publicidad
  11/07/2011

HP TouchPad, en tierra incógnita

Un año después del día en que HP cerró formalmente la compra de Palm por 1.200 millones de dólares, ha celebrado el aniversario anunciando la disponibilidad inmediata [a España llegará a mediados de septiembre] de su primera tableta basada en el sistema operativo webOS, pieza clave de la adquisición. El detalle puede tener interés en el plano simbólico, pero más lo tiene el hecho de que el HP TouchPad llega más de un año después de que Apple lanzara su primer iPad, del que lleva vendidas 25 millones de unidades, sin que ningún competidor le haga sombra. Esta es la dura batalla que acomete HP, que tratará de hacer valer en la nueva categoría su indiscutible condición de líder de ventas de PC.

Esta es la línea trazada por el CEO de HP, Leo Apotheker, quien se incorporó a la compañía cuando la digestión de Palm ya estaba en marcha. Cada vez que ha hablado del TouchPad, Apotheker lo ha descrito como una tableta profesional, para la clientela empresarial e integrada en una estrategia que aúna el dispositivo, las aplicaciones y la oferta de soluciones TI. La gran novedad del TouchPad es el sistema operativo, unánimemente elogiado por los críticos pero a fin de cuentas marginal si se compara con Android, iOS, BlackBerry e incluso con Windows Phone. “Somos el quinto corredor en una carrera de cuatro”, ha dicho con sana ironía un directivo de HP. La estrategia del recién llegado está diseñada y tiene con los ingredientes necesarios para agitar el ambiente de un mercado que superficialmente parecería estar repartido por mucho tiempo. Es inevitable que la tableta de HP pase los próximos meses viva en transición, en una especie de tierra incógnita, rodeada de competidores (hasta ahora, la mayoría basadas en Android). Entre esos competidores se producirá una purga, y Apple ya prepara su iPad3, de manera que la partida está todavía por jugarse. 

Lo cierto es que HP lleva meses trabajando con su vasto canal de distribución y su propia fuerza de ventas a empresas, para asegurarse de que habrá demanda para el TouchPad, y de que esta demanda despertará el interés de los desarrolladores de aplicaciones, lo que a su vez debería incentivar la demanda, y así de seguido.

La calidad intrínseca de webOS, cuya raíz lejana se encuentra en el kernel de Linux, no se discute. Aunque, claro, en su día llegó tarde para apuntalar la supervivencia de Palm como empresa independiente. HP cuenta con los recursos que Palm no tenía: I+D, marca, canal, dinero, y una explícita voluntad de convertir el TouchPad en el primer eslabón de una alternativa. Jon Rubinstein, ex directivo de Apple y luego CEO de Palm, se ha tomado como un reto personal el quedarse como primer responsable de esta línea de productos. Aunque el propio Rubinstein reconoce que “hoy por hoy, Apple es imbatible, pero a medio plazo nadie puede decir que el segundo puesto esté decidido”.

En este contexto, HP tiene una desventaja y varias cartas que jugar. La primera: pese a ser el primer vendedor de portátiles, no es reconocida como marca de smartphones (y sin embargo los tiene). En compensación, puede contar con la fidelidad de su clientela empresarial y de su red de distribución mundial. Incluso en estos términos, ¿por qué arriesgarlo todo a un sistema operativo desconocido (aunque propio, no se olvide) en lugar de perseverar con Windows o, eventualmente, unirse a Android? Desde luego, HP no es Nokia y su disyuntiva no es así de radical. En todo caso, no ha renunciado a tener una tableta con Windows 8 [aunque, de momento, la experiencia del slate con Windows 7 ha sido desastrosa].

Por otro lado, sería suicida romper el vínculo histórico con Microsoft: a partir del año próximo, los PC de la marca se venderán con webOS preinstalado en coexistencia con Windows. Y una buena cantidad de sus impresoras también llevarán el nuevo sistema operativo. De manera que el recorrido que se abre con ToucPad va mucho más lejos que la consabida batalla contra iOS y Android. Tan lejos, que se dice dispuesta a cooperar con otros fabricantes que quieran adoptar webOS, y se dice que ya está negociando con Samsung

Esta orientación estratégica es coherente con la evolución que sigue el sector TI: de industria de producto a industria articulada por los servicios. La nueva regla, tal como la describen al autor de este blog los directivos de HP, podría expresarse así: “si quieres ganar dinero con los servicios y las aplicaciones, has de tener tu propia plataforma, no depender de la del prójimo”.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons