publicidad
  16/04/2020

Theresa Bobis

Directora Regional de DE-CIX para el Sur de Europa

La empresa alemana DE-CIX, uno de los grandes intercambiadores de tráfico IP en Europa, ha sido una valiosa fuente de información acerca del comportamiento de las redes durante los días de mayor demanda por el confinamiento de la población. Pero antes que eso, el autor de este blog tuvo ocasión de conversar con Theresa Bobis, directora regional de DE-CIX (Deutschland Commercial Internet Exchange). Fundada en Frankfurt en 1995, ha vivido la historia de Internet desde sus albores. Su vigor reside en que la ciudad del Meno es el mayor polo de tráfico IP en el continente. Recientemente, DE-CIX ha escogido la  península ibérica como un eje central de su estrategia de internacionalización.

Theresa Bobis

Empecemos por definir el papel de DE-CIX en el universo de Internet y a qué responde esta internacionalización.

Nos definimos como intercambiador neutral de tráfico entre redes IP, y la independencia es nuestra cualidad más apreciada. Las infraestructuras de DE-CIX se alojan en centros de datos de terceros; por ejemplo la de Frankfurt, nuestra plataforma original y más importante, está en un datacenter de Equinix. Con la misma fórmula o con otras, tenemos presencia en 450 ciudades de 75 países.

Bien, pero ¿por qué salir de Alemania?

La vemos como algo natural, porque Internet es global y porque el tráfico de las redes IP sigue dos pautas geográficas muy claras: de oeste a este y de norte a sur. Nuestra política de expansión internacional se remonta a 2012. Actualmente, tenemos puntos de interconexión en cuatro continentes. Además de Europa, estamos presentes en Nueva York, Dallas, Moscú, Dubai, Mumbai, Delhi y Kuala Lumpur. En la cuenca mediterránea, que es de lo que ahora hablaremos, contamos con cuatro puntos neutros: Madrid, Marsella, Palermo y Estambul. Si pintáramos todos estos puntos en un mapa, se entendería visualmente el flujo que conectamos con nuestras plataformas. En el caso de Madrid, al estar conectada con Lisboa – un hub abierto en 2019 – los objetivos primarios son África Occidental y Brasil. Pero no basta con la expansión geográfica: hay que combinarla con una variedad de servicios de interconexión mediante los cuales DE-CIX facilita el acceso a las redes IP a empresas y pequeños ISP [Internet Service Providers] regionales o locales.

¿Cuál es su misión como responsable del negocio en Europa del Sur?

Globalmente, todos los análisis pronostican que el tráfico IP se triplicará entre 2018 y 2022, con un acentuado protagonismo de Asia, Oriente Medio y África. En este contexto adquiere relevancia particular la península ibérica como centro de gravedad del tráfico transatlántico. Gracias a los nuevos cables submarinos que amarran en Lisboa y en Bilbao, las empresas y los proveedores de servicios podrán conectarse con una gran ventaja de latencia sobre las rutas habituales del norte del continente. Esto explica en buena medida el crecimiento del 22% en clientes en mi región, que en el caso específico de Marsella ha sido del 41%.

Volveremos sobre ello, pero antes ¿podría describir el estado de la competencia en este sector tan particular?

Es particular por discreto y numeroso. Hay cientos de intercambiadores IP de muy distintos tamaños en todo el mundo. En Europa suele resumirse lo principal con  la sigla FLAP [iniciales de Frankfurt, Londres, Amsterdam y París]. En efecto, el nuestro de Frankfurt es el más importante por su throughput y lo hemos renovado recientemente para responder a la  demanda de acceso de 100 Gigabit Ethernet, que ya representa casi el 20% de los puertos conectados. Ahora mismo, nos estamos preparando  para los 400 GE, que empezamos a comercializar en 2019. ¿Competimos? Claro que competimos, pero en un mercado cuya función es interconectar, no puedes competir si al mismo tiempo no tienes voluntad de compartir.

¿Cuál es la medida del tamaño que permite comparar uno con otro?

Las métricas más útiles son la capacidad y el número de miembros conectados o ASN (Autonomous System Number) que conectas. La última cifra publicada por DE-CIX se eleva a 1.938 ASN conectados con una capacidad total de 58,4 Tb.

[…] ¿Por qué los llama miembros y no clientes?

Viene del origen asociativo de la compañía, creada en 1995. DE-CIX es una sociedad por acciones, cuyo propietario es la asociación alemana de empresas de Internet (eco), lo que significa que el objetivo primario no es la rentabilidad sino la calidad del servicio.

Creí entender que diferencia el control de las operaciones y los activos físicos externalizados.

Sí, pero si bien nos apoyamos en centros de datos ajenos, nuestros activos no los externalizamos; instalamos equipos y tecnología propios, que son gestionados por personal de DE-CIX en instalaciones de terceros. O, en algunos casos, mediante acuerdos de partnership. Allí donde operamos directamente, contamos con una fuerza de ventas y consultores.

Según su experiencia, ¿cuáles son las principales tendencias del tráfico de Internet en este momento?

Esperamos que 2020 será un año de crecimiento al que va a seguir un período plurianual más intenso gracias al impacto de varias tecnologías que están influyendo sobre las redes: principalmente IoT, inteligencia artificial y 5G […] Y si no he mencionado cloud se debe a que ya es una realidad tangible, no una tendencia. La digitalización se ha extendido por todos los sectores de la economía y las empresas adaptan sus modelos de negocio en consecuencia. Esto quiere decir que en el futuro próximo, la interconexión requerirá más flexibilidad y seguir modelos de operación diferentes, con capacidades ajustables para ofrecer paridad IP, conectividad cloud y servicios de seguridad. La interconexión será el principio de base, pero el negocio se está diversificando

Me ha interesado su mención de 5G […]

Y tiene razón [risas] 5G será el gran acelerador del tráfico en los próximos años. Nuestros objetivos primarios durante los últimos 20 años han sido, obviamente, los ISP y los operadores; ahora mismo, 5G está haciendo aflorar el interés por parte de las empresas de sectores diversos, que están pensando en cómo usar las redes de nueva generación para sus aplicaciones.

En Alemania, está a la orden del día, tras la subasta de espectro […]

Así es. Un sector clave es la industria de automoción, en la que tenemos algunos clientes. No es todavía un gran negocio, pero nos abre una puerta ante la previsión de que se configure un consorcio o alguna forma de federación de empresas para operar una licencia 5G. Algo parecido podría ocurrir con cadenas de supermercados, una industria muy desarrollada en Alemania. Lo que quiero destacar es que por primera vez aparece una nueva categoría, separada de los operadores, que se involucrará directamente en las redes 5G y por consiguiente en el flujo de datos IP

¿Implica que los operadores pierden importancia?  

No, no es eso. Los operadores seguirán jugando un papel muy relevante y DE-CIX es una plataforma que les permite llegar a proveedores locales de servicio y, al agregarlos, densifican aún más el tráfico IP. Veo dos cuestiones clave: qué papel jugamos nosotros, y cómo van a transformar los operadores su gama de servicios a las empresas a partir de la oferta de conectividad cloud e interconexión global.

¿Cuál es la relación entre DE-CIX y los grandes proveedores cloud, los así llamados hyperscalers?

Muy buenas y muy frecuentes. De hecho revendemos capacidad: cualquier empresa o ISP que quiera conectar con Google Cloud o con Azure puede hacerlo desde nuestra plataforma. Y aquí en Madrid, tenemos un cliente que revende conectividad con Amazon a través de la plataforma DE-CIX.

Ha hablado de nuevos servicios de interconexión ¿A qué se refiere?

Me refiero al proyecto Reach, cuyo producto Longhaul Access permite a los clientes de tamaño medio – empresas o ISP con presencia localizada, por lo general en ciudades menores – conectarse a DE-CIX a través de sus centros de datos locales y así tener acceso directo a, es sólo un ejemplo, Amazon. En otras palabras, para nosotros es una descentralización. Otro servicio, lanzado a principios de 2019, se llama Looking Glass e incorpora la tecnología HTML5 optimizada para casos de uso móviles.

Es curioso, casi divertido, que hablemos de Madrid a propósito de cables submarinos […]

Madrid no tiene mar, pero es equidistante de las cabeceras de dos cables con mucho futuro, EllaLink (Lisboa) y Marea (Bilbao). En el pasado, todos los cables que conectaban América Latina pasaban por Miami y de allí a Nueva York, antes de dar el salto a Londres y al continente.

¿Y qué papel en ese tráfico juegan los países ribereños del Mediterráneo?  

Estamos en Marsella y en Palermo, dos puntos de conexión importantes con el norte de África y Oriente Medio. Imagino que lo pregunta pensando en Barcelona […]

Bueno, en España, las infraestructuras radiales son motivo de discusión permanente. Barcelona está muy bien conectada con la otra orilla del Mediterráneo… y por si fuera poco, yo escribo en La Vanguardia [risas]

Lo sé. En este momento sólo puedo decir es que tenemos un plan de negocio muy agresivo en España y que estamos analizando una segunda implantación que, lógicamente, debería ser Barcelona o Bilbao. Pero no quisiera crear ninguna expectativa: toda decisión dependerá de las conversaciones con diferentes entes públicos, partners potenciales e ISP […] Exactamente tal como hacemos en cualquier otra ciudad, donde buscamos activamente fórmulas de colaboración. Así como Lisboa podría ser un punto de apoyo para explorar mercado en África, donde se espera una gran explosión de tráfico de datos.

Siendo una empresa alemana, sería natural que DE-CIX tuviera propensión a mirar hacia el este […] 

Una cosa no quita la otra. Tenemos un firme acuerdo con un socio en Rusia, que llamamos MSK-IX y un punto secundario en San Petersburgo. Si me pregunta por Eurasia, tenemos un proyecto en Kazajstan y desde luego nuestra presencia en Estambul encaja en esa orientación regional.

¿Cuál es la relación entre DE-CIX y los grandes proveedores cloud, los así llamados hyperscalers?

Muy buenas y muy frecuentes. De hecho revendemos capacidad: cualquier empresa o ISP que quiera conectar con Google Cloud o con Azure puede hacerlo desde nuestra plataforma.

Más allá de 5G y la multiplicación de Internet en movilidad, qué futuro tecnológico avizoran?  

Seguimos con mucha atención las dimensiones no terrestres del tráfico IP, que hoy son visibles en los cables submarinos y dentro de poco tiempo en los satélites de baja órbita, una hipótesis avalada por la segunda fase del estándar 5G. Creemos firmemente que la potencia combinada de las plataformas de interconexión y la industria satelital pueden ofrecer una gama imprevisible de soluciones de conectividad a un mercado enorme.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons