publicidad
  11/11/2015

Entretelas del mercado mundial de smartphones

Los 355,2 millones de smarphones despachados en el tercer trimestre dan para muchas lecturas. Esta, por ejemplo: a pesar del récord del del iPhone (48 millones), Apple no consigue recortar la distancia que separa su sistema iOS del 81% del mercado mundial controlado por Android. Ni lo conseguirá, porque el crecimiento actual se concentra en mercados como China e India, muy sensibles al precio final. IDC pronostica que Apple pasará de 192,7 millones de iPhones despachados en 2014 a 269,6 millones en 2019, pero entretanto Android subirá de 1.060 millones de unidades a 1.540 millones. O esta otra lectura: Samsung, el líder, vende casi tantas unidades como las tres marcas que le siguen.

No es que la situación general haya cambiado mucho en el tránsito del segundo al tercer trimestre. O sí. Al cierre de 2015, se espera que el mercado mundial absorberá un total de 1.440 millones de smartphones, un 10,4% de incremento, que no luce lo suficiente ante el 27,5% con el que concluyó el 2014. IDC atribuye la desaceleración a la madurez relativa del mercado chino, que contra todo pronóstico sólo crecerá el 1,2% este año, comparado con el 19,7% del anterior. Pese a esta inflexión, que es casi un derrumbe, el mercado chino seguirá siendo el primero del mundo: del 32,3% en 2014 bajará al 23,1% dentro de cuatro años.

Comparado con el período equivalente de 2014, el tercer trimestre de este año ha registrado un crecimiento de “sólo” el 6,8% global, que no le ha impedido ser el segundo de la historia en cifras absolutas. Ryan Reth, analista de IDC, interpreta las cifras como un signo de que en muchos mercados los consumidores son más cuidadosos con su desembolso para comprar un smartphone. Según Reith, debería ir en contra de los fabricantes que pretenden vender modelos por encima de los 500 dólares, porque acentúa el peso en el mercado de los de menos de 200 dólares, que dejan márgenes mínimos.

publicidad
     

En este sentido, el tercer trimestre – y quizás pase lo mismos en el cuarto – puede haber sido engañoso, por la aparición simultánea de modelos flasgship que aspiran a arrebatar cuota a Samsung y Apple, líderes de la gama alta. No obstante, “a pesar del glamur y la ostentación de esos modelos, nuestro diagnóstico es que el crecimiento en volumen provendrá de la gama media, y no sólo de los mercados emergentes”, escriben los especialistas de IDC.

Samsung ha mantenido su liderazgo del mercado mundial, con 84,5 millones de smartphones despachados, un 6,1% más que el año pasado por estas fechas, bastante alineada con la tendencia global del 6,8%. Aunque la mayor parte de esas unidades son dispositivos de gama media (Galaxy Core, Grand Prime y sobre todo la serie J), su marketing pone el acento en los Galaxy S6 y S6 Edge, como reclamo “aspiracional”, incluso para quienes no pueden comprarlos.

La táctica de adelantar el lanzamiento de sus modelos estrella ha permitido a la marca coreana contener los daños de la ofensiva de Apple. Con lo sospechosos que son los rumores, se comenta que Samsung presentará en enero (quizás en el CES de Las Vegas) el futuro Galaxy S7, en lugar de esperar al Mobile World Congress, que se abrirá el 22 de febrero en Barcelona.

En rigor, Samsung tiene que atender otros dos frentes dentro del bando Android.: LG y HTC con modelos de altas prestaciones, y un sinfín de fabricantes que compiten por el comprador primerizo. Para la marca coreana, las cosas mejoran: ha anunciado un aumento del 82% en el beneficio operativo, deteniendo un declive de siete trimestres consecutivos, aunque en la división de móviles el beneficio ha crecido un 33%, que es una sensible recuperación. Un factor en el que confía es el lanzamiento de su sistema Samsung Pay.

Podría pensarse que, por razones de calendario, los nuevos iPhone han ayudado poco al récord de Apple, cuyos despachos crecieron un 22%, de 39,3 millones de unidades a 48 millones. En realidad, contribuyeron con una cantidad nada despreciable, 13 millones de iPhone 6S y 6S Plus despachados durante la semana final de trimestre, y sólo en mercados seleccionados. Si a 48 se restan 13, significaría que los “viejos” modelos 5S, 6 y 6 Plus se han vendido muy bien durante el tercer trimestre, gracias a la rebaja de precios – una práctica que Apple ha ´descubierto` recientemente. Esta especie de “plan renove” que tan mal ha sentado a algunos operadores en países con alto grado de saturación, podría sostener el nivel de ventas durante el cuarto trimestre. Es una de las incógnitas a las que habrá que estar atentos.

Los analistas pueden discutir todo lo que quieran si Apple esperaba más del mercado chino, en el que ha invertido copiosamente, pero la empresa que dirige Tim Cook ya está pensando en otra bomba demográfica, India. Según Reith, sería el mercado con un potencial más claro de crecimiento ahora que el chino flaquea. India ofrece no sólo avidez consumista de las clases medias, y condiciones industriales favorables: su contratista de fabricación, Foxconn, tiene previsto instalar una factoría.

La sorpresa, si es que puede llamarse así, ha sido Huawei, con un impresionante 60,9% de incremento sobre el año pasado. Se interpreta como un premio al esfuerzo de centrarse en la gama media del catálogo, que representa una tercera parte de los despachos. Pero ciertos modelos, como el Ascend P8, han ayudado a subir el umbral del catálogo. La cifra de Huawei tiene mérito porque su marca está prácticamente ausente de Estados Unidos, lo que la obliga a redoblar el marketing en Europa y en China. La colaboración con Google para lanzar el Nexus 6P podría ser una táctica eficaz para ganar reputación en el mercado estadounidense.

Lenovo, aunque aparece cuarta del ranking, sigue arrastrando sus problemas de integración de la marca Motorola. En el tercer trimestre, los despachos de Lenovo + Motorola sumaron 18,8 millones de unidades (11,1% de aumento sobre los de Lenovo sola un año antes), pero si se mira retrospectivamente, entre julio y septiembre de 2014 la suma de ambas marcas hubiera sido de 25,7 millones, es decIr que tras la compra a Google, a Lenovo se le han caído 8,8 millones de unidades. Esto obedecería, aparentemente, a una táctica de reparto geográfico: la marca Motorola tiene tirón en Estados Unidos y América Latina, justamente los mercados donde los usuarios no identifican a Lenovo como fabricante de smartphones. Los modelos más recientes, Moto X, G y E, pueden ayudar mucho por sus precios atractivos.

Xiaomi, que hace sólo unos meses despertaba curiosidad y subía como la espuma, ha frenado esa trayectoria: en el tercer trimestre despachó 18 millones de smartphones, que elevan la cuenta del 2015 a 52,1 millones, por lo que parece improbable que logre alcanzar su meta de 80 millones a finales de este año. Al menos, con su modelo de negocio basado exclusivamente en la venta online.

Hasta aquí se ha mencionado varias veces el mercado chino. y la razón es obvia si se atiende a su volumen. Pero también por cuanto tres marcas chinas se han aupado a la tabla de las cinco principales, y tienen una potente retaguardia. Pero, ¿cuál es la situación dentro de China? Esas mismas tres marcas dominan el mercado interior. Con un detalle de importancia: Huawei ha desalojado a Xiaomi del primer puesto. Habida cuenta del tamaño del mercado, la clave para cualquier marca está en combinar en dosis adecuadas volumen y rentabilidad.

La consultora Canalys se pregunta, en un informe que firma Rachel Lashford, qué papel reserva el futuro a las marcas extranjeras en el mercado chino. Samsung cayó del primer puesto del ranking, con 15% de cuota en la primera mitad del 2014, a la cuarta plaza con sólo un 9%. No hay que enterrar prematuramente a la marca coreana en China ni en otros mercados de su zona de influencia. En cuanto a Apple, goza de mucho atractivo para una parte de la población, sin contar con la red de tiendas que ha montado en las principales ciudades del país.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons