publicidad
  5/12/2016

Marc Montiel

Vicepresidente de NetApp para Europa del Sur

Hay que empezar por reconocer que el almacenamiento de datos no tiene glamour alguno. Entre quienes pregonan la transformación digital, pocos mencionan la relevancia de este segmento de las T.I. que vive varias transiciones simultáneas. Una es la absorción de EMC por Dell,  que ha dejado a NetApp como la única de las cinco compañías que lideran este mercado que sigue vendiendo sólo almacenamiento. Segùn Marc Montiel, vicepresidente de NetApp, con quien conversó el autor de este blog en Barcelona, esa operación es una buena noticia para su compañía porque le abre oportunidades de cortejar a clientes a su competidor porque “lo normal es que la alternativa al número uno sea el número dos”.

Marc Montiel

Marc Montiel

Otra transición, en este caso tecnológica, tiene que ver con la floración de empresas jóvenes, aparecidas en los últimos años, cuya característica es la propuesta All- Flash (AFA) como alternativa a los discos ´que dan vueltas`, y que en 2016 han ganado aceptación en el mercado. Tras una primera fase de ninguneo, los suministradores tradicionales se han sumado a la corriente y su potencia les ha permitido ser ellos quienes encabezan este mercado. Según el último informe de IDC, el mercado total de AFA ingresó 1.100 millones de dólares durante el tercer trimestre, un 61% de incremento, mientras que la variante de flash hibrido (HFA) subía su participación en el mercado al 24,1%, con 2.100 millones de facturación.

Al comentar los resultados trimestrales, el CEO de NetApp, George Kurian, destacó que los ingresos generados por los ´productos maduros`bajaron un 29%, mientras los de las ´soluciones estratégicas`- que representan el 62% del total – crecían lo suficiente como para que el saldo final fuera un 7,6% negativo, una mejora sensible sobre los trimestres anteriores. Las tres categorías de productos basadas en flash – dijo Kurian – llevan un ritmo anual de 1.000 millones de dólares, triplicando sus ingresos en los últimos doce meses. Esto ha llevado al CEO a ratificar que NetApp retomará su crecimiento en 2017. Pero la conversación con Montiel, que se transcribe a continuación, excluyó estos elementos financieros, lo que no rebaja en nada su interés como indicador de la evolución del mercado.

¿Qué relación ve entre el runrún acerca de la transformación digital y las tendencias del mercado de almacenamiento?

No creo necesario recordar a sus lectores que por debajo de lo que confluye en la llamada transformación digital subyacen los datos. Y mucho menos que la información es un componente indivisible del mundo en que vivimos. Así que, en lo que nos concierne, NetApp forma parte de las infraestructuras de nuestros clientes; si no tuvieran soluciones de almacenamiento adecuadas no podrían extraer valor a sus datos.

Lo mismo podía decirse hace tres años, cuando publiqué una primera entrevista con usted ¿Qué ha cambiado?

Muchas cosas. En el pasado, las empresas compraban soluciones de almacenamiento tradicionales, que Gartner llama Modo 1, para aplicaciones de gestión tipo SAP, Oracle y otras; ahora, con la transformación digital en marcha, vemos que buscan otras soluciones que fundamentalmente les ofrezcan valor añadido. NetApp tiene en su portfolio los dos tipos de soluciones, pero ciertamente las proporciones están cambiando rápidamente. En este sentido, ha sido muy importante para nosotros la compra de SolidFire, que nos permite ofrecer un escalado horizontal, a diferencia del vertical característico de los sistemas tradicionales de disco.

[…] no todos los clientes necesitan escalado horizontal.

Por eso seguimos vendiendo sistemas tradicionales. Lo que hay que tener en consideración es que una compañía pueda internarse en el mundo digital con una sola aplicación sin saber si esta tendrá éxito o no, y por tanto no puede predecir qué infraestructuras va a necesitar en los próximos tres o cuatro años […]. Con el escalado horizontal es posible añadir nodos a medida que se necesiten. En los años 80 y 90, las soluciones de almacenamiento eran de hardware con discos, mientras que ahora lo importante es la capa de software que va por encima, el valor no está en los discos, porque la verdad es que entre los nuestros y los de cualquier competidor casi no hay diferencias; el valor está en el software que aporta cada uno.

Habría que mencionar otro factor no menos transformador, la nube.

Por supuesto, tenemos que proponer compatibilidad con Amazon o con Azure. Hace pocos años, el cloud era más un discurso filosófico que una realidad en el mercado; hoy es algo que nadie puede ignorar y que en buena medida condiciona las estrategias de toda la industria. Pensamos, y no somos una excepción, que el futuro será híbrido, que los clientes van a dar a una parte de sus infraestructuras el formato de nube privada, y van a mover datos a la nube pública. Con la capa de software que proponemos, se pueden hacer esos movimientos entre nube pública y privada, este es un cambio muy relevante que es parte de la transformación digital.

Las compañías clásicas de almacenamiento vienen del hardware y es lógico que les cueste transformarse en compañías de software. Por algo se habla de almacenamiento definido por software ¿Cómo ha vivido NetApp esa conversión?

No, no. Nosotros no hemos tenido necesidad de conversión; NetApp siempre ha sido una compañía de software. Durante décadas hemos sido reconocidos por ONTAP, que va por la novena generación […] La mayor parte de los ingenieros de I+D de la compañía trabajan sobre software y para complementarlo con los nuevos conceptos de hardware. Tenemos distintas versiones de ONTAP que se ejecutan en nuestras cabinas o en la nube, y también ONTAP Select, una arquitectura que podemos poner sobre los servidores de cualquier empresa. De modo que, ya ve, tenemos tres formas de vender ONTAP. Y, por cierto, no olvide que nuestra estrategia Data Fabric permite mover los datos en la nube con todas las ventajas tecnológicas del modelo cloud.

¿Cómo encaja el negocio de vender sistemas de almacenamiento con el auge que ha tomado la convergencia con los servidores?

La convergencia forma parte de nuestra oferta con FlexPod, que en los últimos cinco años ha representado una facturación de 5.000 millones de dólares, sumando Cisco y NetApp. Por tanto, no sólo encaja sino que ha sido todo un éxito. La sencillez es el atributo más importante de la convergencia, y es precisamente lo que ofrecemos con FlexPod. Ahora bien, la compra de después de la compra de SolidFire, podemos decir lo mismo, que es una solución sencilla y que puede integrarse en la convergencia.

Al parecer, nadie en este mercado puede escapar a la presión de los competidores que venden flash.

Es evidente que la aparición de startups dedicadas al almacenamiento ha sido fulgurante. Pero, en la medida en que, por un lado, el disco se ha abaratado y, por otro, que los proveedores de almacenamiento, ahora tenemos soluciones flash iguales o mejores que las suyas, se puede decir que el mercado de almacenamiento en estado sólido ha madurado a gran velocidad. NetApp es el número dos en almacenamiento flash, de modo que esa presión, al menos en nuestro caso, es relativa. Y la razón de que sea relativa es que para nosotros el software sigue siendo lo que marca la diferencia.

¿Qué impacto tiene o tendrá la compra de EMC por Dell?

Para NetApp es una oportunidad, porque los clientes por lo general prefieren tener alternativas, en lugar de casarse con un proveedor único. Lo mismo piensa el canal, y nosotros somos una compañía que hace la mayor parte de su negocio a través del canal.

Pero, ¿es NetApp esa alternativa que buscan los clientes? ¿No pueden serlo otros competidores?

Es un hecho que NetApp es el número dos del mercado [el ranking de IDC en el tercer trimestre, publicado después de la entrevista, ha confirmado a NetApp en la segunda posición, con el 11,3% de la facturación total de almacenamiento externo]. Lo normal es que la primera alternativa al número uno sea el número dos.

[…] también juegan los fabricantes ´sistémicos` como HPE, IBM y otros para los que el almacenamiento es parte de un negocio más amplio. NetApp, en cambio, es un pure player, el almacenamiento es el 100% de su negocio. ¿Con qué lógica buscan alternativas los clientes?

Si una empresa compra almacenamiento de IBM o de HPE, normalmente es porque quiere trabajar en lo posible con una sola compañía. Ahora mismo, desde la venta de su división de servidores, IBM es más una compañía de servicios, aunque tiene todavía una parte de almacenamiento, y es lógico que quiera competir por suministrar todo lo que puedan necesitar sus clientes. Con HPE pasa algo parecido. Como usted ha dicho, somos el único gran competidor que sólo vende almacenamiento.

¿Lo ve como una ventaja, no como limitación?

Es una enorme ventaja que nos favorece a la hora de trabajar con el canal. No tenemos la pretensión de vender soluciones ´globales` a los clientes, sino que vamos de la mano de Cisco o VMware, con SAP con Oracle […] pero siempre a través de un partner para que el cliente pueda escoger aquí y allá hasta construir lo mejor de cada proveedor. Más claro todavía: nuestra política consiste en facilitar que el canal gane dinero vendiendo sus servicios en torno a nuestras soluciones.

¿NetApp es mejor en las soluciones de alta disponibilidad o de alta capacidad?

Con los productos que ahora tenemos en nuestro portfolio, si se busca alto rendimiento, los iSeries son los adecuados para almacenar grandes cantidades de datos; al mismo tiempo, con SolidFire tenemos una solución que permite garantizar las cargas de trabajo, pero no creo que seamos mejores en una parte que en otra. La oportunidad para NetApp está en cubrir un amplio abanico de proyectos. Por eso tenemos un catálogo en el que caben todas las posibilidades.

¿Qué proyectos tienen más demanda en este momento?

Seguimos viendo demanda tradicional en la banca y en grandes compañías que compran las mismas soluciones que ya conocen para sus aplicaciones críticas. Pero los nuevos proyectos giran en torno a la transformación digital, por ejemplo con soluciones basadas en OpenStack. Para esto nos ha venido muy bien la compra de SolidFire. En general, no vemos que haya un trasvase del primer tipo de proyectos al segundo.

¿La integración de SolidFire ha tenido efecto positivo sobre el negocio de NetApp en España?

Pues sí, porque nos ha permitido abordar esos proyectos transformadores

¿Existen en España?

[Montiel cede la respuesta a María José Miranda, directora general de NetApp Iberia]. Existen, aunque todavía no son muchos, o mejor sería decir que no son tantos como nos gustaría [risas]. En la mayoría de los casos son pilotos en compañías grandes, que lógicamente prefieren hacer pruebas antes de dar un salto. Hasta hace poco, hablábamos con los clientes de eficiencia con menos capacidad de la que en teoría necesitaban, pero en el fondo esos clientes no la valoraban mucho porque siempre pensaban a lo grande, en teras brutos.

¿Se mantiene la filosofía de ´burro grande, ande o no ande`?

[María José Miranda]- Eso ocurría cuando el burro era grande y había más dinero para invertir. Ahora no hay tanto dinero, pero las necesidades de almacenamiento han crecido muchísimo por todo lo relacionado con la tercera plataforma, los datos generados por las redes sociales, la web,… todo el mundo entiende la importancia de la eficiencia. Y todo el mundo sabe que un CPD es muy costoso: lo que se pueda ahorrar en electricidad, en aire acondicionado, será bueno para el presupuesto.

¿En qué medida está afectando o va a afectar la hiperconvergencia a las empresas como NetApp, que venden almacenamiento en su acepción clásica?

No mucho, en mi opinión. La hiperconvergencia funciona muy bien para las pymes, pero las grandes compañías quieren soluciones escalables que la hiperconvergencia no permite y que nosotros podemos garantizar con FlexPod. Conozco clientes que en cierto momento tuvieron mucha curiosidad por ese fenómeno pero al final compraron una solución convergente con FlexPod. En todo caso, a las pymes podemos ofrecerles ONTAP Select, o SolidFire […] ´

Aparte de las pymes ¿qué está pasando con la hiperconvergencia en la capa alta del mercado?

Podría haber riesgo de que se conviertan en silos, algo que los clientes y nosotros hemos tratado de evitar durante años. Quiero decir que al final, quien adopte una solución hiperconvergente para una aplicación en concreto, puede acabar creando un silo. Como he dicho, puede valer para una pyme, pero en las grandes empresas no me parece oportuno,… aunque algunas lo intentan.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons