publicidad
  27/02/2017

José Antonio López

Presidente y Consejero Delegado de Ericsson en España

Que esta entrevista se publique el día en que se inicia en Barcelona el Mobile World Congress tiene una significación por demás evidente. Se trata de explorar la situación del mercado – no sólo el español, como es norma de este blog – con quien dirige en este país uno de los grandes suministradores de infraestructuras de red a los operadores de telecomunicaciones, en tiempos convulsos. Una conversación intensa e instructiva para el autor, ojalá que también para los lectores. Una circunstancia añade interés particular a la entrevista con José Antonio López: el nuevo presidente de la matriz, Börje Ekholm, acaba de asumir su cargo con promesas de cambios drásticos en los próximos meses.

José Antonio López

Lo primero que ha dicho Börje Ekholm es que continuará los recortes de costes y revisará la rentabilidad de todas las líneas de negocios. No voy a entrar ahora en cómo afectará a la filial española, pero ¿cuál sería su más sincera descripción de la etapa que se abre?  

Globalmente, pero vale también para España, estamos en un entorno en el que los ingresos de los operadores no crecen o si acaso, como mucho, crecen el 1% anual. En consecuencia, el gran desafío para Ericsson es cómo crecer si el negocio de sus clientes no crece. Y si, además, su capex sobre ingresos se distribuye en una serie de áreas en algunas de las cuales participamos y en otras no…

La mala noticia es que los ingresos de Ericsson en 2016 cayeron un 10%, y el beneficio operativo un 70% […]

Ante esos números, parece lógico que el máximo responsable ejecutivo tome la iniciativa de proponer a la junta general de marzo una reducción del dividendo en la misma proporción, y nos pida a todos un esfuerzo para recuperar lo antes posible la eficiencia, siguiendo el plan – que ya inició su antecesor – de limitar los gastos operativos en un 11% este año. Por otra parte, se ha comprometido a revisar concienzudamente la estrategia y la cartera de productos para determinar en qué podemos aportar valor y ser rentables.

publicidad
     

[…] suena como el preludio a la eliminación de líneas de negocio.

En su primera comparecencia, Bôrje Ekholm parafraseó a un jugador americano de hockey quien dijo “tenemos que patinar allá donde va la bola, no donde la bola ya no está”. Este es el reto: ¿ver qué negocios no son rentables y no lo serán aunque los transformemos? Si se diera el caso, tendrá que tomar la decisión que tomaría cualquier gestor: venderlos o cerrarlos. A continuación, optar por los negocios que van a seguir siendo rentables, aquellos en los que podamos ser líderes, no  segundos ni  terceros y calibrar qué oportunidades de negocio van a tener los clientes, dónde intuímos que van a invertir.

Algo parecido hizo Hans Vestberg: diversificar para entrar en negocios donde se suponía iban a estar los clientes…

Fue en 2010, y en mi opinión Ericsson se ha diversificado muy bien. En algún caso, una actividad no ha crecido lo que esperábamos, o se degradó más rápido de lo que esperábamos. En otros, no hemos monetizado los despliegues tanto como hubiéramos querido, porque nuestros clientes tampoco han monetizado tanto su red 4G: siguen teniendo demanda para 3G. El consumo de datos sigue creciendo, pero los ingresos que genera a los operadores no mejoran. Es evidente que del cambio de comportamiento de los usuarios se benefician básicamente otras empresas; pero, por las razones que sea, el ecosistema del que formamos parte no ha monetizado ese crecimiento del tráfico de datos

Parece bastante claro que desde el punto de vista económico, 5G no es la panacea que algunos pronostican, y los operadores se tientan la ropa antes de decidir sus inversiones.  ¿Se ha pasado de vueltas la industria en su entusiasmo por 5G?

Puedo decir que Ericsson tiene mucho entusiasmo por 5G, pero tiene con 4G una posición fantástica en el mundo y creo que merecida. A 4G le queda muchísima vida: si tomo el ejemplo de España, que no difiere de otros países, del total de estaciones base existentes en 2G, sólo el 60% tienen implementada 4G. Lo que significa que hay mucho territorio por cubrir … y el gap es superior si hablamos globalmente.

¿Por eso se habla últimamente de 4,5G?

Con todos mis respetos, es un invento de marketing, y no me parece mal. Pero Ericsson es el primer suministrador que ha introducido en 4G funciones que un operador podrá reutilizar en 5G. O sea que apostamos coherentemente por 4G y por 5G. ¿Por qué? Porque sabemos que 5G llegará a distintas regiones a distinto ritmo. La Comisión Europea propone dedicar este año a hacer tests y a definir los planes nacionales, para que en 2018 haya despliegues precomerciales en al menos una ciudad en cada estado miembro y en 2020 los primeros despliegues comerciales; más tarde, en 2025, las principales ciudades y carreteras europeas tendrán  desplegada 5G. Para cumplir este calendario, hay que empezar ya, porque implica todo un ecosistema: chipsets y terminales al precio adecuado, equipamiento a precio adecuado […]

¿Qué quiere decir empezar ya? La estandarización sigue sus hitos.

Ahora mismo estamos trabajando fundamentalmente en casos de uso. Cómo 5G complementa la fibra, en muchas geografías puede ser una forma más eficiente de prestar servicios de vídeo […] Hay casos de uso relacionados con el automóvil conectado, semiautónomo o autónomo; los hay muchos de equipamiento critico en la industria pesada o en entornos sanitarios propicios para la gestión remota […] Si no lo hiciéramos ahora, luego costaría más monetizarlo. y tiene que ser compatible con los despliegues e inversiones en 4G. Más clarito: somos conscientes de que no vamos a facturar 5G en los próximos dos años, y a lo mejor podremos facturar un poquito en tres años, pero nuestra palanca de crecimiento es 4G.

¿Es un discurso de compañía o una versión española?

Es un discurso de compañía que se aplica absolutamente a España. Es cierto que en España hay un despliegue de fibra relativamente atípico: en otras regiones del mundo, la fibra no es ni será rentable, y en ellas 5G, combinada con 4G tendrá un despliegue más rápido: la distribución de vídeo es imparable, y todos en cualquier parte del globo quieren disfrutar de esos contenidos a través de las redes.

¿Quiere decir que la fibra en España no es un freno pero tampoco incentiva la inversión en 5G?

Es que sin fibra no puede haber 5G, se necesita hacer la transmisión de 5G por fibra. Depende de cada entorno: en algunos avanzados, como es el caso de España, 5G será un complemento de la fibra en el hogar, mientras que en otros no compensaría empezar ahora a tender fibra, ya que dentro de tres años o cuatro años se podrá tener 5G.

¿Cuál es su diagnóstico de la operación española de Ericsson?

Hemos intentado crecer tomando posiciones en las áreas donde los clientes invertían. Creo poder decir que tenemos una muy buena presencia. Somos el único que suministra radio a todos los operadores; en el core tradicional tenemos una posición dominante y los clientes tan contentos. En servicios gestionados, nos polariza el valor que aportamos a Yoigo y MasMóvil. Hemos tratado de asentarnos en otras áreas, como televisión, y ahora tenemos componentes de Ericsson en todas las soluciones de televisión que explotan los operadores en España.

¿Por qué la fibra no está entre esas áreas?  

Es una larga historia. Pensando en el mercado de Estados Unidos, la compañía compró una empresa que luego revendió a Calix en 2012. Pasó el tiempo y, cuando vimos el peso que iba a adquirir la fibra en España, no teníamos oferta en ese negocio. Cuando surgió la oportunidad, compramos Abentel [antigua filial del grupo Abengoa]. La presencia de Abentel en Telefónica y Orange es relevante pese a tratarse de un mercado bastante fragmentado […]

No quiero ponerle en situación de hablar de sus competidores, pero es un hecho que ahora hay tres donde solía haber seis. ¿Ha salido perdiendo Ericsson con el nuevo reparto?  

[…] ¿Qué modificación ha habido entre los suministradores de radio o en 4G? Ninguna. Nadie nos ha quitado cuota, nadie ha cogido la delantera. Si hablamos de servicios gestionados, somos los partners principales de Orange y MásMóvil, otro suministrador [alude a Huawei] lo era y sigue siéndolo de Vodafone. Hablemos de televisión: otros no tienen ningún componente en ningún cliente en España. Seguramente si habláramos de TI la cosa estaría más reñida.

TI es una de las áreas de desarrollo en este mercado. La lógica de la virtualización con NFV es originaria de las TI, y estrictamente, Ericsson no procede de esa disciplina. ¿Qué armas tiene para subirse a la ola?

[…] No habrá un mundo telecos y otro mundo TI separados, habrá un solo mundo. Esto implica que los competidores no son tres sino muchos más, con todos los suministradores de TI y de cloud al acecho… algunos muy fuertes.  Es obvio que el mundo del cloud sigue los parámetros de TI, pero en este sector tienes que dar los cinco nueves de nivel de servicio de las telecos, una exigencia de calidad que es muy superior a la de las TI […]

Hemos estado hablando de los clientes tradicionales, los operadores.  Pero cuando se trata de TI y de cloud, entramos en un terreno que no es natural para Ericsson. Aquí viene mi pregunta sobre el estado del acuerdo entre Ericsson y Cisco, sobre el que hay más especulación que información concreta de las partes […]

La alianza con Cisco surge del hecho de que Ericsson no es fuerte en TI y que aun invirtiendo en I+D orgánicamente no llegaría a serlo. Se pensó que aliarse con alguien del otro lado tendría sentido. Cisco, por su parte, veía que nuestro know-how en movilidad era complementario de su visión […] Sobre ese acuerdo, hasta el cierre del año fiscal, se habían hecho unos 1.000 deals mundialmente. El último anuncio ha sido la modernización de Hutchinson en Australia, y ahora empezamos a tener buenas noticias en Iberia, con el contrato de la red IP de Vodafone Portugal

¿Es un contrato que han ganado en común Ericsson y Cisco?

Exacto. También participamos en el concurso de Telefónica; estuvimos muy cerquita, pero lo ganó un competidor. Lo esencial del acuerdo con Cisco es disponer de capas de provisión homogéneas, que sirvan para que con una sola inversión el operador tenga productos de las dos compañías.

¿Será 2017 un año mejor que 2016?  ¿Qué pronóstico maneja sobre el capex de los operadores en España?

No creo que sea mejor año, ya me gustaría. En el mejor de los casos será muy parecido. Hay un componente que en España afecta mucho los resultados de los operadores, el coste de los contenidos, como en su día pasaba con la subvención de terminales, ¿recuerda? Es una de las razones por las que no confiamos en un incremento de la inversión en las áreas que nos interesan. La tarta será más o menos igual, así que tenemos que tener preparada la cuchara.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons