publicidad
  3/03/2020

Shekar Ayyar

Vpte. Ejecutivo y Director de la Unidad de Negocio Telcos. VMware

Los operadores de telecomunicaciones conocen bien a VMware en su rol histórico de suministrador para sus datacenter y, en muchos casos también, por haber adoptado su NFV (network functions virtualization). Pero con la llegada de 5G, la compañía aspira a jugar un papel en las infraestructuras de red, ayudando a “cloudificarlas” (sic). Al mismo tiempo, se ofrece como ´caballero blanco` para que gracias a su cartera tecnológica las telecos puedan diseñar servicios que les permitan competir y diferenciarse en un negocio cloud dominado por un puñado de gigantes de los que recelan, no sin buenas razones, que sueñan con colarse en su territorio más feraz, la prestación de servicios a las empresas.

Shekar Ayyar

Es una estrategia cuyo origen se remonta a varios años, cuyo eje ha sido la persistente idea de una red definida por software. En palabras de Pat Gelsinger, CEO de VMware, los actuales despliegues de redes 5G abren una gran oportunidad para la aceleración de las estrategias software-centric, una transformación de extremo a extremo del ecosistema de los operadores. De esta rama del negocio de VMware se ocupa con rango de vicepresidente ejecutivo, Shekar Ayyar con quien el autor de este blog tuvo ocasión de conversar recientemente. Lamentablemente, no se pudo actualizar con otro encuentro durante el Mobile World Congress.

Es mi opinión que los operadores estás siendo menos entusiastas de lo que podía esperarse después de años de discursos optimistas. Pero también tengo que reconocer que mi opinión es minoritaria. Supongo que  usted ve 5G como una oportunidad para la transformación del modelo de negocio de los operadores que, a su vez, potencia un segmento de mercado que es nuevo para VMware.

Tiene parte de razón en todo, pero sólo una parte de razón [risas]. El entorno en el que trabajan los operadores de gran parte del planeta es una competición permanente por atraer a sus clientes con propuestas  ´comoditizadas`. Muchos, la gran mayoría, ofrecen principalmente voz y datos al consumidor, en algunos casos también conectividad a las empresas. Por tanto, están constreñidos por el alto coste del capital para construir sus infraestructuras; en cuanto a sus costes operativos, nunca igualan la bajada regular de los ingresos. En este panorama, ahora tienen que hacer el esfuerzo de desplegar masivamente redes 5G. Piense en el contraste: mientras tanto, podría contar con los dedos los operadores que han conseguido montarse en la ola del cloud, ampliamente dominada por  empresas mucho más ricas, ajenas al sector y a esas preocupaciones.

¿Tiene alguna buena noticia?  

Afortunadamente, sí. La buena noticia es que las aplicaciones del futuro serán más y más distribuidas y que van a residir en el extremo de las redes, lo que llamamos el edge. Ahí tienen las telecos un recurso que es inherente al carácter distribuido de sus arquitecturas. Pueden instalar en su propia infraestructura capacidades de computación, de almacenamiento, de gestión y seguridad. Pensamos que esta cualidad debería llevarles con naturalidad a querer convertirse en proveedores de servicios distribuidos […] A partir de esto y de las aportaciones de 5G –  baja latencia, mayor ancho de banda, alta capacidad –  a los operadores se les presenta una oportunidad excepcional de rehacer sus modelos de negocio y prepararse para disputar el reto de las próximas infraestructuras cloud.

Eso es un pronóstico

Bueno, la verdad es que no todos tendrán éxito y muchos ni siquiera lo van a intentar. Puede que uno, dos o tres operadores con músculo suficiente ocupen esa plaza. De hecho, estamos observando distintas actitudes: unos cuantos operadores están ahora mismo en el momento oportuno para dar ese salto, gracias a que tienen a su disposición herramientas para construir una infraestructura definida por software […] En el análisis que hacemos en VMware, la arquitectura de las telecos evolucionará de una manera bastante similar a cómo han evolucionado las de los proveedores cloud. La verdadera diferencia reside en que las primeras están construidas sobre un modelo de capacidad consolidada, que resuelve los problemas serios desde el datacenter, donde reside esa capacidad. En la era cuyo hito inicial es 5G, las redes se podrán segmentar para responder a diferentes necesidades de latencia.

¿Qué efecto espera sobre el modelo de negocio de los operadores?

Tienen ante sí la oportunidad de transformarse en actores de otra naturaleza, en proveedores de plataforma, con la ventaja que les dará una  infraestructura subyacente […] podrán ofrecer API y SDK a terceros para desarrollar aplicaciones. O estarán en condiciones de presentarse como proveedores de soluciones completas. Esta es la razón por la que en VMware pensamos en 5G como una transformación mucho más profunda que el mero paso de una generación a otra, que es lo fácil de ver. Para nosotros, 5G simboliza la convergencia entre las aplicaciones concebidas para un centro de datos y las que nacen a partir de las funciones de red. En parte ya venía ocurriendo, pero 5G será un catalizador.

Y  por tanto, la clave, o una de las claves, estaría en el edge […] 

Porque se trata de desagregar la arquitectura exponiendo las APIs para integrarlas en nuevos servicios de extremo a extremo. No se lo digo desde un punto de vista técnico sino como parte de un modelo de negocio que hoy no está al alcance de los operadores, pero que ya pueden explorar activamente. No obstante, a la mayor parte de las telecos les queda mucho por aprender sobre  cómo monetizar ese modelo diferente que llamamos plataforma. Si no lo aprendieran, tendrán que resignarse a un papel convencional de proveedores de conectividad, con el que no parece que estén contentos.

Históricamente, VMware ha sido para los operadores un vendedor de T.I. Sólo hace algunos años se ha asomado a las redes a través de sus productos de virtualización. ¿En qué cambian esas relaciones, desde su perspectiva?  

En una visión de conjunto, entendemos que nuestro mundo se encamina hacia una proliferación de infraestructuras conectadas e híbridas. Creemos distinguir tres tendencias simultáneas. Una es la necesidad que tienen nuestros clientes, entre ellos los operadores, de convertir sus redes privadas y sus centros de datos a un modelo automatizado de autoservicio; la segunda es contar con la capacidad de conectarse directamente con los distintos proveedores de cloud pública. Una tercera, en la que estoy directamente involucrado, es la transformación especifica de los operadores o, como prefiero llamarles, proveedores de servicio.

¿Qué propone VMware a ese nuevo tipo de cliente cuya diferencia consiste en ser un operador o un proveedor de servicio?

Lo normal sería construir una infraestructura NFV por encima de nuestro software de virtualización o de herramientas de gestión de VMware. Algo así como esto: 1) puedes contar con una seguridad de servicio en todo tu stack, 2) puedes automatizar la información generada por la red y usarla para afinar tu arquitectura y 3) puedes automatizar el despliegue de las funciones de red sobre tu infraestructura. O bien puedes actualizar todos los bloques y optimizarlos para que sean el core de tu red.

No alcanzo a ver si esa estrategia es paralela o complementaria del movimiento general de la industria hacia la virtualización y, en este momento, con el auge de Open RAN.

Pat [Gelsinger, CEO de VMware] ha dicho en público y en entrevistas que el core de la red ya está siendo virtualizado con NFV en las nubes gestionadas por los operadores para sí mismos, pero ahora se trata de otra cosa, del movimiento hacia el edge. Y Pat suele usar como metáfora el béisbol: estamos, dice, en los minutos previos al partido, cuando no se ha puesto realmente en juego la pelota.

¿Sugiere que los operadores pueden competir cara a cara con AWS, Azure, Google y otros?

No parece que tengan intenciones de mover sus infraestructuras para entrar en un espacio que ya está ocupado. Pero me consta que están interesados en la oportunidad de operar sus redes con los mismos principios que rigen una nube pública. Desde luego, siempre habrá entre ellos un componente de competencia y otro de cooperación.

¿Qué les propone VMware?

Que en este preciso momento, cuando están lanzando o preparando sus despliegues, están en inmejorables condiciones de tener la visibilidad completa de sus redes, desde el acceso y el core hasta el edge, con una capacidad de monitorización que es imperativa en los tiempos que corren. Piense en miles de nodos y de nubes virtualizadas que es imposible gestionar manualmente: se necesita una automatización inteligente que VMware puede ofrecerles gracias a su propia I+D y a la adquisición de Uhana […]

Ya que la menciona, el portfolio que VMware posee con SDN [software defined network] y NFV [network functions virtualization] de ha enriquecido con tres adquisiciones muy oportunas en 2019.

En efecto, Avi Networks contribuye con un controlador de aplicaciones virtualizadas, Bitfusion con un software de orquestación que “aterriza” una carga en el lugar óptimo de la red. Y finalmente, la que es específica para los operadores, Uhana, aporta la optimización de redes móviles basándose en inteligencia artificial.

Permítame preguntarle por dos operadores relevantes para mis lectores: Vodafone y Telefónica […]

En primer lugar, prácticamente todas las telecos tienen algún grado de interés en una presencia importante en el negocio cloud; otra cosa es que se atrevan. Tenemos más de 50 en todo el mundo con casi 600 despliegues de VNF en sus plataformas. Hablando de Vodafone, nuestro contrato global tiene ya tres o cuatro años de historia y está relacionado con el core de su red: en este momento con más de un centenar de funciones de red virtualizadas. En el caso de Telefónica, no estamos tan profundamente metidos en su red, pero tenemos un número creciente de despliegues VNF.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons