publicidad
  31/01/2014

Javier Cabrerizo

Vicepresidente Global de Desarrollo de Negocio. Oracle Corp.

Durante décadas, en las TI parecía mandar el hardware, que se podía ver y tocar. O eso pensaban muchos. Oracle, una de las empresas líderes del mercado del software, estaba ausente del hardware, pero desde la compra de Sun en 2010, eso ha cambiado. Javier Cabrerizo, vicepresidente global de desarrollo de negocio, no cree que esa dualidad sea un problema, sino todo lo contrario, una ventaja competitiva. En los primeros minutos de la conversación, Cabrerizo recordó una frase de Larry Ellison, fundador y alma mater de Oracle, en la que este decía que en la combinación software-hardware, el 90% de la mejora de los rendimientos se debe al software, y sólo el 10% al hardware.

Javier Cabrerizo

Javier Cabrerizo

¿Es así ahora, con los nuevos paradigmas de la industria?

Era cierto y sigue siendo más cierto. No sólo para Oracle sino para toda la industria; lo que estamos viendo es una tendencia a introducir cada vez más procesos de software dentro del hardware. Para nosotros, está muy claro que los engineered systems, que en castellano traducimos como sistemas de ingeniería conjunta, representan esa tendencia.

O sea que al hardware de Oracle tenemos que llamarlo ingeniería conjunta. ¿Por qué no llamarlo hardware sin más?

Porque nuestros equipos de desarrollo de hardware y de software trabajan juntos. Cuando desarrollamos Exadata, nuestra gente de base de datos trabajó con la gente de hardware que venía de Sun y está en el edificio de al lado. En cambio, cuando trabajamos con cualquier fabricante de hardware para que nuestra base de datos sea compatible, todo es más complicado: hay que pedirles una máquina, firmar acuerdos de confidencialidad, mandarles lo que hemos hecho… La cercanía y la complicidad de nuestros equipos se refleja en la productividad y en una mejora del producto, que sacamos integrado desde el primer día.

Ese fue el caso de Exadata, el primer sistema de ingeniería conjunta de Oracle, pero la estrategia es más amplia.

Después de la primera versión, que se hizo con HP antes de la compra de Sun, los equipos trabajaron como he dicho. Estábamos desplazando parte del proceso de una query de la base de datos a un sistema de almacenamiento, y esto resulta mucho más sencillo cuando los ingenieros trabajan juntos que si están en distintas empresas o en distintos países.

Pero es que lo mismo ha hecho Oracle con otros nuevos sistemas. ¿Qué va a pasar con el resto del hardware, con perdón, que ha heredado de Sun y por tanto no es de ingeniería conjunta?

Vamos a seguir fabricando dos líneas o familias: los sistemas de propósito específico, como Exadata para los procesos de bases de datos, Exalogic para el middleware, y Exalytics para BI, además del appliance para backup. Y por otro lado los de propósito general basados en procesadores Sparc.

¿Propósito general quiere decir que van asociados a la base de datos de Oracle?

Quiere decir que no están diseñados para optimizar un solo tipo de proceso, sino que pueden servir para cualquier proceso. En un servidor Sparc M6 se puede correr cualquier aplicación, mientras que Exadata está concebido sólo para bases de datos.

¿Por qué Oracle pierde cuota de mercado en los servidores?

Dijimos que los servidores x86, que incorporamos desde Sun, se han convertido en una commodity, y que íbamos a salirnos de ese negocio. En cambio, estamos invirtiendo en los servidores de alta y media gama, basados en procesadores Sparc. Cuando nuestro volumen de negocio en estos y en los engineered systems crezca lo suficiente, se verá que la posición de Oracle en el ranking va a subir. Ya lo verá, y lo verá pronto.

Parece obvio, pero ¿por qué Oracle ha entrado últimamente en cloud computing ?

Porque es el norte hacia el que va la industria, tenemos que estar ahí […]

La industria va donde puede cada uno; nadie lo cubre todo […]

Claro, pero ¿qué es el todo? Almacenamiento y servidores, sistema operativo, máquinas virtuales, bases de datos, middleware, aplicaciones… todo eso lo tenemos. Tiene mucho sentido compartir recursos y ofrecer capacidad de computación, de almacenamiento y de proceso en modo cloud. Es la dirección de la industria, y es lo que quieren nuestros clientes.

Yo también recuerdo una frase de Larry Ellison. Fue hace sólo tres años en San Francisco, y se burló públicamente de los proponentes del cloud computing.

Hasta ahora teníamos sólo una parte en cloud, sólo aplicaciones. Nuestra serie Fusión fue diseñada con la meta de estar preparada para la nube en el momento oportuno; luego, un montón de adquisiciones nos centraron mejor, y ahora ya tenemos una oferta completa. Lo único que importa es que el cliente tenga la opción de hacer las cosas en su propio centro de datos o, si lo prefiere, en la nube. Aquí es donde entra el acuerdo con Microsoft…

Sorprendente, después de tantos años de enemistad. ¿Cómo se explica?

Hay muchas plataformas sobre las que corre el software de Oracle, y si le digo que Windows es muy importante, no estoy diciendo nada nuevo. Si podemos facilitar que nuestro software corra con Windows en el entorno Azure, que es la nube de Microsoft, será bueno para nuestros clientes y para Oracle.

¿Y el acuerdo con Salesforce?

Es un caso diferente. Por un lado, hay colaboración sobre algunos componentes de su software como servicio, y por otro ellos – que usan nuestra base de datos – adoptan nuestros engineered systems para hacer correr su oferta SaaS. Lo que en concreto significa que el mayor proveedor de software como servicio del mundo va a usar la plataforma y la infraestructura de Oracle. Es una validación importante para nosotros.

Desde siempre se ha identificado a Oracle con una tendencia a imponer su catálogo completo de software ¿Se aplica también a la combinación entre hardware y software?

No puedo estar de acuerdo con la premisa, porque claramente tenemos un compromiso con los estándares […] Es importante que entienda nuestro enfoque de integración y desarrollo conjunto de todos los productos, y al mismo tiempo que mantenemos el compromiso multiplataforma y los estándares abiertos. Nuestra base de datos corre mejor en Exadata simplemente porque hay una optimización, pero esto no impide a nadie que coja su base de datos y la lleve a un servidor de cualquier otro vendedor.

Otra tendencia apunta a tener un papel más amplio en los servicios, diferente al que Oracle ha tenido tradicionalmente.

El término no debe llevar a confusión. Servicios, como tradicionalmente se entiende en el mundo TI, no es la integración de sistemas, porque nuestra estrategia es de preintegración. Para nosotros, la idea de servicio va desde la infraestructura a la aplicación. El cambio consiste en que en definitiva, en lugar de comprarlo como un activo, el cliente lo paga mes a mes.

Con esa intención de preintegrar, se puede deducir que los partners van a tener un papel subsidiario. Dígame que no es así.

No es así, es al revés. El tipo de servicios que los partners van a poder ofrecer se desplaza hacia arriba, hacia un mayor valor añadido. Por ejemplo, en Big Data: un partner que tenga ese conocimiento, puede ayudar a un cliente, porque nosotros no vamos a jugar ese papel que implica un trabajo de consultoría, de diseño de arquitecturas. Con Accenture, que es uno de nuestros system integrators, grande por naturaleza, tenemos un acuerdo estratégico mundial, por el que ellos desarrollan su negocio en torno a los engineered systems de Oracle.

Me refería a partners de menor talla que Accenture…

Hay muchos partners especializados. Nuevamente, Big Data es un ejemplo fantástico. Otro negocio importante en el que los partners tienen mucho juego son los sectores verticales. El Data Backup Appliance es otro de nuestros sistemas que sólo se vende a través de partners, que lo implantan y dan las soluciones adecuadas a cada vertical.

Otro elemento nuevo es el marketplace de aplicaciones de Oracle.

Tenemos muchos ISV [independent software vendors] que desarrollan aplicaciones. Para ellos, que Oracle ponga la infraestructura de cloud sobre la cual montar su aplicación, es formidable.

Mucho ha cambiado la manera de comercializar el software…

Sí que ha cambiado. En este aspecto, lo mismo da que lo haga Oracle o lo haga Amazon. Que los software vendors están desplazando su oferta al modelo cloud, es una evidencia.

A propósito de Amazon ¿cómo se ve desde su posición en Oracle el negocio IaaS [infrastructure as a service]?

Es un negocio de volumen, de poco margen. Oracle no tiene la voluntad de competir rabiosamente en el mundo IaaS, no es ahí donde está nuestra ventaja competitiva. Alguien como AWS o cualquier otro gran proveedor de cloud, tiene mucho más volumen y una ventaja de costes que nosotros no tenemos. Nuestra ventaja competitiva, lo digo por si no ha quedado claro, está en el software; si ponemos la infraestructura, será porque sobre ella tendrá que correr nuestro software.

¿De modo que Oracle no ve a Amazon o a Azure como competidores?

Son competidores y son partners, las dos cosas. En Amazon, un cliente puede instalar y correr una base de datos de Oracle igual que otras […]

¿Amazon es más competidor que partner?

Amazon siempre va a tener una oferta mejor y más barata, de mayor cobertura en IaaS, pero un cliente cualquiera que quiera correr una base de datos de Oracle, lo normal es que prefiera que se encargue Oracle.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons