publicidad
  20/03/2015

Francisco Arnau

Director Regional de Akamai para España y Portugal

Las acciones de Akamai Technologies están a su nivel más alto de los cinco últimos años. Los analistas lo interpretan por una suma de tendencias: aumento de la velocidad de Internet, generalización del streaming, inquietud por la seguridad de los sitios web o incremento del tráfico de datos en dispositivos móviles, que se expresan en los buenos resultados económicos de esta compañía, cuyo origen se remonta a los inicios de Internet, 1998. Juega con dos cartas de triunfo: su plataforma CDN (content delivery network) y la integración de servicios de valor añadido – gracias a sucesivas adquisiciones – que ya aportan la mitad de sus ingresos y una contribución relevante a sus márgenes.

Francisco Arnau

Francisco Arnau

Esta estrategia puede estar influída por el interés en contrarrestar el eventual distanciamiento de Apple, que se supone es su mayor cliente (y fue uno de sus primeros accionistas) de CDN: Apple ha desarrollado su propio software, y tendría como meta negociar acuerdos directos de interconexión con ciertos operadores, al menos en Estados Unidos.

Entre los nuevos servicios que presta Akamai destacan las soluciones de seguridad, aceleradores de aplicaciones, soporte para la optimización de la publicidad online, y una intensa evolución hacia el vídeo en dispositivos móviles. Este mes, en el Mobile World Congress, la compañía presentó un servicio de vídeo predictivo sobre redes celulares y un software de análisis de performance y calidad desde la perspectiva del usuario en esta categoría de dispositivos. También, en común con Cisco, hizo una demo de optimización network-aware del tráfico de vídeo móvil, así como una ponencia que apunta a la colaboración con la industria de Hollywood para la distribución online de contenidos en 4K.

publicidad

Estos y otros temas afloraron en la conversación con Francisco Arnau, que es responsable del negocio de Akamai en la península ibérica. Una región que, incluso en los tiempos de recesión, ha mantenido un crecimiento que Arnau no duda en calificar de sorprendente.

Pocos usuarios de Internet saben lo que hace Akamai, y sin embargo, su implantación le permite ser un vigía del tráfico por la red. ¿Qué grandes tendencias se observan desde esa posición de vigía?

Es muy cierto que no somos una empresa muy notoria para el usuario final que consume contenidos, porque no es el foco de nuestro negocio. Nuestro papel es ayudar a los que generan esos contenidos a entregarlos al usuario final. Cualquiera que haya bajado una aplicación del iPhone o comprado una canción en iTunes, leído un periódico en Internet, visto un vídeo de la Super Bowl o su serie favorita, que haya comprado en una tienda online […] ha pasado por la plataforma de Akamai. No se nos ve, pero estamos: Akamai entrega actualmente el 30% del tráfico web.

[…] teniendo en cuenta que sólo Google representa, creo, el 40%.

Y teniendo en cuenta, además, que la política corporativa de Akamai es no entregar porno, un contenido que cada vez se consume más […]

O sea que la ecuación sería: Akamai + Google + porno = Internet.

[risas] En cuanto a las las tendencias, la evolución de Internet ha sido increible estos últimos años. Decirlo parece una perogrullada, pero Internet ha pasado de ser un espacio en el que las empresas tenían que estar, en el mejor de los casos por imagen, a ser una plataforma de negocio ineludible. Esto refuerza el papel que ejerce Akamai.

Como consecuencia, está en el centro de muchas batallas […]

Lo que hace Akamai es apoyar su propia tecnología CDN en una red ampliamente distribuída, alojada en todos y cada uno de los carriers u otros actores de entrega al usuario. Por hacer una analogía simplista, seríamos el FedEx de Internet: uno puede enviar una carta o un paquete por correo o puede contratar una empresa de mensajería puerta a puerta, que le asegura que el envío llegará en tiempo y forma. Akamai es algo muy parecido.

¿Cómo van evolucionando los distintos actores que intervienen en el proceso de entrega?

Internet no se inventó para darle un uso tan masivo como el que vemos hoy; además los contenidos son cada vez más ricos, de más calidad. Y estos factores a veces producen sobrecarga y cuellos de botella, una razón por la que las empresas necesitan apoyarse en socios como Akamai, para poner certidumbre donde hay incertidumbre.

¿Tiene Akamai alguna posición en el debate sobre la llamada neutralidad de la red?

En la práctica, somos la neutralidad en sí misma La plataforma de Akamai está desplegada en la infraestructura de cada operador, permitiendo que las transacciones entre una red y otra se basen en criterios puramente técnicos, sin discriminación, que es el centro del debate sobre el que me pregunta.

Algunos operadores han intentado desarrollar sus propias CDN para reducir la dependencia de Akamai […]

Cuando lo han hecho, ha sido para gestionar su tráfico interno. El negocio de Akamai no se ha visto afectado por esas iniciativas: de hecho, en la medida que Internet crece, también crecen nuestros vínculos con todos los operadores, me atrevo a decir que sin excepción. .

¿Con la introducción de IPv6 se ha resuelto el riesgo de un colapso de Internet?

Desde nuestro punto de vista, va a resolver los problemas de IPv4. Akamai ha certificado sus soluciones sobre IPv6 para que los clientes puedan trazar sus estrategias de evolución […]

Lo ha dicho en futuro. ¿Significa que la industria de Internet no ha sido lo suficientemente diligente?

No diría eso. Digo que lo que está funcionando, sigue funcionando. A veces, las compañías son renuentes a invertir en ciertas cosas, mientras otras cosas aún funcionan.

¿Cambiará en algo la estructura del servicio de Akamai con la introducción generalizada de IPv6?

La red está preparada para cuadruplicar o quintuplicar la capacidad de entrega de un mismo stream o de muchos. Cada vez hay más usuarios concurrentes viendo un mismo stream, y estamos para atenderlos, con una capacidad que se anticipa a las necesidades.

Para eso tiene que haber un proceso de inversión. Mi pregunta era si las empresas que no son Akamai están invirtiendo o lo están postergando.

Sería insensato que lo postergaran, porque sus competidores están ahí, a un golpe de clic. En nuestro caso, la red está dimensionada para entregar muchísimo más tráfico del que está entregando; la escalabilidad de nuestra plataforma es casi ilimitada. Por ejemplo, cuando analizamos las tendencias, vemos un crecimiento masivo del tráfico de vídeo, por lo tanto adaptamos la plataforma a esa tendencia antes de que materialice.

¿La calidad de vídeo explica la diferencia?

Desde luego que sí, pero no solamente el vídeo. Cualquier usuario está habituado consumir recursos de Internet, y sus exigencias aumentan; es probable que el usuario de Internet móvil sea mucho más exigente que quien tiene un PC de sobremesa,… por algo las redes móviles tienden a la congestión.

¿Cuál es el modelo de negocio de Akamai?

Se basa en un conjunto de muchos miles de servidores, en este momento 160.000, distribuídos por el mundo como puntos de entrega de Internet. Tenemos unos 1.400 partners que alojan nuestros servidores en sus infraestructuras. Lo que hacemos es procurar que cada usuario final esté a menos de un hub del servidor más próximo de Akamai. Por tanto, los grandes factores que determinan el modelo son la distribución y la escalabilidad.

¿Se está ampliando hacia otro tipo de servicios?

Desde hace mucho tiempo, Akamai viene detectando los problemas de la seguridad online. Cada vez hay cada vez más ciberataques en número, pero también en volumen y en gravedad. Por esto, como nuestra misión es la entrega de tráfico óptima, rápida y segura, se han desarrollado soluciones para proteger sites y centros de datos. A principios de 2014, se adquirió ña compañía especializada Prolexic. De hecho, esta línea de negocio, que llamamos Kona, una solución en la nube contra ataques DDoS, es la que más está creciendo porcentualmente.

¿Ven alguna amenaza en el horizonte para la posición hegemónica de Akamai?

Rotundamente no. Hay algunas empresas que hacen una parte de lo que hace Akamai, pero ninguna que ofrezca una solución tan completa. La ventaja de Akamai es su carácter global y, como he dicho, la escalabilidad. Hacer crecer una plataforma hasta 160.000 servidores y distribuirla a 95 países, lleva mucho tiempo, mucha inversión y mucho desarrollo.

¿Por qué sólo 95 países? Hay muchos más con tráfico de Internet, ¿se quedan fuera?

Son 95 de momento. Para que quede claro, tengo que precisar que Akamai entrega tráfico desde el servidor más cercano, con independencia de que esté en el mismo país que el usuario final. En realidad, más del 90% de los usuarios de Internet en todo el mundo están a un salto de un servidor de Akamai.

Una posición perfecta para vender servicios analíticos.

Nuestros clientes disponen de un panel de control donde se ven los patrones del tráfico, las tendencias: desde dónde les visitan, con qué dispositivos, desde dónde les atacan, quiénes les atacan, con una visión clara, centralizada, de lo que está pasando en cada momento en su infraestructura. Es un análisis en tiempo real. Por eso tenemos capacidad de aglutinar toda esa información, ya conoce nuestros estudios periòdicos sobre el estado de Internet.

Esa información, referida al 30% del tráfico mundial, ¿es representativa del 100%?

Muy representativa. Además, se analizan tendencias, porque uno de los rasgos fundamentales de Internet es que no hay islas, todo está interconectado. Con ese 30% a la vista, es como tener un retrato del conjunto.

Internet de las Cosas (IoT) está destinado a generar un tráfico tal que podría colapsar las redes […]

Por eso es importante que exista un actor como Akamai. Si no existiera, habría que crearlo, porque Internet no hubiera evolucionado como lo ha hecho. La idea del fundador [David Lewin, víctima de los atentados del 11S] era conseguir que algo que no fue creado para un uso tan intensivo, pudiera funcionar óptimamente.

¿Qué hace Akamai en España?

Exactamente lo mismo que en el resto del mundo. La evolución que ha tenido Internet en España durante los últimos tres o cuatro años puede parecer sorprendente en una situación como la que ha vivido la economía. Pero en estos años han nacido numerosas compañías de cierta entidad, y aunque puede decirse que España ha llegado un poquito tarde, ahora mismo todo tipo de compañías, de cualquier sector, están metidos en alguna forma de negocio online.

Las empresas pueden tener un tráfico propio y sus propias redes internas. ¿Son o pueden ser en el futuro clientes de Akamai?

Por supuesto, cualquiera que haga negocio con un cierto volumen de tráfico, es susceptible de ser cliente nuestro. No estamos limitados a los operadores. Pueden ser clientes de Akamai una administración pública, un medio de comunicación, un banco, una compañía de seguros, una gran aerolínea,…


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons