publicidad
  22/04/2014

Sanjay Poonen

Vpte. Ejecutivo y Dtor. Gral. del End-User Computing Group. VMware

A finales de enero, VMware hacía pública la compra de AirWatch por 1.540 millones de dólares. Una operación sin duda menos mediática que otras que por esas fechas se cocían. Durante 16 años, VMware ha liderado el mercado de la virtualización de servidores, fenómeno que lejos de ser abstracto y alejado del interés del usuario común, es de extraordinaria relevancia. La adquisición de AirWatch, que junto con la de Nicira pone de relieve la inflexión de la estrategia seguida por VMware bajo la batuta de su actual CEO, Pat Gelsinger, es la más cara en la historia de la compañía californiana. Sanjay Poonen, que se incorporó a VMware en agosto, es el responsable de esta parte de la estrategia.

Sanjay Poonen

Sanjay Poonen

Poonen, de 44 años, ha pasado sucesivamente por Microsoft, Apple, Symantec y SAP. En esta dirigió la división de movilidad, antes de ser fichado por VMware. Una frase suya resume el por qué de la compra: «el software que aporta AirWatch hace posible configurar los sistemas operativos de los dispositivos móviles usados por los empleados de las empresas, sincronizarlos con los servidores corporativos, gestionar y supervisar la descarga e instalación de aplicaciones, todo ello dentro de un estricto entorno de seguridad».

publicidad

Cuando se completen los pasos jurídicos de la absorción, AirWatch seguirá funcionando como una rama separada de VMware, una decisión que se ajusta a la noción de «federación de negocios» que ha impreso Joe Tucci a todas las empresas que forman parte de la galaxia EMC. Según se ha informado, los 1.600 empleados de AirWatch reportarán a su fundador y CEO, John Marshall. Oficiosamente, se estima que los ingresos de la compañía, que no cotiza en bolsa, oscilaron entre 120 y 150 millones de dólares el año pasado.

La compra de AirWatch acerca a VMware al usuario final. ¿Es la definición correcta?

Ante todo, es una parte fundamental de la nueva estrategia. La misión tradicional de VMware, la que nos ha hecho conocidos y exitosos, ha sido la virtualización. Primero los servidores, luego el almacenamiento y las redes de las empresa; en conjunto, es lo que llamamos centro de datos definido por software. Una vez que hemos resuelto esa fase de nuestra oferta, tiene sentido ir más allá. La idea de VMware es tener capacidad para virtualizar el terminal de escritorio, los móviles u otros dispositivos de colaboración dentro de la empresa. Hasta ahora ofrecíamos VDI [virtual desktop infrastructure] pero nos dimos cuenta de que si no teníamos presencia en la movilidad, el negocio VDI acabaría decayendo.

Los dispositivos móviles van ocupando más tiempo laboral, y las horas que un empleado pasa frente a su PC de empresa disminuyen […]

Es exactamente así. Para ser más relevantes en las empresas de lo que ahora somos, tenemos que adaptarnos a lo que hacen realmente los usuarios finales. Pero hay otro aspecto, el trabajo con los móviles se hace fundamentalmente conectándolos a una ´nube`. Si tenemos una oferta cloud, – y VMware la tiene – podemos jugar un papel ayudándolas a gestionar mejor los recursos de movilidad. La mejor manera de hacérselo saber al mercado ha sido a través de una adquisición que nos ha colocado en esa posición.

Si comparamos, puede decirse que pagar 1.500 millones de dólares por Airwatch es un precio bajo. Facebook ha pagado ocho veces más por What´s App…

No me pida que opine sobre eso. Cuanto más de cerca veo lo que hace AirWatch, más me quedo con la sensación de que hemos comprado tres empresas por el precio de una, en lugar de comprar una por el precio de veinte.

¿Ha sido un buen precio, entonces?

Bueno… suelo decir a la prensa que en la década pasada ha habido dos adquisiciones que cambiaron a las empresas compradoras: Google pagó 1.600 millones por YouTube, y el precio que eBay pagó por PayPal fue del mismo orden, 1.500 millones. Lo mismo que VMware paga por AirWatch. Saque usted la conclusión…

Volvamos a la virtualización del escritorio. Mi impresión es que hasta ahora VMware no se ha esforzado por avanzar en ese mercado, adyacente al de la virtualización de servidores. ¿Han decidido dar la batalla contra Citrix?

Hace tres o cuatro años le hubiera dado la razón, pero en el 2013 el producto VDI de VMware ha avanzado muchísimo, y esto se ha traducido en nuestra cuota de mercado. Por ejemplo, en el cuarto trimestre, crecimos un 30% mientras Citrix bajaba un 8%. Sobre el conjunto del año, el crecimiento de VMware fue del 17%, el de Citrix fue negativo.

[…] y ahora VMware quiere ir más allá de VDI.

Estamos dando el siguiente paso, la gestión virtualizada de los dispositivos móviles. Esa es la estrategia, como he dicho.

¿Cuáles son las piezas de la estrategia?

Hay tres piezas centrales. La número uno es VDI, como usted ha dicho, la gestión remota del PC de cada empleado, de manera que este se independiza de su lugar físico de trabajo. La segunda es la gestión del parque de dispositivos móviles, y de su seguridad; esto es lo que ganamos con la compra de AirWatch. Y luego está la colaboración en torno a los datos, véalo como una especie de Dropbox para la empresa. Por debajo de estos tres bloques subyacen dos servicios: social computing, para lo que tenemos un producto llamado Socialcast, y la gestión de aplicaciones, de manera que el empleado pueda acceder a una aplicación con independencia de dónde se encuentre físicamente y del dispositivo que esté utilizando en ese momento.

Estaba pensando si hay alguna compañía de esta industria que no tenga alguna propuesta de MDM [mobile devices management] ¿Qué tiene de diferente la de AirWatch?

Muy simple: todas esas compañías se han enfocado en MDM, pero esta es sólo una parte de la solución que necesitan las empresas, y que tiene más componentes que la gestión de dispositivos, por lo que preferimos hablar de EMM [enterprise mobility management]. AirWatch ha desarrollado una plataforma que incluye gestión de aplicaciones, gestión de contenidos, email seguro, gestión del gasto en telecomunicaciones, seguridad del punto de acceso…

¿La diferencia incluye el go-to-market?

Desde luego que sí. Hay mucho interés en este campo, como revelan la compra de Zenprise por Citrix, o la de Fiberlink por IBM. Las dos predican MDM, igual que hace MobileIron. La inversión de AirWatch en I+D es superior a la cifra de ventas de cualquiera de esas compañías. Tiene ahora 10.000 clientes, pero creemos que, en este mercado, la primera compañía que acumule 100.000 clientes y 100 millones de dispositivos gestionados, habrá ganado la partida.

¿Qué atributos de Air Watch han llamado la atención de VMware para comprarla? Dicen que la novia tuvo otros pretendientes…

[risas] Por lo que me han dicho de usted, debe de saber que VMware es una compañía con una gran potencia de ingeniería, orgullosa de su innovación, y con una visión comercial intensa. Estos son los mismos atributos que esperamos de cualquier compañía, sea para comprarla o para llegar a acuerdos con ella. En este caso concreto, empezamos por ver de qué innovación era capaz AirWatch, y si su producto era susceptible de funcionar tanto on premise como en cloud, condición para que encaje en la idea que tiene VMware de por dónde va el mercado. Creo que un 60 o un 70% de sus clientes trabajan en alguna forma de cloud. Y, además, tiene otro atributo que apreciamos mucho, ha sido muy rápida en el desarrollo de su mercado: se dirigen a las empresas con la mentalidad de consumo, con rapidez y flexibilidad.

Permita que haga una reflexión. Habituada a la virtualización de servidores, VMware ha cambiado de discurso para hablar de centro de datos definido por software; ahora da otro giro para acercarse al usuario final. ¿Cómo se mezclan los ingredientes?

No debería sorprenderle. VMware ha sido la compañía de software con más rápido crecimiento en la historia de la computación: pasó de cero a 5.200 millones de dólares en 15 años. Está muy bien, pero si queremos ser una compañía más grande, no podemos depender de un producto o de una categoría. Mi división de end-user computing tendrá una fuerza de ventas separada, que en EMEA dirigirá Alistair [Wildman, ex directivo de Salesforce, presente en la entrevista].

¿Por qué separada?

VMware tiene relaciones estrechas e históricas con los CIOs, pero en las empresas de la actualidad hay otras dos figuras: un director de infraestructura, a cargo del centro de datos y que también se ocupa de cloud, y un segundo personaje que es responsable de lo relativo a los usuarios finales de la tecnología. Al primero lo conocemos bien, al segundo no tanto. Esta es la explicación de por qué hemos reclutado una fuerza de ventas familiarizada con este modelo organizativo. Naturalmente, nuestro marketing tiene que ser distinto, si queremos que se nos reconozca como una compañía de mobile cloud.

Hay quien opina que a VMware le vendría bien comprar una compañía de seguridad. ¿Cubre AirWatch esa necesidad?

Tal como yo lo veo, hay tres cosas que necesitan seguridad. Una es el dispositivo de acceso, otra el contenido y la tercera es la red. Como sabe, he pasado algunos años en Symantec. Me consta que en el sector hay grandes compañías que se han enfocado en el desktop y no han prestado suficiente atención a la movilidad. Con toda certeza, AirWatch ha hecho los deberes. Yendo al segundo aspecto, tiene un producto llamado Content Locker, cuyo nombre lo dice todo. En lo que respecta a la red, es obvio que podemos contar con el equipo de Martin Casado, además de un impresionante abanico de partners: Cisco desde luego, pero también Juniper, Palo Alto, Zscaler, CheckPoint,… hemos firmado un acuerdo con F5 para que desarrolle un producto específico para VDI.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons