publicidad
  21/10/2013

21Oct

El viernes 18, la acción de Google cerró a 1.011 dólares, un salto del 13% en un día del que se desprende que uno de esos títulos equivale a dos de Apple. Sin embargo, la capitalización bursátil de Apple es un 28% más alta que la de Google. Explicar el entusiasmo de los inversores por Google es más fácil que encontrar las razones por las que Apple no consigue pasar de los 500 dólares cuando la mayoría de los analistas le atribuyen un precio objetivo de 700. Pero hoy toca hablar de Google: sus cifras principales mantienen el sesgo de los trimestres anteriores: ingresos (14.890 millones; 12% de aumento), beneficio operativo (3.440 millones; 23% de aumento) y beneficio neto (2.970 millones, 36% de aumento), y es seguro que lo mantendrán en el cuarto trimestre.

La clave está en las cifras subyacentes, sobre todo la publicidad. Según eMarketer, Google ya representa el 33% del total de la recaudación publicitaria online de este año, dos puntos porcentuales más que en 2012. Y si esto no les dice mucho, presten atención a la relación entre volumen y valor: el CPC (coste por clic) sigue bajando, un 8% en el trimestre, pero el número de clics pagados lo compensa ampliamente con una subida del 26%. Al mismo tiempo, el coste de adquisición de tráfico aumenta un 24%. La carta de triunfo de Google es su impetuoso crecimiento de la publicidad en dispositivos móviles.

Sobre una muestra de 50 analistas, 35 recomiendan comprar Google y 15 retener sus acciones, ninguno aconseja vender. ¿Debemos entender que puede seguir subiendo más allá de su múltiplo actual de 23 sobre beneficio?

Un precio por acción de 1.011 dólares significa que Google se ha valorizado un 1.100% desde que salió a bolsa en 2004, y esto le permite hoy, con una capitalización de 337.000 millones, ser la tercera de la tabla de Wall Street, encabezada por Apple. Si se toma aquel año como punto de partida de una serie, Apple ha subido en bolsa un asombroso 3.300%, Amazon un 830% y Samsung un 760% ; los tres contrastan con el 117% de IBM y el 120% de Microsoft, por no hablar de Intel, HP o Cisco, que en once años no han avanzado más que un 20% nominal y tienen que atizar las brasas con dividendos y recompra de acciones.

Es la ocasión perfecta para que se escriban juicios acerca de la dicotomía entre dos clases de empresas del sector TIC, las ´incumbentes`y los nuevos ´amos del universo`. Un estudio de IQ Capital señala que los ingresos anuales de Apple, Google y Samsung arrojan un agregado de 349.000 millones, pero hacen falta esos cinco actores clásicos (Cisco, HP, IBM, Intel y Microsoft) para que, sumados, lleguen a 400.000 millones. Me disculpo por la inevitable abundancia de cifras en este newsletter.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons