publicidad
  8/11/2016

Ajay Patel

Senior VP Product Development, Cloud Services. VMware

La edición 2016 de VMwold Europa, una vez más en Barcelona, ha sido pródiga en novedades. La compañía ha perseverado en la introducción de mejoras en sus productos clásicos o no tan clásicos. Ha aprovechado la ocasión para introducir nuevas herramientas de gestión para reducir la complejidad de las operaciones del datacenter [o así las presenta]. Pero, en lo fundamental, VMware tiene necesidad de hacer creíble su estrategia cloud y subrayar su neutralidad. El sorprendente anuncio del acuerdo con Amazon Web Services fue la noticia dominante del evento y, por tanto, el eje de la conversación con Ajay Patel, primer responsable del negocio de VMware con sus partners proveedores de servicios en la nube.

Ajay Patel

Ajay Patel

Me perdonará si empiezo por preguntar qué diablos es una nube híbrida ¿Es una mezcla, una combinación o una especie nueva y diferente?

No, no [risas] Su pregunta es pertinente. Desde el punto de vista del cliente, que al final lo que importa es que sepamos bajar las definiciones a su terreno, una nube híbrida sería parte de una estrategia para preservar el valor de su inversión preexistente on-premise. La propia noción de hibridez significa que no sería razonable esperar que se deshaga de lo que tiene instalado y le funciona. En consecuencia, si ese cliente tiene algún interés en usar recursos de una cloud pública, es sensato que quiera gestionarlos de manera unificada con los que tiene en casa. Esta es una visión, quizás ideal, porque la experiencia dice que es extremadamente difícil rehacer aquello que se tiene para llevarlo sin traumas a una nube pública.

[…] o sea que se trataría de un estadio intermedio.

Básicamente, se trata de manejar una combinación de público y privado, con la aspiración de hacerlo de manera uniforme y coherente. Por esto, en nuestra arquitectura Cross Cloud, hemos empezado por proponer unas herramientas que facilitan la creación de un entorno operativo común. Hay ciertas cosas que podemos hacer así con relativa facilidad, como es el caso en el área de networking: es posible conectar nubes y aplicaciones a ciertos servicios comunes. También es posible tener una capa de seguridad común para proteger la aplicación […] Pero hay otras cosas que siempre van a reflejar el problema de pertenecer a entornos operativos diferentes. Con esto trato de responder a preguntas que se hacen y nos hacen los CIOs, porque su mundo no está dividido en una esfera pública y otra privada – aunque así nos expresamos – sino que cada vez más es una mezcla de nubes que pueden no ser de la misma familia […]

De su padre y de su madre, decimos en España. Pero ¿es necesaria una nueva arquitectura para gestionarlas?

Sí, es necesaria, porque la pregunta del CIO tiene más vueltas: ¿qué debo hacer para seguir la dirección que siguen mis colegas y competidores? y ¿en qué puede ayudarme VMware? Porque él sabe que durante años le hemos ayudado en su centro de datos mediante la virtualización. Lo que le decimos ahora es que nos deje ser su socio más allá del datacenter, ayudándole a gestionar una infraestructura múltiple que incluye recursos cloud […] Nuestro cliente tiene muy presente cuál ha sido la evolución de VMware, y es consciente de que el hardware se ha movido a la nube, lo que lleva los problemas a otra escala […]

Con el cambio de estrategia, se ha alterado el organigrama de VMware ¿Cuál es su rol dentro de la compañía desde la marcha de Bill Fathers?

Internamente teníamos una organización llamada vCloud Air Business Unit. Cuando Bill dejó la compañía, se dividió en dos segmentos, y esta es la razón por la que actualmente me responsabilizo de vCloud Air Network, de dirigir las relaciones con los proveedores de servicio que pertenecen a esa red. Desde el producto al go-to-market. Le recuerdo que está formada por 4.200 partners, proveedores de servicio en 119 países. Todos usan el software de VMware.

¿Podría decirse entonces que hay una estrategia y dos tácticas?

Yo diría incluso diría que las tácticas son tres. Por un lado, suministramos tecnología para el centro de datos definido por software (SDDC), que el cliente puede comprar por piezas: vSphere, NXX, vSAN, Cloud Foundation, o puede consumir como plataforma convergente (HCI) dentro de la oferta de Dell, HP o Fujitsu. Se puede comprar como una caja para montar una nube privada o como un servicio a través de los partners de vCloudAir Network […] Digamos que son diferentes rutas.

¿Cómo encaja esa estrategia con la de Dell EMC?

Primero y ante todo, VMware es una compañía independiente. Estamos encantados de serlo porque gracias a eso tenemos nuestro ecosistema propio. En segundo lugar, Dell EMC, o Dell Technologies, nos aporta valor y sinergias, de las que le puedo dar algún ejemplo. Cuando presentamos en el mercado una solución convergente, se basa en nuestro software por supuesto, pero el mercado también se buscan appliances en los que el software se entrega empaquetado. Ocurre así que Dell tiene una solución integrada que llama VxRail, que nos da la oportunidad de apoyarnos en su fuerza de ventas para llevar al mercado la tecnología de VMware. Al mismo tiempo somos agnósticos, con lo que quiero decir que Fujitsu o HPE pueden integrar nuestro software en sus appliances. Nuestra neutralidad no peligra en absoluto porque Dell tenga ahora las acciones de VMware que antes tenía EMC. Dell es un partner estratégico formidable, como lo es IBM o como lo será a partir de ahora Amazon Web Services.

[…] son situaciones no equivalentes

Las tres llevan al mismo destino: que el software de VMware sea adoptado en los entornos cloud con la misma facilidad y fidelidad que ha sido característica durante años en el datacenter.

¿En qué ha quedado la relación entre VMware y Virtustream? Hace meses tuve la oportunidad de hablar de ello con Pat Gelsinger, pero las aguas estaban todavía revueltas […]

En lo que concierne a nuestra conversación de hoy, considere a Virtustream como un proveedor de servicio cuya actividad se centra en aplicaciones empresariales críticas. Como una unidad de negocio de Dell EMC, cumple su papel, y visto desde la perspectiva de VMware, es el partner preferido para el go-to-market que hacemos junto con Dell. Se lo diré más claro: si un cliente de Dell necesita un proveedor de servicio, Virtustream es el que está más a mano; nosotros somos neutrales, tan neutrales como podemos serlo con cualquiera que no tenga acciones de VMware.

Muy elocuente, gracias. Esos 4.200 proveedores de servicio miembros de la red vCloud Air, ¿no tienen motivos para sentirse amenazados porque VMware ha pactado con AWS, que – podría decirse – es su pesadilla?

[risas]. Esa sería una pintura de brocha gorda, si me permite. Entre esos 4.200 proveedores de servicio hay perfiles de lo más variados, y muy pocos tienen realmente una fricción competitiva con AWS. En fin. en un espectro tan amplio habrá alguno que viva de vender servicios gestionados, que quizá piense que VMware ha abierto una puerta por la que se le podría escapar el gato […] pero, sin bromas, nuestros partners saben que el mercado se encamina a la pluralidad de nubes, y entienden que VMware asuma el hecho de que su software tiene que estar disponible cuando un cliente se inclina por trabajar con AWS. Por tanto, seguimos siendo neutrales.

¿Sin preferencias?

Por supuesto que sin preferencias. Hay proveedores de servicio que tienen una estrategia multicloud, y lo vemos como algo positivo, así como hay otros en una posición intermedia, quizá provisional. No vamos por el mundo diciendo “compre nuestra cloud” sino “he aquí el valor de nuestra tecnología, ¿cómo le gustaría comprarla?” Si, por ejemplo, hablamos en Francia con un cliente de OVH, uno de nuestros partners, desde luego que no será para llevar ese cliente a AWS, y si hablamos con un cliente de AWS al que nuestro software le vendría bien, nos ocupamos de hacerle saber que puede usarlo dentro de su relación con AWS. Igual que, si se tratara de una cuenta estratégica de IBM que tiene – o quiere tener – una carga en la nube, le haremos notar que IBM y VMware trabajan en común. Lo mismo podría ocurrir con Virtustream y una carga de SAP, etcétera.

Creo que, globalmente, hay unos 50 millones de máquinas virtuales de VMware, ¿cuántas operan en entornos cloud?

Su cifra es correcta. En el conjunto de la vCloud Air Network son un par de millones, desconozco el número exacto. Es un negocio razonablemente grande, y las licencias que genera en régimen de suscripción son cientos de millones […] En los entornos de cloud privada, la cifra es más alta.

¿En qué se diferencia el acuerdo que acaba de anunciarse con AWS y los que VMware tenía previamente con Google y con IBM?

El acuerdo con Google se originó cuando VMware operaba su propio servicio cloud, y aunque sigue vigente es obvio que su alcance ha quedado muy limitado […]

¿Podría evolucionar eventualmente, teniendo en cuenta que Google Cloud ha entrado en una fase de cambio? ¿Podrían ser de aplicación los criterios del acuerdo con AWS?

Google es un actor relevante en data analytics y en machine learning. Nuestra relación, que ha estado centrada en objetos, podría evolucionar hacia esos campos, que son de interés recíproco.

¿Y el caso de IBM?

Es más reciente y es distinto desde dos perspectivas. Una: IBM como partner estratégico de vCloud Air Network, se deriva del hecho de que tiene su propio servicio, hasta ahora llamado SoftLayer, al que suministramos software que les ayuda a diferenciarse; la segunda es que han sido los primeros en ofrecer nuestro nuevo servicio Cloud Foundation. Se puede hacer doble clic en el portal de IBM y tener a disposición todo el stack de software de VMware.

No veo en qué se diferencia del acuerdo con AWS.

Lo que hemos anunciado con AWS es que, en algún momento de 2017, VMware pondrá en el mercado la misma propiedad intelectual que ofrecía en su propio servicio, con AWS como proveedor. Puede decirse que es un entorno dedicado dentro de AWS. Pero, tanto en un caso como en el otro, lo que importa es que el cliente tenga opciones a su disposición. Nuestra ambición es ser la plataforma universal de software que los vincula a través de nuestra arquitectura Cross Cloud.

Última pregunta: ¿por qué no Azure?

En cada caso de los que he mencionado, hay prioridades que se discuten con la otra parte y determinan el nivel del acuerdo. ¿Podríamos tener prioridades comunes con Microsoft, habida cuenta de que tiene su propia estrategia híbrida? En este momento, la respuesta es negativa. Microsoft está tratando de impulsar Azure Stack como plataforma dominante, y por consiguiente, no tiene interés en crear una infraestructura dedicada para ir de la mano con VMware. Además, como usted sabe, en el stack de Azure hay componentes que compiten con VMware. Es algo que no ocurre con AWS, que no tiene cloud hibrida ni una porción de cloud privada, de manera que nuestra relación es más natural de lo que muchos podían imaginar hace pocas semanas.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons