publicidad
  27/10/2014

27Oct

Una de las singularidades de Jeff Bezos es que nunca prometió beneficios a los inversores en Amazon; su idea del ´valor para el accionista` consiste en perseguir el crecimiento constante y maximizar el free cash flow. Lo dijo el CFO de la compañía, Thomas Szkutak, ante la insistencia de los analistas en obtener explicaciones por los resultados del tercer trimestre: los 437 millones de dólares en pérdidas han sido un record en la historia de la compañía, a pesar de que los ingresos aumentaron un 20% hasta 20.580 millones de dólares. La última vez que Amazon cerró un trimestre con beneficios fue el tercero de 2012. Szkutak se mantuvo firme: incluso en un período rematamente flojo, el cash flow sigue aumentando y eso es lo que debería importar.

Para los analistas, la peor sorpresa no han sido las pérdidas, que daban por descontadas, sino la previsión a la baja del cuarto trimestre: los ingresos aumentarán, pero la horquilla resulta tan amplia (del 7% al 18%, según el CFO) que deja demasiadas dudas. Incluso en la mejor de las hipótesis, unos 30.000 millones de dólares, el incremento delataría una desaceleración, comparado con el frenesí del último cuarto de 2013. No hace falta añadir que el cuarto trimestre es el más importante del año, y si la propia compañía dice que será flojo, los inversores no van a remontar la caída de las acciones de Amazon en un 24% de declive desde enero.

La causa inmediata de los problemas es fácil de identificar: el lanzamiento de su smartphone Fire ha sido un rotundo fracaso, pese a la novedad de 3D y a una rebaja promocional del precio [0,99 a condición de firmar un contrato de dos años con AT&T]. Al final del trimestre, Amazon tuvo que cargar a pérdidas unos 170 millones de lo invertido en ese proyecto, y acumulaba 83 millones de dólares en inventario, que probablemente seguirán la misma suerte contable.

Para Amazon, el Fire Phone no es un objetivo en sí mismo, sino un instrumento para vender contenidos y servicios. Está visto que los consumidores no han picado, contra lo que dejaban esperar las buenas críticas de la prensa especializada. Uno de los rasgos de su personalidad, que Bezos ha impreso a su empresa, es que no puede quedarse quieto, y así ha ido construyendo un imperio en el que algunos empiezan a encontrar fisuras. Otras iniciativas de este año pesan mucho en el balance: 1.100 millones para comprar la plataforma de videojuegos Twitch, 2.000 millones para comprar y/o producir contenidos, una cifra desconocida para desarrollar un lector de tarjetas de crédito como medio de pago móvil, otra cantidad no relevada para lanzar la venta online y distribución física de alimentos frescos; otros 2.000 millones para hacerse un hueco en el mercado indio, ciertamente ávido de comercio electrónico pero donde tiene que luchar contra un potente competidor local, Flipkart.

Bezos sólo se deja ver cuando se trata de presentar nuevos productos y darse aires triunfales. Por tanto, tocó a Szkutak la tarea de transmitir el mensaje del fundador: Amazon está “en modo inversión”, y así lleva veinte años. Hay tantas oportunidades ahí fuera – reconoció – que tal vez deberíamos ser más selectivos , vino a decir. Aparentemente, los ingresos no suministran suficiente cash para las ambiciones de esta compañía, que ha suscrito un crédito abierto de 2.000 millones con el Bank of America para financiar circulante, inversiones, adquisiciones “y otras necesidades”.

Una rama del imperio de Bezos que no se desglosa en las cuentas de Amazon, su filial AWS de servicios cloud, suscita justificada curiosidad, proporcional a la opacidad de la empresa. Aparece bajo la categoría “otros”. A falta de datos oficiales, los analistas estiman los ingresos de AWS con cifras dispares, pero una observación elemental revela que el capítulo “otros” facturó 1.382 millones en el tercer trimestre, un 37% más que el precedente, aproximadamente un 7% del total agregado de la compañía. No es suficiente como para dejar de etiquetar a Amazon como un retailer. ¿O es una empresa tecnológica?


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2018 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons