publicidad
  4/06/2013

4Jun

Junio se confirma como el mes central para la industria del PC. No sólo por su equidistancia en el año, que permite anticipar las novedades de la temporada alta y olvidarse de los inventarios, sino porque ayer arrancó Computex, y ya se sabe la importancia que tienen las marcas y los fabricantes taiwaneses. Intel se ha plegado desde hace tiempo a la costumbre, y ha reservado para la feria de este año los detalles finales de sus nuevos procesadores Haswell, que por primera vez aparecerán bajo las carcasas de numerosos dispositivos.

Una nueva generación de ultrabooks se dejará ver esta semana en Taipei, pero la industria ha aprendido que no es sensato apostar por ellos contra las tabletas. Hay que jugar ambas cartas, lo que es muy lógico, porque los fabricantes no son suicidas, y saben que las ventas de PC caen mientras las de tabletas suben. Pero también saben que con los primeros pueden (todavía) obtener mejores márgenes. La fórmula de los dispositivos híbridos – también llamados convertibles o 2 en 1 – es apuesta más común.

Para la mayoría de los usuarios, la alternativa es binaria: tableta o ultrabook. Incluso Apple sufre la canibalización de su familia Mac, pero al menos la sufre en beneficio del iPad; otros fabricantes no tienen esa suerte. Acer se anticipó 24 horas a la feria presentando un híbrido tablet-laptop, Aspire R7, de alta gama, y una tableta Windows 8, llamada Iconia W3, de 8 pulgadas, que se suma al catálogo presentado últimamente, en el que ha intercalado varios modelos Android.

Asus aprovechó a fondo su condición de local, y presentó una panoplia de modelos. El ultrabook Zenbook Infinity, con cubierta Gorilla Glass, domina el escaparate, pero su precio determinará si el mercado está presto a pagar el coste de la innovación. Lo esencial de la oferta de esta marca son tres tabletas, una de las cuales podrá trabajar con Windows 8.1 y Android. La dualidad de sistemas operativos será imitada por otras marcas: HP ha sido la primera en anunciarla, pero prácticamente todas (excepto Dell, atada financieramente a Microsoft) se sumarán a la corriente. En todo caso, Windows se lleva la palma de las novedades: según Microsoft, en Computex se van a exhibir 65 modelos bajo Windows 8.1.

Lejos de Taiwan, habrá más novedades en junio. El lunes de la próxima semana, la conferencia de desarrolladores de Apple puede ser la plataforma de lanzamiento del primer Mac con procesador Haswell. En Londres, el día 20, Samsung presentará su nuevo catálogo de productos, en el que la principal sorpresa serán las tabletas Galaxy Tab 3, de 8 y 10 pulgadas, ambas Android y la más grande equipada con procesador Intel en lugar del propio sobre arquitectura ARM. El calendario de junio se cerrará con la conferencia Build, en la que Microsoft desvelará por fin Windows 8.1. Con todos estos ingrediente, más los que puedan añadirse, la industria se jugará su suerte del segundo semestre.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons