publicidad
  10/09/2013

10Sep

Aparentemente, la secuencia de newsletter y post dedicados a la compra de Nokia por Microsoft ha despertado la atención de los lectores. Uno de ellos me pide ser más extenso en el tratamiento del capítulo de patentes en el acuerdo. Si se trata de ser extenso, no podré hacerlo hoy, paciencia. Paco H. me pregunta si creo que Stephen Elop será escogido como sucesor de Steve Ballmer, y en tal caso si dará la talla. Lo que creo es que no tengo la menor idea, y también creo que nadie lo sabe fuera del sancta sanctorum de Redmond. Sobre Elop, o más bien contra Elop, ha empezado a circular una campaña en Internet, descalificándolo por el fiasco de sus tres años al frente de Nokia.

Veamos: lo del fiasco es discutible, salvo que se comparta la opinión de quienes sostienen que Nokia debería haber prolongado la vida de Symbian, seguir el desarrollo de MeeGo o, llegado el caso, sumarse al ejército de androides, pero de ninguna manera adoptar Windows Phone. Como opinión, es legítima, pero nadie puede aseverar que así se hubiera evitado la quema. Dicho esto, vuelvo a la pregunta: después de haber sido CEO de Nokia, ¿aceptará ser “sólo” vicepresidente de Microsoft? Tampoco lo sé, pero en la biografía de Elop hay un detalle que dice algo al respecto.

A finales de 2005, Stephen Elop fue nombrado CEO de Macromedia, que meses después fue adquirida por Adobe. Según me han contado, permaneció en la compañía como número dos del CEO, Bruce Chizen, y se marchó cuando comprendió que no sería elegido para suceder a Chizen. Tras un paréntesis como COO de Juniper Networks, fue fichado por Microsoft para presidir la división que aporta a la compañía el gran negocio de Office.

A finales del 2010, cuando aceptó la oferta de Nokia, la retirada de Ballmer parecía lejana, y una apuesta audaz era preferible a esperar que llegara su momento. Así contada, claro que con intención manifiesta, parece la historia de una ambición: si Elop fuera elegido CEO de Microsoft [se supone que sería el candidato preferido de Ballmer, pero quién sabe qué] habría consumado su carrera; si no fuera elegido, dudo mucho de que asimilara seguir en segundo plano.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2017 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons