publicidad
  5/04/2013

5Abri

Demasiadas expectativas. El esperado anuncio de Facebook Home no ha hecho más que confirmar algo de sobra sabido, su necesidad de explotar el hecho de que al menos la mitad de los usuarios acceden a través de dispositivos móviles. Pero Mark Zuckerberg no se ha atrevido – y puede que lleve razón – a ir tan lejos como le recomendaban algunos prosélitos: es improbable que, con tan poca materia como la anunciada, los inversores cambien de actitud y se entusiasmen por la acción de una compañía que aún sigue explorando el alcance de lo que tiene entre manos.

Desde su frustrante salida a bolsa, Facebook ha estado bajo constante presión para mostrar sus cualidades como modelo publicitario. Y lo ha hecho, pero no a la altura de las esperanzas iniciales. De ahí que sus iniciativas despierten a la vez ansiedad y desconfianza. El nuevo intento tiene al menos el acierto de presentarse como una capa social para los usuarios de móviles, con la sagacidad de no actuar como competidor de Apple, Google o los fabricantes y de no enfadar a los operadores.

Casi seguramente, un fphone hubiera sido una experiencia desastrosa, y nadie hubiera entendido que desarrollara un sistema operativo propio. Se ha quedado a medio camino: crear un launcher para Android, una colección de aplicaciones y servicios propios – entre ellos una de mensajería – que conectan a los usuarios de Facebook directamente, usando a Google como plataforma pero sin darle negocio. Será preinstalado en dispositivos de varias marcas, pero la primacía la tendrá un modelo desarrollado ad hoc por HTC, a la que buena falta le hace un empujón de popularidad.

¿Y esto para qué? Para delimitar una plataforma propia, habitada por millones de usuarios ensimismados que – se puede imaginar – se comportarán como consumidores compulsivos de Facebook [esto quiere decir mensajes, fotos, vídeos] casi sin necesidad de aventurarse fuera de ese territorio donde están sus ´amigos´. Durante la presentación, alguien preguntó a Zuckerberg por la monetización de esta iniciativa, y el muy pícaro fingió no haber pensado en ello.

Pues claro que lo tiene pensado. Se calcula que un 14% de los ingresos publicitarios de Facebook proceden de los usuarios que acceden al servicio desde sus móviles, un porcentaje realmente bajo – dicen los analistas – y por tanto prometedor. La manera de elevar el porcentaje es promover el uso, lo que quiere decir más tráfico. Es pronto para saber qué piensan al respecto los operadores – AT&T y Orange han sido los primeros en apuntarse – y no sería raro que llegaran a tener mejores relaciones con Facebook que con Google. Podrían, quizá, ofrecer planes de datos baratos, diseñados a la medida de ese público cautivo. Todo se andará.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons