publicidad
  17/07/2015

Las noticias aún buscan su modelo de negocio

Conforme los amos de Internet animan a los editores de prensa a albergar más contenidos en sus agregadores de noticias (Google News, Facebook Instant Articles, Flipboard, Apple News), crece en estos (los editores) la preocupación por su pérdida de poder, la falta de transparencia de los motores de búsqueda y sobre si las empresas periodísticas recibirán un pago justo por los contenidos que ellas generan y otros explotan. Más allá de si cobrar o no cobrar un canon (compensación equitativa versus generación de tráfico) los medios de comunicación se enfrentan al dilema de cómo monetizar su papel en un entorno que ha escapado de sus manos: los móviles y las redes sociales.

La suma es una tormenta perfecta, por abusar de la tópica frase. Para entender el problema en sus múltiples dimensiones, el informe Reuters Institute Digital News Report 2015 propone muchos datos,… y no tantas respuestas.

A simple vista, todo son dificultades para la prensa de papel. Tan rápido como los smartphones y las redes sociales asumen el rol de plataformas escogidas para acceder a las noticias online, los medios tradicionales se ven impelidos a una pugna por monetizar sus contenidos y a la vez a una feroz competencia con los nuevos servicios que comercializan información – si merece ser llamada periodismo, es otra historia – al amparo de los gigantes tecnológicos. Por supuesto, aumentan las dudas en cuanto a la eficacia de los espacios publicitarios digitales, el uso de herramientas para bloquear anuncios, la renuencia a pagar por las noticias y las sospechas (justificadas) de las audiencias a los contenidos patrocinados, a menudo rayanos con la desvergüenza.

No sorprende, por tanto, que mientras las ventas de prensa de papel van a la baja, los datos no reflejan un aumento de los pagos por noticias online ni una mayor disposición de los lectores a suscribirse a fuentes de noticias: es complicado convencer a unos lectores que tienen a su alcance una ingente cantidad de contenidos fácilmente digeribles aunque no siempre de calidad. Las cifras del estudio indican que los ciudadanos de Finlandia (14%) y Dinamarca (13%) son dos veces más propicios a pagar por noticias online que los de Reino Unido (6%), Alemania (7%) o Irlanda (7%).

En todo caso, los números son bajos en todos los países analizados. También en España, donde la gran mayoría de los usuarios de Internet ni ha pagado por acceder a noticias ni se plantea hacerlo a corto o medio plazo (pero el 11% dice haber pagado alguna vez durante el último año). El dato es tres veces inferior al del año anterior, y los desembolsos individuales rozan el ridículo: más de la mitad (56%) pagó entre 2,50 y 3 euros al mes, y sólo un 12% abonó más de 20 euros mensuales.

Por edades, el 14% de los menores de 45 años se suscribió a diarios online, frente al 7% de los mayores de esa edad. Por dispositivo principal usado, pagó por noticias el 23% de los que utilizan habitualmente un smartphone o una tableta de Apple, frente al 12% de otras marcas o plataformas.

El informe revela problemas para los modelos de negocio basados en la publicidad online. Los contenidos sobre smartphones y redes sociales están resultando de complicada monetización, y va en aumento el rechazo de los consumidores a cualquier interrupción en su experiencia de uso. El 47% de los norteamericanos y el 39% de los británicos confirman que usan software de bloqueo para evitar publicidad invasiva.

El crecimiento en el uso de estos adblockers combina su efecto negativo con la complacencia de algunos editores que, actuando con ánimo de conversos, se prestan a publicar contenidos patrocinados. Un tercio de los encuestados por el Reuters Institute se manifiesta decepcionado tras leer un artículo y descubrir (generalmente al pie) que ha sido patrocinado por una empresa con intereses creados. También es cierto que la mitad, pese a reconocer su disgusto por la fórmula, la acepta como mal menor.

Más allá de las dificultades del negocio, el informe muestra la creciente preponderancia de las redes sociales para encontrar, leer y compartir noticias; el auge del smartphone como dispositivo de acceso, el ligero declive del ordenador y la preferencia de los usuarios por el consumo de noticias en formato de vídeo.

El número de personas que utilizan semanalmente el smartphone para acceder a noticias ha aumentado hasta el 46% (en España, el 48%), nueve puntos más que en el informe anterior, y el pronóstico asegura que los dispositivos móviles podrían superar al desktop como medio más importante para el consumo de noticias online, en 2016. La visualización de noticias en tabletas mengua aunque no declina, lo mismo que le sucede al desktop al que se identifica como el dispositivo más importante para el consumo online (57%), aunque por debajo del 65% reflejado en el informe anterior. Una tendencia similar a la que se produce en España, donde el ordenador sigue siendo también el principal medio de acceso a noticias online para un 59% de usuarios, pero baja cuatro puntos respecto a 2014.

Otro de los fenómenos destacados es la creciente influencia de las redes sociales en la distribución de noticias online y el protagonismo global de Facebook (41%) como plataforma preferida para encontrar, leer, visualizar, compartir o comentar noticias cada semana, más de dos veces que su rival más próximo (YouTube) y seis puntos por encima respecto al informe del pasado año. WhatsApp, Instragram y Snapchat también ganan cuota, lo que evidencia que el auge de las redes sociales es una tendencia no confinada a unos pocos mercados.

Facebook es también la plataforma más popular en España (76%) y sube dos puntos porcentuales respecto al estudio anterior. Dos de cada tres usuarios de noticias online ya emplea WhatsApp y un 27% del total comenta noticias en sus chats, lo que la convierte, un año más, en la segunda plataforma social en la que más se interactúa con la actualidad. Twitter y YouTube empatan en tercera posición, con un 22%.

Así, las redes sociales en España ya superan a los periódicos impresos como medio principal de información: mientras estos se mantienen estables, aquellas suben cuatro puntos, y alcanzan el 77% entre los adultos menores de 25 años, lo que las convierte en el soporte preferido por esta franja de edad. Estas plataformas son también el soporte más indicado para descubrir noticias y temas (20%), aunque la televisión – el medio con más audiencia en números absolutos – siga siendo líder entre los internautas por confianza y fiabilidad de la información.

El informe encuentra diferencias significativas en la confianza sobre el material informativo: frente a Finlandia, donde el 68% de los lectores confía en las noticias que reciben, solo un tercio lo hace en países como Estados Unidos o Italia. La confianza de los españoles en las noticias es la menor de los ocho países europeos analizados (un 46% en el caso de las fuentes seleccionadas por el propio usuario) frente a Alemania (68%) o Reino Unido (64%).

Tras cuatro años de publicación consecutiva, el estudio de Reuters permite afirmar que el entorno online está rivalizando con la TV como primera fuente de noticias en muchos países. En la mayoría de ellos, menos gente ve los telediarios y mucha menos entre la población más joven. En Estados Unidos, un tercio (31%) por debajo de los 45 años ve los boletines de noticias, comparado con el 42% del año anterior, mientras que en Reino Unido las cifras son del 46% y 56%, respectivamente. En España, webs y apps de periódicos, empleados por el 64% de los usuarios, recortan distancia a la televisión (73%) como soportes preferentes para el consumo de noticias.

Independientemente del canal utilizado, la constante sigue siendo la imagen. El informe resalta un importante crecimiento en el consumo de vídeo-noticias online especialmente en España (+10% interanual), Dinamarca (+8%), Italia (+5%) y Japón (+5%). Aumentan los usuarios de vídeo pero otros no están convencidos: entre los que no lo utilizan, el 40% asegura preferir el texto, el 29% afirma que los desalienta la publicidad intrusiva y un 21% prefiere verlo en pantallas más grandes.

En España, el 27% de los usuarios consume semanalmente videonoticias online, el 23% galerías de fotos y el 19% seguimientos minuto a minuto; todos estos formatos crecen y son más populares entre los menores de 45 años, al igual que los blogs. Se leen más noticias, artículos y titulares desde el ordenador; ven más vídeos quienes acceden principalmente desde tabletas y son más populares los blogs y las fotogalerías entre los usuarios que se informan sobre todo a través del móvil.

[informe de Lola Sánchez]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons