publicidad
  14/01/2022

Oracle tira de chequera para curarse en salud

Mientras otros compraban regalos de Navidad, Larry Ellison tuvo tiempo de cerrar otra adquisición, la más cara en 45 años de historia de Oracle. La sorpresa no fue tanto la cuantía – 28.300 millones de dólares no es poco dinero – sino que los destine a Cerner, compañía de software especializada en el registro de datos médicos poco conocida fuera de su ámbito. A nadie se le escapa que los mercados verticales son la prioridad de los grandes actores de la nube y que el sector sanitario ocupa lugar preferente por su crecimiento. Que Oracle pague esa cantidad en efectivo estaría indicando que pretende cerrar pronto la operación, cerrando el paso a una eventual contraoferta de ¿Amazon Web Services?

publicidad

28.300 millones por una empresa cuya capitalización bursátil era de 21.000 millones es objetivamente un precio barato. Con más razón si, por razones evidentes, el nicho de mercado en el que opera Cerner está viviendo una aceleración. Todas las tecnológicas estén al acecho, cada una con su ambición healthcare. Aparte de la compra de Nuance por Microsoft, todavía  pendiente de aprobación, corresponde destacar la incursión de Google con su Healthcare Data Engine, solución cloud para el procesamiento de datos de los pacientes. Amazon ofrece su alternativa HealthLake, un servicio similar por ahora limitado a hospitales estadounidenses.

Un informe de la consultora Constellation Research, el mercado de esta categoría de software que almacena y analiza los registros médicos ronda los 30.000 millones de dólares. En su informe trimestral de octubre, Cerner comunicaba una facturación de 1.470 millones en crecimiento del 7% y una cartera de 1.800 millones (+23%) que, en cifra anualizada se puede estimar en unos 6.000 millones. En otras palabras, el precio acordado es razonable: equivale a cinco veces los ingresos de un año de una empresa cuyo margen operativo está en torno al 20%.

La buena noticia para Oracle es que la mayor parte de las cargas de trabajo de este segmento de mercado aún se procesan on-premise, lo que le da la oportunidad de apalancarse en Cerner para su estrategia cloud. Es natural que los planes de la compañía californiana pasen por hacer migrar los sistemas y clientes de Cerner a su propia nube publica, rebautizada Gen2 Cloud, ofreciendo disponibilidad permanente. Es muy posible que Oracle decida ofrecer las prestaciones de Cerner en la modalidad SaaS.

Con un ingrediente adicional que explica en parte la operación. Actualmente, Cerner tiene como proveedor cloud a Amazon Web Services, la bestia negra de Ellison. Si se atiende a las palabras de Catz, debería ser un proceso sencillo, toda vez que la compañía adquirida ya usa la base de datos de Oracle. Sin embargo, AWS aplicará hasta la más escondida cláusula contractual para que Ellison no le arrebate gratis esas cargas de trabajo..

La categoría en la que se especializa Cerner se conoce en inglés como Electronic Health Record (EHR), de cuyo mercado controla aproximadamente una cuarta parte. Tiene presencia internacional en mercados interesantes como el británico, donde ha firmado contratos con el National Health System (NHS) por valor de 100 millones de libras.

La CEO de Oracle, Safra Catz, creyó oportuna una analogía entre esta adquisición y la de NetSuite, que en 2016 costó 9.300 millones – la más alta hasta ahora – y que ha sido crucial para renovar la estrategia de la compañía.

Es cierto que la sanidad no es una actividad del todo ajena a Oracle ya que entre sus clientes cuenta con compañías de seguros de salud, pero integrar Cerner en su oferta le permitirá entrar por la puerta grande en el mercado de la atención hospitalaria.

La satisfacción personal de Ellison por quitar negocio a la filial de Amazon – en cada aparición pública, sea física o virtual, lanza alguna invectiva contra AWS – no es en absoluto anecdótica. Otro de los movimientos que se esperan de Oracle consiste en adosar a la oferta de Cerner su producto de reconocimiento de voz con el que se supone mejorará el rendimiento del personal sanitario liberándolo de carga burocrática. Estos interfaces de usuario habilitados por voz parecen ser una demanda en el contexto actual de estrés asistencial. En este terreno, Oracle tendrá que enfrentarse a la combinación de Microsoft y Nuance, que suministra el software utilizado mayoritariamente por los médicos en Estados Unidos para dictar sus informes.

Desde esta óptica, la adquisición tiene otra relevancia, porque transferir las historias clínicas a la nube puede plantear objeciones regulatorias y hace necesaria la interoperabilidad entre sistemas diferentes. Ambas cuestiones, en un país con tan alto grado de privatización de la medicina, añade complejidad a la integración de Cerner en Oracle.

Para la empresa adquirente, este movimiento otorga respetabilidad a su conversión tardía al modelo cloud . Están dadas las condiciones para que los sistemas sanitarios den ese salto a la nube que les permita superar problemas que se han agravado con la pandemia. Oracle, con una posición minoritaria en el mercado cloud, cree tener una carta de triunfo.

La primera justificación de la compra de Cerner es entrar en un mercado de crecimiento. Los resultados del segundo trimestre de Oracle en su año fiscal 2022 apuntan que la estrategia de ir soltando el lastre de su modelo de licencias por el de suscripción va por buen camino, aunque más lento que lo deseable. Los ingresos de su negocio cloud han superado las expectativas al crecer un 22% hasta los 2.700 millones de dólares y los de suscripción crecieron un 8% hasta los 3.100 millones.

[informe de David Bollero]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2022 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons