publicidad
  16/03/2012

Qualcomm, en todas las salsas

Es costumbre entre periodistas asistentes al Mobile World Congress hacer una evaluación informal sobre los stands de la feria. Obviamente, no hay patrones para el ejercicio, de poca utilidad a efectos de comparación. Para el autor de este blog, los más interesantes han sido los de Huawei (impresionante progresión), Nokia (¡por fin!) y Qualcomm (en la foto). En este último, por la diversidad de tecnologías punteras concentradas en un espacio aprovechado al máximo en el pabellón 8. No es sólo una impresión visual: objetivamente, Qualcomm está en todas las salsas de la industria: móviles, tabletas, networking y, próximamente, PC. Dicho de otro modo: iOS, Android y Windows 8. Bingo.

Lo anterior vale como preámbulo a un repaso de la estrategia premiada con la más alta capitalización bursátil de su historia: 110.000 millones de dólares. Desde el ánimo siempre volátil de los inversores, Qualcomm ofrece a la vez crecimiento y rendimiento, una rara combinación en empresas de alta capitalización. La cruz de la moneda es que su ratio p/e es alta, 16:1, la misma que Apple en la cresta de la ola. Curiosamente, porque su ascenso se puede identificar con el de Apple, gracias a su condición de suministrador del iPad 3 (perdón, el nuevo iPad). Los informes oficiosos mencionan que pronto se anunciará que todos los dispositivos futuros sobre iOS llevarán chips de banda base de Qualcomm.

Las buenas relaciones con Apple no son monogámicas. Samsung usa los procesadores de Qualcomm en sus modelos más vendidos y, en general, Android es una preciosa fuente de facturación, tal vez la primera. Directa o indirectamente, porque el otro factor que impulsa la progresión de Qualcomm es su cartera de patentes. Hoy por hoy, la mayoría de los dispositivos móviles recientes llevan chips de Qualcomm o de fabricantes como Broadcom, con licencia para usar su tecnología. Los analistas calculan que recauda royalties sobre el 40% de los smartphones en venta, y que esa proporción podría pasar del 60% en los próximos años, gracias a la generalización de los dispositivos para LTE.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Un estudio que acaba de publicar IHSiSuppli concluye que los teléfonos móviles serán en 2014 la primera fuente de ingresos de la industria de semiconductores: 58.700 millones de dólares, superando por primera vez a los ordenadores portátiles. Si se suman las tabletas, el total de ambas categorías de dispositivos alcanzaría los 77.000 millones, una cifra sin precedentes. Los PC de sobremesa y los televisores digitales, que no hace mucho eran protagonistas, han quedado relegados.

El informe sostiene que las eras sucesivas han tenido un líder claro: Intel en los PC y Qualcomm en los móviles, pero con las tabletas el juego está muy abierto, dependiendo de los competidores que salgan a enfrentarse al iPad. En los procesadores de aplicaciones móviles hay mucha más competencia que en los PC – añade la consultora – porque la arquitectura ARM tiene un batallón de seguidores, mientras todavía se espera ver los frutos de la tardía reacción de Intel.

Sravan Kundojjala, consultor de Strategy Analytics, explica que “la dinámica del mercado de procesadores de aplicaciones para smartphones está directamente relacionada con los movimientos en el ranking de los fabricantes de dispositivos”. Por primera vez, en 2011 Qualcomm ha liderado este mercado en unidades, arrebatando la corona a Texas Instruments [la decadencia de Symbian tiene mucho que ver en ello], y al mismo tiempo ha reforzado el dominio que tenía en valor de facturación, con aproximadamente un 50% de cuota. También por primera vez, Broadcom se ha colado entre los cinco primeros, a favor de sus diseños para Android. Nvidia, hasta hace poco ausente de la categoría, aparece en sexta posición en el ranking de IHSSuppli.

De manera que Qualcomm saca partido de sus procesadores Snapdragon, de su presencia en las distintas plataformas y de las relaciones con la mayoría de fabricantes de dispositivos móviles. La batalla tiene pinta de ser dura con su rival Nvidia, que hasta ahora se había centrado en un solo componente, los procesadores de aplicaciones, dejando la conectividad en manos de Qualcomm. Pero el año pasado, Nvidia compró el especialista en chipsets Icera, lo que le ha permitido empaquetar su tecnología en los procesadores Tegra.

El nuevo smartphone de alta gama de ZTE, Mimosa X, es el primero enteramente equipado por Tegra; el Optimus 4X HD, de LG, lleva un procesador Tegra 3 de cuatro núcleos porque – dice la documentación del fabricante – “un procesador quad-core ofrece un rendimiento muy superior para actividades intensivas en gráficos, como el playback de vídeo en alta definición y los juegos de alta gama, y permite llevar a los smartphones prestaciones multitarea sin afectar la experiencia de usuario”.

En principio, podría deducirse que al dominio de Qualcomm le ha llegado una amenaza, sobre todo si se tiene en cuenta que su último procesador, el Snapdragon S4, está disponible sólo con dos núcleos… por ahora. Al menos verbalmente, la compañía se dice poco interesada en la carrera de los núcleos, y sostiene que el Tegra 3 tiene un problema de exceso (literalmente: overkill) para los usos reales de un smartphone o un tablet. Sy Choudry, director de desarrollo de producto, sugiere que la carrera de la velocidad y el número de núcleos es algo superado en los chipsets para móviles (y que se ha aquietado en los procesadores para PC).

El negacionismo de Choudry puede estar relacionado con los problemas de entrega por parte de su contratista TSMC, que experimenta problemas con el proceso de 28nm. De hecho, la versión europea del smartphone One X, de HTC, lleva procesadores Tegra 3, y sólo la estadounidense – para la red de AT&T – ha sido anunciada con Snapdragon 4. Contrariando su explicación, Choudry admite que una versión del S4 con cuatro núcleos estará disponible antes de finales de año.

Sin embargo, pese al alto volumen que mueven los smartphones, sus procesadores distan de ser tan lucrativos como los de PC. Por esto, a Qualcomm se le ha abierto el cielo con la oportunidad de trabajar con Microsoft como principal (aunque no único) socio en el lanzamiento de Windows 8 sobre arquitectura ARM. Las adquisiciones de la compañía el año pasado apuntan a reforzar su posición en esta nueva, y potencialmente rica, línea de diversificación. Esto sin contar con el protagonismo que está teniendo en el desarrollo de la voz sobre LTE, y en el sobrevenido interés del mercado por soluciones WiFi. Lo dicho: en todas las salsas.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons