millones de dólares en once años de existencia. En el tercer trimestre – el primero de su año fiscal – Nutanix ha facturado un total de 312,8 millones de dólares, crecimiento plano y pérdidas de 265 millones. La compañía ha preferido poner el acento en métricas más generosas: el valor anualizado de los contratos (AVC) ha crecido un 10% y ha captado 680 nuevos clientes, con los que ya supera la cifra de 18.000. Los inversores han bendecido la elección del sucesor de Pandey, al elevar un 7% la cotización de Nutanix. “Ha llegado el momento en que esta compañía puede buscar su próximo hito histórico, los 2.000 millones de dólares. Y creo que mi trayectoria Nutanix […] en la que siempre he reconocido un formidable competidor”.

A propósito del mercado de infraestructura convergente (HCI), que según los análisis de Gartner e IDC encabeza Nutanix en estrecha rivalidad con VMware, ha dicho Ramaswami que “tiene un enorme potencial, por lo que veremos entrar otros competidores al ser un puente imprescindible que conduce a la nube híbrida”.

Confirmó así que la misión para la que ha sido escogido es abordar en 2021 una nueva fase de su transición. Sería la  segunda desde que Pandey decidió abandonar el hardware para convertirla en una empresa exclusivamente de software. Al decir que el mercado es enorme, el nuevo CEO  recoge los principales hallazgos del informe Enterprise Cloud Index, que Nutanix ha publicado por tercer año: en la edición 2020, el 86% de las empresas consultadas considera que la nube híbrida es el modelo operativo ideal por la agilidad y flexibilidad que proporciona.

Es curioso comprobar que el estudio de Nutanix llega en la práctica a conclusiones casi idénticas a las de otro índice, publicado por Dell – que controla mayoritariamente VMware – a saber: el 58% de las respuestas indican que el objetivo primario de la transformación de sus infraestructuras es obtener un mayor control de sus recursos TI. Bajo esta definición, demasiado genérica, hay otra que barre para casa: “el modelo de nube hibrida sólo funciona bien con un sistema operativo común, que absorba tanto las aplicaciones on-premise como las residentes en una nube pública”. De hecho, el 72% de los encuestados dice haber desplegado HCI o tiene planes de despliegue inminente.

Según las respuestas, las empresas rechazan depender de un único proveedor de servicios cloud, lo que las lleva a decantarse por el concepto multicloud, vagamente definido. Entre los encuestados que tienen relación comercial con alguna nube pública, el 63% usan más de una, pero esta proporción sube hasta el 71% cuando se les pregunta si lo harán en los próximos doce meses. Como es natural, Nutanix se agarra a esas respuestas para afirmar que HCI es el paso que hay que atravesar para llegar a la nube híbrida.

Con acierto, la compañía ha añadido este año a la encuesta una cuestión de máxima actualidad, el impacto de la pandemia. La conversión obligada al  trabajo remoto ha creado una demanda de lo que denomina “despliegue casi instantáneo” con el que dar servicio a una fuerza laboral distribuida. En el informe de 2019, el 27% de las organizaciones no tenían ni un solo teletrabajador, dato que este año ha bajado drásticamente al 7% pero que se espera rebote en 2022 estabilizándose en el 13%. Extrapolando con buena voluntad, llega a la conclusión de que “los empleados esperan que sus empleadores pongan a su disposición un enfoque moderno de dónde y cómo desempeñar sus funciones; no sería aceptable una vuelta radical a la situación anterior”.

Gradualmente, Nutanix se ha metamorfoseado: de ser hasta 2018 un proveedor integral de HCI, ha desertado del hardware a la vez que el software pasaba a ser una plataforma de transformación de los centros de datos en auténticas nubes privadas, en las que se acumulan experiencias comparables a las de una nube pública: agilidad, flexibilidad en la respuesta y automatización creciente.

Por consiguiente, hay una mutación estratégica continua: la noción de HCI se asocia con claridad al almacenamiento cloud. La ambición de la compañía – ya se verá con qué prontitud la impulsa Ramaswami – es ampliar el radio de acción para que desde la nube puedan soportarse bases de datos y aplicaciones legacy que, de otro modo, sería difícil (si no imposible) migrar al modelo de servicio.

Una manifestación de esa tendencia se hizo visible en agosto, al anunciar Nutanix Clusters y simultáneamente un acuerdo con Amazon Web  Services que no es sustancialmente diferente del que tienen vigente AWS y VMware Cloud Foundation. Inicialmente, Nutanix ofrecerá Clusters sobre AWS, pero desde ya promete que lo extenderá a Azure el año próximo. En un plano adyacente, Nutanix ha presentado Era 2.0, solución “agnóstica” para la gestión de múltiples bases de datos.

Esto se pone interesante. Hay movimientos en el mercado que avalan la estrategia de Nutanix (y también la de VMware, por supuesto) a la vez que desvelan ambiciones poderosas. Microsoft ha anunciado la disponibilidad inmediata de Azure Stack HCI bajo una fórmula de suscripción: se trata de otro gesto que abre la mano para permitir que funciones de Azure puedan correr on-premise. Es pertinente preguntarse cuál será la respuesta de AWS, por mucho que sus portavoces se empeñen en ningunear – sólo de boquilla – la importancia creciente de la hibridez.  ¿Qué tiene que ver con la opción de Rajiv Ramaswami para dirigir Nutanix? Todo.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons