publicidad
  27/05/2021

El almacenamiento de HPE, ahora como servicio

Desde luego, no ha sido casual que Hewlett Packard Enterprise escogiera para anunciar su nueva estrategia de almacenamiento la víspera del día en que Dell, su más conspicuo adversario, abriría una conferencia mundial. Y no con un anuncio rutinario sino con un golpe de efecto que se venía fraguando desde que Tom Black se hizo cargo hace quince meses de esta rama de negocio que aporta a HPE ingresos anuales de 4.700 millones de euros, pero estaba necesitando un revulsivo. En su presentación, Black fue hiperbólico:  “estamos cambiando las reglas de juego [del almacenamiento] con un modelo operativo en la nube que acelera la transformación digital y aligera la gestión de los datos”.

Tom Black

publicidad

Es de sobra conocido que HPE se ha comprometido a que en 2022 toda su cartera de productos esté disponible bajo la modalidad de servicio y en pago por uso, pero ya casi a mediados de 2021 resultaba extraño que el almacenamiento no formase parte explicita de ese compromiso. Este ha sido el contenido más notorio del anuncio: los sistemas de almacenamiento de HP pasan a ofrecerse dentro de la plataforma Greenlake, que ya cobija otras líneas de negocio de la compañía. Pero con esta descripción, la crónica sólo rascaría la superficie de la información.

Para empezar, todo almacenamiento requiere un soporte físico, resida donde resida. Por tanto, renovar una estrategia en esta materia hace necesario revisar la familia de sistemas en que se apoya. HP lo ha hecho con la presentación de dos nuevas líneas de cabinas que ha bautizado Alletra 9000 y 6000, derivadas de los sistemas Primera y Nimble, respectivamente.  Se presentan como soluciones de almacenamiento flash que pueden ser explotadas on-premise para cargas de misión crítica o de propósito general. Llevan el marchamo de lo que ha dado en llamarse experiencia cloud-like, que conlleva atributos de simplicidad en su despliegue y en su gestión. Se supone que el cliente sólo tiene que enchufarlos y conectar sus cables a una consola para que esta identifique y configure sus características. Con una singularidad: la gestión puede ser remota e incluso desde un smartphone.

La familia Alletra nace para inaugurar un portfolio de almacenamiento as-a-service pero respeta el legado de Primera y Nimble dentro de la misma consola, con la finalidad de contar con un mapa de datos transversal a los distintos entornos existentes: no se ha informado si los veteranos sistemas 3PAR recibirán el mismo tratamiento o se les buscará otra salida.

En la práctica, el núcleo central del anuncio no son las nuevas cabinas ni tampoco lo es su incorporación a la plataforma Greenlake, sino el lanzamiento de una Data Services Cloud Console (DSCC). Este sintagma formado por cuatro significantes representa la verdadera inflexión: no se trata sólo de que las empresas no necesitarán adquirir – ni mantener ni gestionar – su infraestructura de almacenamiento de datos, sino que tampoco tendrán que elegir el tipo de almacenamiento más adecuado a sus necesidades.

El aprovisionamiento ´inteligente` se completa en unos pocos clics gracias al motor de análisis predictivo InfoSight , alimentado por un rico historial de cargas de trabajo acumulado a lo largo de más de diez años. Con esta tecnología, todas las cargas de trabajo son dirigidas automáticamente a la ubicación más idónea para cada una. Lo que era un proceso complejo y expuesto a errores humanos, pasa a ser simple, rápido y automatizado, con la ventaja añadida de que todos los sistemas de almacenamiento de la empresa, estén donde estén, se administran desde una consola única.

Por consiguiente, la organización usuaria sólo tiene que ocuparse de fijar los acuerdos de nivel de servicio (SLA) para evitarse disgustos posteriores. Naturalmente, HPE predica las ventajas de la simplicidad, coste predecible y un entorno ´securizado`. Para subrayarlo, echa mano de un estudio que ha encargado a analistas externos, según el cual el 67% de las empresas considera que la visibilidad fragmentaria de los datos residente en la nube aumenta los riesgos para su negocio.

La nueva consola DSCC aprovecha una pieza poco conocida que venía en la dote cuando HPE compró Aruba: se trata de una arquitectura basada en microservicios que unifica gestión de red, análisis con IA y seguridad, con independencia de cuál sea el modo de conexión. Black la conoce bien, porque durante cuatro años dirigió la unidad de negocio de switching de Aruba.

Los partners son piezas clave en la estrategia de HPE, también en el área de almacenamiento. Para ellos y sus clientes se ha dispuesto una API unificada, cuya finalidad es – nuevamente – simplificar el desarrollo de nuevas aplicaciones y servicios.

Si el lector quería un resumen, puede quedarse con este: HPE pretende que los usuarios comprueben el look and feel – en fin, la experiencia – de la nube, incluso en el almacenamiento on-premise.

Dicho esto, no hay duda de que el pago por uso es un argumento que ha despertado el interés de las empresas y provocado la emulación entre los competidores. Lo que vale para otros segmentos, vale también para el almacenamiento. El envite de HPE no se dirige sólo a Dell, algo obvio por el peso que esta retiene desde la adquisición de EMC, sino también a otros actores que están reformulando sus ofertas de almacenamiento en modo servicio. Es el caso de NetApp, un clásico del sector, pero no menos de la joven Pure Storage. En palabras de Tom Black, esta oferta “supone una ventaja frente a los rivales que pugnan por ponerse al día”.

Tan convencido está el directivo de HPE que asegura: “nadie tiene nada como lo que hemos presentado, esto es único en la industria”. Por otro lado, como un guiño a los partners, cobra sentido la adquisición de Cloud Physics, que les aporta una herramienta SaaS con la que podrán analizar los entornos on-premise de sus clientes, para preparar con ellos el salto a la nube o, si así lo prefieren, un plan de modernización de sus infraestructuras.

La hoja de ruta trazada por Antonio Neri, CEO de la compañía, sigue avanzando hacia la meta, ya cercana. Queda por ver cuál será el impacto sobre la cuenta de resultados en la división de almacenamiento: en el primer trimestre, los ingresos de esta han descendido menos que de costumbre, pero lo representativo ha sido el sólido crecimiento en las líneas Nimble y Primera, de las que Alletra será heredera aventajada.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons