publicidad
Advertisement
  6/02/2013

La misteriosa Pivotal Initiative se aclara

Durante meses, fue una comidilla: la inesperada salida de Paul Maritz de VMware, para ocupar un puesto impreciso en el organigrama de EMC, tenía que obedecer a algún motivo no confesado. Era un castigo o una promoción, según las conjeturas. Maritz desapareció del radar, y su sucesor, Pat Gelsinger, se blindó con respuestas tópicas sobre el particular. Ahora, por fin, se sabe cuál es la nueva misión de Maritz: encabezar un nuevo proyecto que agrupará activos procedentes de EMC y VMware relacionados con las tecnologías de Big Data y Analytics, transversales a la actividad de las dos compañías. En principio, lleva el nombre de Pivotal Initiative, pero no es seguro que sea el definitivo.

Paul Maritz
Paul Maritz

No se trataba de encontrar acomodo al talento estratégico de Maritz, sino de resolver un problema que comparten EMC y VMware, aunque les cueste admmitirlo: sus modelos de negocio han evolucionado, y ciertas adquisiciones acumuladas en los últimos años estaban necesitados de un encaje distinto, para poner de manifiesto su valor en el nuevo contexto del mercado. No se interprete que la pretensión es tejer un patchwork destejiendo sobrantes, aunque la lista de componentes de la nueva entidad podría dar pie a esa sospecha. Dicho rudamente, las tecnologías de Big Data no estaban recibiendo, por parte de ambas compañías, la atención que merece.

VMware segregará activos subvalorados o que no han tenido la tracción esperada, y con esa maniobra se concentrará en la infraestructura – virtualización, software-defined network (SDN) – y en trabajar con sus partners en el desarrollo de plataformas de aplicaciones cloud. La empresa californiana domina el mercado de la virtualización de servidores, un negocio cada día más ´commoditizado`, en el que los márgenes bajan. Sus esfuerzos por vender entre las empresas el software de SpringSource – que adquirió en 2009 – no han prosperado y despiertan recelos entre los partners; lo mejor es apartarla del core business.

Otras piezas que VMware cederá a la nueva subsidiaria son Cetas, startup especializada en la tecnología analítica Hadoop, GemFire, de data caching y CloudFoundry, cuyo campo es el desarrollo de una plataforma como servicio (PaaS) . No está claro cuál será el destino de Zimbra y SocialCast, también compradas en la era de Maritz. Sí se sabe que 600 empleados de VMware pasarán a la nueva compañía, junto con otros 800 aportados por EMC.

¿Se quedará VMware sólo con su negocio de virtualización? De ninguna manera; su nuevo mantra – con la valiosa contribución de Nicira – se llama SDDC (software-defined datacenter). Queda mucho por hacer, explica Pat Gelsinger: en sus clientes, las cargas más fáciles ya han sido prácticamente virtualizadas, pero quedan otras más complejas y muy sensibles al rendimiento. Asentarse en ese nivel que llama SDDC tiene también el propósito de frenar la irrupción de Microsoft con su Hyper-V asociado a Windows Server 2012.

La nueva subsidiaria dará a EMC la oportunidad de segregar la sapiencia de Greenplum – una compra del 2010 – en materia de data analytics, y asociarla con Pivotal Labs, una mezcla de tecnologías que eventualmente podría ser un arma contra Microsoft y su plataforma Azure, e incluso Amazon Web Services, visiblemente inclinada hacia una oferta de servicios de valor para atraer a las grandes empresas. El motor tradicional de EMC, adquiriría nueva relevancia con su stack reconfigurado : las empresas que hoy explotan sus propios centros de datos se van desplazando hacia alguna modalidad cloud, pero el almacenamiento sigue siendo ineludible.

Todo indica que se equivocaron los analistas que, por cábalas bursátiles, predijeron que EMC convertiría el 80% que controla de VMware en una fusión en toda regla, parece que estaban equivocados: esa no es la estrategia que sigue Joe Tucci, el chairman de ambas compañías y, presumiblemente, de la tercera en ciernes.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons