publicidad
  26/03/2011

Sanjay K. Jha

Presidente Ejecutivo de Motorola Mobility

Los rumores de los últimos días, según los cuales Motorola estaría pensando en marcar distancias con respecto a Android y, eventualmente, desarrollar un sistema operativo propio basado en la web, provoca perplejidad. No coincide con lo que Sanjay Jha, presidente de la compañía, dijo en febrero a un grupo de periodistas, entre ellos el autor de este blog [el diálogo se transcribe más abajo]. La versión, en todo caso, se sustenta en la impresión de nerviosismo por parte de Motorola, que tras haber encontrado en Google una salida a su delicada situación, ahora cree necesario diferenciar su marca. Ir más allá de esta evidencia, sería entrar en el subjetivismo del bulo.

Sanjay Jha

Sanjay Jha

Desde el 4 de enero de este año, no hay una Motorola sino dos. La empresa que inventó el walkie-talkie y patentó el primer teléfono móvil en 1973, ha vivido desde el 2008 una durísima reestructuración, antes de optar por partirse en dos empresas con negocios separados y una misma marca compartida. Motorola Mobility, que retoma la actividad más conocida, es presidida por Sanjay Jha (Bihar, India, 1963), exdirectivo de Qualcomm y artífice de una reconversión estratégica cuyo elemento central es la estrecha alianza con Google, al decantarse exclusivamente por el sistema operativo Android. En el reciente Mobile World Congress de Barcelona, Jha presentó un smartphone (Atrix) y una tableta (Xoom), que aún no tienen fecha de venta en los mercados europeos.

Los problemas de la antigua Motorola empezaron con el éxito del iPhone. Ahora, usted tiene que reconstruir la compañía compitiendo con dos productos estrella de Apple. ¿Cuál es su plan?

Si uno pretende competir con Apple, ha de hacerlo con productos de alta calidad y altas prestaciones, no puede hacerlo sólo por el precio; ese es mi plan.

Lo cierto es que la tableta Xoom es más cara que el iPad […]

Depende de los modelos que compare, y hay otros en desarrollo. Le recuerdo que no somos responsables de todo el proceso de formación del precio final, porque no vendemos a los consumidores, y nuestro canal principal son los operadores, con los que tenemos que negociar en cada caso sus diferentes requerimientos de servicio y de rentabilidad. El precio que usted menciona no está subvencionado.

La identificación de Motorola con Android parece ser más íntima que la de otras marcas. ¿Es exclusiva y definitiva?

Es estratégica. Durante el proceso de  segregación de la compañía, decidimos concentrar toda nuestra energía en Android. Si otros se siente capaces de montar su propio ecosistema, sus propios servicios y seguir el ritmo de innovación que exige el mercado, pues enhorabuena. Pero este mundo evoluciona muy rápido, y se encuentra en un punto en el que lo más importante en la evolución de internet está ocurriendo en las plataformas móviles, que giran en torno a las aplicaciones. Motorola no podría hacer este viaje en solitario.

¿Ve como un inconveniente la fragmentación de Android en sucesivas versiones, tan frecuentes que algunas no son compatibles?

Francamente, creo que se ha exagerado al respecto. Sería un problema si usted descarga una aplicación que no funciona en todos los dispositivos de la misma familia, pero nos cuidamos de que eso no ocurra: nuestro compromiso con los usuarios es que puedan actualizar el sistema operativo del dispositivo que compran. Si no fuera así, los desarrolladores no tendrían incentivos para crear aplicaciones.

Otro asunto polémico es si los fabricantes adheridos a Android pueden o no hacer productos diferentes y competitivos sobre la misma plataforma.

Ya he dicho que estratégicamente estamos centrados en Android, y vamos a seguir ese camino. Creemos que la convivencia de muchas marcas en Android es un signo de fortaleza, una buena base para innovar. La pertenencia a un ecosistema no está reñida con la diferenciación.

En gran medida el crecimiento del mercado se apoya en las redes sociales. ¿Qué pasaría si Facebook decidiera lanzar su propio móvil?

A veces nos cuesta entender los alcances de la penetración de las redes sociales en los dispositivos móviles, y lo digo como padre. No estoy seguro de que a Facebook le interese un móvil con su marca. Según han dicho, prefieren que se pueda acceder a su servicio desde el mayor número posible de dispositivos; les creo, y a nosotros también nos conviene.

En Estados Unidos se ha escrito que Xoom es hasta ahora el mejor competidor del iPad. Para Motorola, el mercado más valioso es el estadounidense, pero ¿cuándo se venderá en Europa, donde la marca ha decaído en la percepción de los consumidores?

Sería prematuro cuantificar, pero nuestras expectativas son altas. En cuanto a lo que pregunta sobre Europa, sólo puedo decir que estamos hablando con los operadores, y no me duele reconocer que la marca Motorola se ha debilitado en los mercados europeos, y que por lo tanto tenemos que invertir en marketing para renovar su perfil ante los usuarios.

Aquí, en el Mobile Congress, se ha discutido mucho la compleja posición en la que se encuentran los operadores en la cadena de valor, debido a la intensidad del tráfico de datos que circula por sus redes. Hasta ahora los fabricantes, sobre todo los afines a Google, no se sienten concernidos. ¿Cuál sería la posición de Motorola ante acuerdos que pudieran corregir esa situación?

La pregunta es sorprendente. No estoy seguro de que la premisa fundamental sea apropiada […]

Hay muchos indicadores de que las redes se están saturando por una excepcional demanda de datos móviles, y los operadores dicen sentirse amenazados por la posibilidad de perder fuentes de ingresos genuinos. El núcleo parece estar en quién factura al usuario final […]

No hay dudas, y lo vemos en Estados Unidos, de que las redes 3G están teniendo una demanda que en ciertos puntos compromete su estabilidad. Por eso mismo se está acelerando el despliegue de 4G, y los operadores afrontan un reto inversor importante,. Mi opinión es que ese asunto tienen que discutirlo con Google, Yahoo, Microsoft y Apple, por ejemplo. Si los dispositivos de Motorola tuvieran que incorporar alguna función que facilitara esos acuerdos, por ejemplo acerca de cómo facturar contenidos, por nuestra parte no habrá objeciones, pero no somos parte del problema, y no se nos puede pedir que demos la solución. Cada uno cuida su propio negocio.

El smartphone Atrix, que acabamos de ver en Barcelona, es un concepto original, pero se discute cuál es su espacio en el mercado […]

Atrix expresa la idea de que el smartphone es el dispositivo en el que usted lleva en el bolsillo toda la información que necesita, con la capacidad que necesita [procesador de 1 Gb y un gigabyte de memoria]. Luego, usted puede conectarlo a un accesorio que tiene una pantalla de 10 pulgadas pero no es un portátil ni una tableta, porque la capacidad de computación y acceso a internet está en el smartphone. Lo vemos como una línea de desarrollo de internet móvil.

En el catálogo de Motorola falta un smartphone para usuarios profesionales. ¿Renuncia a competir con BlackBerry?

Ciertamente, Blakberry tiene un excelente ecosistema para las empresas. Pero cuando nosotros pensamos en ese mercado, lo que vemos es la ´consumerización`: los usuarios son resposables de la elección del 75% de los dispositivos que se usan en las empresas, y son ellos los que influyen sobre las características que han de tener.

 Ha dicho usted que Motorola prepara un dispositivo con Chrome OS. ¿Cómo se compaginará con Android?

Entiendo que dentro de Google hay gente que está trabajando en cómo cada sistema operativo debe posicionarse con respecto al otro. El reto para Chrome OS, como para Windows Phone o para cualquiera que quiera llevar un sistema operativo al mercado, no consiste en concebir una solución técnica sino en cómo construir un ecosistema aceptable para los desarrolladores. Piense en Android: en el fondo, el valor que aporta Google no es la plataforma – no es tan difícil crear una partiendo de Linux – sino la capacidad de generar servicios y aplicaciones.

¿Cuántos sistemas operativos puede aguantar este mercado en el futuro?

No lo sé, pueden ser dos o pueden ser cuatro, todo depende de la dinámica competitiva. Si hubiera dos, nos inclinaríamos por Android, porque sería dañino que sólo hubiera uno.

Aun en ese caso, bastante extremo, ¿cómo podría diferenciarse Motorola?

Hay distintas vías de diferenciación posibles: la franquicia, el interfaz, los contenidos, la web. Cuatro o quizá cinco vías, me parece.

¿Una tienda de aplicaciones propia, por ejemplo?

No me interprete mal. Conceptualmente, Motorola podría tener su propia tienda, con aplicaciones disponibles sólo en nuestos dispositivos, pero esa sería una manera de confundir a los usuarios. ¿Podríamos tener una relación especial con algún desarrollador? Claro que sí, pero lo razonable es que las aplicaciones estén en Android Marketplace.

¿Está satisfecho con la cotización de las acciones de su compañía desde la escisión?

Si pienso en mi cartera personal, no puedo estar satisfecho [risas]… la acción debería subir. De momento, la compañía ha vuelto a un punto de rentabilidad, que no veiamos desde hacía muchos trimestres. A largo plazo, pretendemos una media de beneficios entre el 7% y el 12% […] Alguien me recordaba hoy que Nokia tenía en 2007 un pico de beneficios del 20%, ya nos gustaría.

Sobre Nokia iba a preguntarle. Ha sido un rival histórico de Motorola, y Microsoft un socio hasta no hace mucho. ¿Qué opina de la alianza que han anunciado días atrás?

Como usted sabe, Motorola ha vivido un proceso que tiene algo en común con los problemas que sufre Nokia, de manera que puedo ponerme en su lugar y entender su decisión, pero no voy a opinar sobre ella. Somos competidores, es cierto […] y sinceramente creo que la decisión es positiva para Motorola, porque esperamos ganar una parte de su cuota de mercado, sobre todo en Europa.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons