publicidad
  28/04/2021

De salida, ya crece el gasto global en TI

Buenas noticias, al fin. Los analistas de Gartner han revisado al alza sus previsiones sobre el gasto global en TI de este año, elevándolo a casi 4,1 billones de dólares, un salto del 8,4% sobre la cifra del año pasado. Esta aceleración,- más de dos puntos sobre lo calculado en enero- básicamente se debe al 14% de incremento en la demanda de dispositivos y del 10,8% en la del software empresarial. Pero igual podría decirse que básicamente se debe a China, que a estas alturas de 2021 ya ha superado su gasto en TI anterior a la pandemia, una meta que a Estados Unidos y Europa les va a costar varios meses cruzar. La tendencia, predice Gartner, continuará en 2022 con un aumento estimado del 5,5%.

publicidad

John-David Lovelock, con galones de vicepresidente distinguido (sic) de la consultora, ha comentado que el incremento de las inversiones en TI está inducido más por las nuevas iniciativas digitales de las empresas que por la mera recuperación de la normalidad operativa. Primará la innovación sobre la ejecución, dice Lovelock: “las TI están desbordando su papel clásico y han pasado a ser partícipes en la entrega del valor que generan. En muchas empresas, esta capacidad va ganando peso como criterio de decisión y fuente de financiación de la inversión en TI”. Por consiguiente, el rol del CIO dentro de la estructura de las organizaciones se reforzará tras la desescalada de la pandemia.

El inhabitual crecimiento de la inversión en dispositivos y en software, que suman el 31% del gasto total en TI, está directamente relacionado con las medidas destinadas a transformar el entorno laboral con la introducción de un modelo híbrido. En particular, Gartner opina que las organizaciones pondrán el acento en proveer a sus empleados de nuevas experiencias y más bienestar, con la sustitución del parque de hardware y la adopción de nuevo software en las áreas de colaboración y recursos humanos.

El año de la vacuna está siendo perezoso y desigual, de manera que no se puede cantar victoria, pero el crecimiento del PIB global apunta algo por encima del 6%, según los organismos internacionales (nuevamente, la contribución china es fundamental). En este contexto, la demanda global de TI debería exceder en al menos dos puntos la progresión del PIB. Los programas de estímulo gubernamentales empiezan a mostrar un efecto placebo para la economía mundial que en parte se traducirá en gasto tecnológico.

Según en qué sectores y actividades, el teletrabajo podría estabilizarse en torno al 20% de la fuerza laboral, pero con independencia de cuál sea el porcentaje, generará una demanda fresca de ordenadores, impresoras y accesorios, además de servicios. Esto es lo que Gartner, en otro informe reciente, ha llamado “industrialización del trabajo remoto”. Durante al menos doce o dieciocho meses obrará el milagro de que los CIO cuenten al fin con la buena voluntad de los consejos para invertir lo que no han podido invertir en 2020 y también para elevar la cuantía de las partidas destinadas a acelerar la digitalización.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons