La competencia viene de China, ¿de dónde va a ser?

24/03/2011

Una vez ha alcanzado el segundo puesto entre los fabricantes de equipos de red para operadores, sólo precedido por Ericsson, Huawei abre un nuevo frente de batalla, como suministrador de “soluciones para empresas”. En este empeño, se perfila como competidor peligroso para Cisco, HP, Avaya y Alcatel Lucent, proveedores de switches y routers. No es una aventura ocasional: la empresa china se ha reestructurado en tres divisiones, una de ellas dedicada a este negocio, que en 2011 espera duplicar los 2.000 millones de dólares facturados el año pasado. Y, según ha dicho a Dow Jones su vicepresidente William Xu, planea alcanzar los 15.000 millones en 2015. Una multiplicación por ocho en sólo cinco años.

Xu se ha remitido con cifras a los resultados anuales, que se publicarán a comienzos de abril, pero estimaciones privadas elevan los ingresos globales de la compañía a unos 34.000 millones de dólares, 21,7% más que en 2009. La aportación de la rama Enterprise es incipiente, 2.000 millones (casi la mitad en China), con el objetivo de que las ventas del segmento representen al menos un 20% en 2015. En la entrevista, Xu afirma que las empresas son un blue-sea market (en lenguaje de marketing: un mercado a punto poco explotado), y serán el principal motor de crecimiento para la compañía”.

Un informe de Deutsche Bank no se recata en palabras, al hablar de “invasión china” en el mercado corporativo de TI. Durante este año, pronostica el banco alemán, Huawei introducirá en Occidente todo un catálogo de servidores, switches de baja gama y almacenamiento, así como tecnologías de seguridad, voz IP y videoconferencia. “Inevitablemente – comenta el analista – su llegada ejercerá presión sobre los precios de proveedores establecidos, principalmente Cisco y HP. Inicialmente, Huawei empezó ganando contratos con operadores gracias a sus precios imbatibles, hasta convertirse en un muy serio competidor de tecnologías avanzadas, que en un par de años ha subido de la cuarta a la segunda plaza. Ningunear su entrada en el mercado corporativo sería un error de juicio”.

Según el citado Xu, la estrategia de Huawei se apoya en acuerdos de colaboración, y sólo ocasionalmente en la compra de empresas para reforzarse en los mercados exteriores. Es una verdad a medias, porque este año tuvo que renunciar a adquirir una pequeña empresa en Estados Unidos a la vista del adverso clima político. Antes, se había retirado de la puja por otros activos norteamericanos, y no logró comprar 3Com, que a la postre acabaría reforzando la división networking de HP.

En su país, informa el portal China Daily, Huawei vendió el año pasado equipos a empresas por valor de 5.900 millones de yuanes (902 millones de dólares), y se ha fijado como objetivo duplicarlos este año. La analista Yang Jingyu, de la oficina de Gartner en China, escribe: “con el viento de cola de una demanda creciente de las empresas locales, Huawei puede hacerse con una fuerte posición competitiva [el líder del mercado chino de networking es Cisco]”. Por otro lado, en Estados Unidos, el mercado corporativo podría dar ocasión a emplear los recursos que la compañía ha acumulado pensando en contratos con operadores que no se han materializado.

En España, donde el mercado empresarial accesible para productos de Huawei habría superado en 2010 los 1.500 millones de euros – con un componente principal formado por redes locales, switches y routers por valor de 376 millones – la filial de la compañía china se ha fijado como meta que esta división represente dentro de cinco años una cuarta parte de su negocio en el país. Según José Vizoso, director de la unidad de negocio de empresas, el objetivo no es esa “invasión” de dispositivos de bajo precio que sospecha el analista de Deutsche Bank, sino la oferta de soluciones end-to-end “lo más abierta posible, e interoperable con los suministradores existentes”.

Vizoso, que antes de finales de año contará con un equipo de 30 profesionales dedicados, está volcado en dos prioridades: conformar una red local de partners y presentar propuestas a cuentas globales y grandes empresas. Comoquiera que prácticamente todas las telecos de España son clientes de Huawei, no descarta la posibilidad de colaborar con alguno de ellos para que elaboren sus ofertas de cloud computing y videoconferencia, pero en ningún caso se inclinará por prestar directamente esos servicios.

 
Compartir:
  • Print
  • Meneame
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Live

Artículos relacionados