publicidad
  5/05/2021

Smartphones: Huawei se cae de la tabla

La recuperación del mercado global de smarphones durante el primer trimestre es evidente: 345.500 unidades que equivalen a un incremento del 25,5%. Sin olvidar, claro, que se comparan con los meses iniciales de la pandemia y de parálisis del mercado chino (27% del mundial). Pero el porcentaje dobla el de igual período del 2019, por lo que se puede hablar de cambio de ciclo. Virus aparte, han sido dos años mediocres en los que la renovación se pospuso en espera de apreciar las ventajas de las redes 5G y la aparición de nuevos dispositivos asequibles. Esta segunda condición se está cumpliendo mejor que la primera, pero el apetito de los consumidores se ha despertado y 2021 será un buen año.

publicidad

Entretanto, el paisaje competitivo ha cambiado. Ha aumentado la concentración de la oferta: las cinco marcas principales acumulan el 76% del mercado (71% hace un año), pero lo más llamativo es la catástrofe de  Huawei, que de aspirar al liderato ha pasado a la sexta plaza sin remedio a la vista.

Su declive ha sido espectacular: recuérdese que en el segundo trimestre de 2020, Huawei ocupó coyunturalmente el primer puesto del ranking para inmediatamente después iniciar un descenso vertiginoso hasta el 4,2% de este primer cuarto de 2021. Las razones son conocidas y por ahora insalvables; a ellas se ha añadido la cesión a un consorcio compatriota de su segunda marca, Honor. De hecho, ni sumando los 3,6 millones de unidades vendidos por esta habría seguido en el quinteto de cabeza. Al mismo tiempo, otras tres marcas chinas pugnan por ocupar el espacio de Huawei en los mercados occidentales: juntas, Xiaomi, Oppo y Vivo suman el 35% de las unidades despachadas en el mundo, con tendencia aparente a seguir creciendo.

Tras la anomalía del cuarto trimestre, Samsung ha recuperado la cima del podio con una cuota que supera en seis puntos la de Apple. Algo que no carece de intrahistoria: además del éxito mundial de su serie A – precio medio y altas prestaciones – la marca coreana ha respondido a su eterno rival con descuentos significativos en el precio de su modelo premium, Galaxy S21. Y la táctica ha funcionado.

También ha funcionado la de Apple; ante todo, maximizar el beneficio. Tras cerrar 2020 con un cuarto trimestre fabuloso, en el primero de 2021 sus despachos han crecido un 50% y los ingresos generados por la familia iPhone un 65,5%. Es fácil entender que, si facturando 48.000 millones de dólares [sin duda, primer puesto en valor] se dé por satisfecha con quedar segunda en volumen. Aunque, todo hay que decirlo, Xiaomi viene detrás a menos de dos puntos, así que nadie descarte una sorpresa.

Lo que no puede sorprender es la renuncia de LG a seguir en esta carrera. Su abandono deja vacante un 9% del mercado estadounidense que probablemente se van a disputar Apple y Samsung, en vista de que las marcas chinas no tienen suficiente reputación en ese país. Otra que sí la tiene es la legendaria Motorola, séptima en el ranking mundial (4%) y que en el primer trimestre ha crecido un 128% en unidades despachadas.

Por ahora, los problemas de suministro de semiconductores no han afectado la fabricación de smartphones. Apple y Samsung están a cubierto, pero las marcas chinas se exponen a sufrir parones logísticos a corto plazo. Una preocupación que intentan resolver a futuro desarrollando sus propios chips, por si en algún momento se vieran forzados a prescindir de Qualcomm o Mediatek, sus proveedores actuales. Por lo que se ve, los próximos meses no van a ser aburridos.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons