publicidad
  26/08/2021

Ahora sí, los smartphones 5G marcan el ritmo

El coronavirus no se ha ido, pero el mercado global de smartphones ha retomado el crecimiento en la primera mitad de 2021, pasando de 551,8 millones de unidades a 658,7 millones despachadas hasta junio, un inusual incremento del 19,3%. Aunque atenuada, la curva seguirá subiendo gracias a la normalización (sic) de la vida cotidiana y la economía. Mensajera de estas buenas noticias es la consultora IDC, que avizora un total de 1.380 millones a finales de año, un 7,7% más que en 2020.  Y anticipa que en 2022 serán 1.430 millones de unidades. Estadísticamente, enmienda el año más difícil que recuerda el analista Tony Scarsella, autor del informe. Los modelos 5G tienen gran parte del mérito.

publicidad

Casi una cuarta parte (el 23%) de los smartphones que se vendan a lo largo de 2021 serán 5G, pronostica Scarsella, lo que equivaldría a una ratio de crecimiento del 130%, que obviamente tiende a descender. En paralelo, baja el precio medio: los Android 5G se abaratarán un 12% e IDC calcula el ASP en 465 dólares a finales de año y en 400 dólares a lo largo de 2022. De lo que deduce una presión sobre Apple, que con la liturgia habitual prepara el inminente lanzamiento de su iPhone 13.

Tras un año crítico, el mercado ha entrado en ebullición y, como consecuencia, se ha alterado el ranking de IDC. Samsung sigue inamovible en cabeza, con 59 millones de unidades despachadas en el segundo trimestre, pero con menos comodidad que en el pasado. Xiaomi ha emergido como el nuevo campeón chino, recortando nueve puntos de la diferencia que un año atrás le separaba del líder. Ahora mismo, entre ambas la distancia es de 6 millones de unidades, que podría achicarse, dadas las circunstancias.

El tibio crecimiento de Samsung – 9,3%, cuatro puntos menos que el total del mercado – recibe de parte de los analistas dos explicaciones: por un lado, la escasez de componentes y las dificultades de producción en su factoría de Vietnam, que atribuyen a que la Covid siguió activa en este país mucho después de haberse extinguido en China. Por otro, la marca coreana da muestras de querer cambiar su catálogo para depender menos de la familia Galaxy S, víctima aparente de la menor rotación de los modelos premium.

El final de la era Huawei ha pesado mucho en el comportamiento de la oferta. Ha seguido anunciando productos, pero el veto estadounidense afecta su acceso a componentes así como la disponibilidad de software y procesadores. La caída interanual ha sido brutal, el 74,6% hasta sólo 9,8 millones de unidades, que la relegan a la octava posición en un ranking que el año pasado por estas fechas llegó a encabezar temporalmente. Para más inri, la cesión de su segunda marca Honor le ha restado 7 millones de unidades con las que de todas maneras se hubiera quedado fuera de la tabla, aunque aparece en el gráfico siguiente.

Al quedar Huawei fuera de plano, el peso de las cinco marcas principales ha caído del 95% a mediados del 2020 hasta el 82% este año. El resto de las marcas chinas se han lanzado a la caza del espacio que Huawei deja vacante. Vivo, Oppo y Xiaomi (en este orden) han ganado cuota pese a que el  mercado de su país ha sufrido en el segundo trimestre una caída colectiva del 17%: téngase en cuenta que los 74,9 millones de unidades despachados en China representan el 24% del total mundial.

Tal vez el declive del mercado chino ayude a entender por qué el fundador de Xiaomi, Lei Jun, ha rebajado levemente su euforia tras el excepcional crecimiento de la marca [86,6%] en el segundo trimestre. En la celebración del décimo aniversario de la compañía, admitió que no espera ocupar el primer puesto del ranking mundial inmediatamente pero sí dentro de tres años: “no podemos subestimar la potencia de los gigantes tecnológicos más experimentados que nosotros”, dijo con un rasgo de modestia que no le es habitual.

La variedad del catálogo de Xiaomi – 58 smartphones, según el sitio web de la marca – confirma que Jun tiene más ambición de la que reconoce en público. Su modelo, Mix4, “un teléfono conceptual” equipado con el procesador Snapdragon 888+ de Qualcomm, muestra su disposición a competir con Samsung y Apple en la gama más alta. Su única limitación es la ausencia de la marca en el mercado estadounidense, en el que estuvo a un tris de sufrir la misma suerte que Huawei, salvado a último momento por la justicia. Escarmentado, ha decidido no entrar, de momento, en ese país. Desde luego no es fácil ser segundo del mercado mundial sin vender en Estados Unidos.

Apple puede estar más que contenta de las ventas del segundo trimestre: 44,2 millones de unidades, 17,8% de crecimiento y 14,1% de cuota. El mes que viene presentará su nuevo modelo, el iPhone 13, con el desafiará la superstición de muchos adictos. Sin embargo, la escasez de componentes le está afectando como a cualquier hijo de vecino. El director financiero de la compañía, Luca Maestri, ha admitido “esperamos sufrir dificultades de suministro [en el tercer trimestre del año] más graves que en el anterior”. Hay que fiarse de la opinión de Gene Munster, antes analista y ahora inversor en Apple, quien ha comentado que aunque el nuevo iPhone se va a anunciar en septiembre la mayoría de los compradores no recibirán su smartphone hasta diciembre.

La columnista Joanna Stern, del New York Times, cree discernir una pauta en los lanzamientos de Apple – e indirectamente en los de Samsung – en virtud de la cual los iPhone incorporan con dos o tres años de tardanza características que Samsung ya ofrece, pero sus fieles usuarios no se bajan de la convicción de que su marca favorita es la más innovadora. Siguiendo este presunto axioma, Apple no presentará un smartphone plegable antes de 2023, cuando Samsung lleve varios años trabajándose ese mercado.

El quinteto de cabeza se cierra, según IDC, con Oppo y Vivo, que registran apreciables crecimientos de más del 30%. Aunque, a decir verdad, la mitad de sus despachos han tenido como destino final su propio país. Es al mismo tiempo una fortaleza y una debilidad: tienen las espaldas cubiertas en casa, pero necesitan apropiarse de la clientela de Huawei en Europa, América Latina y Oriente Medio. Todo ello a la vez que prestan atención a los movimientos de Xiaomi.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons